europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Internacional Las ONGs critican a los ministros de Pesca por la asignación de...

Las ONGs critican a los ministros de Pesca por la asignación de cuotas del Báltico

ClientEarth denuncia que los ministros de Pesca incumplen la legislación de la UE y agravarán la crisis del ecosistema báltico con la asignación de cuotas.
El 23 de octubre, los ministros de Pesca de la UE fijaron los límites de pesca en el Mar Báltico para el próximo año. Según la ONG, «es probable que sus decisiones infrinjan la legislación de la UE y empeoren la grave situación del Mar Báltico, ya que los Estados miembros han dejado claro que no apoyan los recortes de las posibilidades de pesca en el Báltico para adecuarlas a las obligaciones legales». Las ONG instan a los ministros de pesca a suspender la pesca de las poblaciones gravemente mermadas, como prevé la legislación de la UE en estas circunstancias.

Para evitar el colapso de las poblaciones de peces, los planes de gestión plurianuales de la UE exigen que las posibilidades de pesca se fijen de modo que las poblaciones de peces se mantengan al menos por encima de un nivel mínimo. «Este año, debido a la persistente sobrepesca, los datos científicos muestran que dos poblaciones de arenque del Báltico central y septentrional se encuentran ahora en esta clara línea roja o por debajo de ella. Cualquier pesca dirigida a estas poblaciones de arenque infringiría la legislación de la UE».

Los planes de gestión plurianuales de la UE establecen normas detalladas para fijar las cuotas pesqueras y acordar medidas de emergencia, incluida la opción de vedas completas, de acuerdo con los objetivos de la Política Pesquera Común (PPC) de la UE. Siguiendo las normas del plan de gestión plurianual del Báltico y el estado de estas poblaciones de arenque, la Comisión Europea ha propuesto cerrar la pesca dirigida al arenque en estas dos zonas.

Hasta la fecha, sin embargo, los Estados miembros bálticos han argumentado que la propuesta de la Comisión va demasiado lejos y han cuestionado la interpretación de la normativa vigente. Con ello, los Estados miembros hacen caso omiso de unas normas muy claras y del hecho evidente de que ambas poblaciones de arenque están por debajo de los niveles mínimos acordados.

Nils Höglund, responsable de políticas de la CCB, ha declarado: «Al tratar de eludir las normas del plan de gestión del Báltico y de la PPC en relación con la prevención del colapso de las poblaciones de peces, y al presionar para mantener abierta lo que es en gran medida una pesquería de harina de pescado, el Consejo está incumpliendo tanto la legislación pesquera como la medioambiental de la UE, como la Directiva marco sobre la estrategia marina (MSFD). Es probable que el Consejo Agrifish haga casi imposible la posibilidad de alcanzar un buen estado medioambiental. Este planteamiento debe considerarse doblemente ilegal».

Sara Söderström, responsable de políticas de la Secretaría de Pesca, ha declarado: «La salud del ecosistema del Mar Báltico depende de peces forrajeros como el arenque y el espadín, que alimentan a otros peces, mamíferos y aves marinas. Está claro que la extracción de grandes cantidades de biomasa altera la red trófica y afecta negativamente a la distribución por edades y tallas del arenque, desafiando así los objetivos de la PPC y la MSFD. Si queremos lograr un enfoque ecosistémico de la gestión pesquera, debe aplicarse un enfoque mucho más cautelar».

Bruno Nicostrate, responsable de políticas de Seas At Risk, ha declarado: «Si los Ministros de Pesca de la UE incumplen la legislación comunitaria, no sólo contribuirán a la desaparición de las poblaciones de arenque del Báltico, sino que también allanarán el camino para la diezma de otras especies de peces. Los Estados miembros de la UE deben respetar las mismas leyes que han co-diseñado y firmado y evitar este inminente ecocidio poniendo fin a la pesca de poblaciones de peces en peligro.»

Javier López, Director de la Campaña de pesca sostenible de Oceana en Europa, ha declarado: «Es inconcebible ver cómo los Estados miembros de la UE intentan establecer límites de capturas para las poblaciones del Báltico que ignoran las propias normas que ellos mismos han creado. Varias poblaciones de especies emblemáticas como el bacalao del Báltico oriental y el arenque del Báltico central se encuentran en estado crítico y su pesca dirigida debe cesar. Los ministros no pueden escamotear la ley por conveniencia política, sino que deben aplicarla de forma exhaustiva por el bien de la salud y la sostenibilidad de las pesquerías.»

Arthur Meeus, abogado de ClientEarth especializado en fauna y hábitats marinos, declaró: «Según la legislación de la UE, la sobrepesca debería haber terminado en 2020 para todas las poblaciones. En cambio, la sobrepesca de poblaciones ya agotadas continúa no sólo en el Báltico, sino en todos los mares de la UE. Ya es hora de que una decisión judicial clara ponga fin a este problema sistémico. Ya están en marcha múltiples procesos judiciales para conseguir esta claridad tan necesaria y esperamos con impaciencia la primera sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Esta sentencia oficial del máximo tribunal de la UE será crucial para dar por fin a las normas pesqueras de la UE la fuerza necesaria para garantizar que los Estados miembros sólo puedan gestionar la pesca en consonancia con la ciencia y la ley en el futuro».

NOTAS

NOTAS: (1) El artículo 4.6 del plan plurianual para las poblaciones de bacalao, arenque y espadín del Mar Báltico establece que: «Las posibilidades de pesca se fijarán en cualquier caso de forma que se garantice una probabilidad inferior al 5 % de que la biomasa reproductora descienda por debajo del punto de referencia límite de la biomasa reproductora (Blim) establecido, en particular, en la columna B del anexo II.» https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/?uri=CELEX%3A02016R1139-20201201

El arenque y el espadín desempeñan un papel clave en el ecosistema del Báltico, ya que son una fuente de alimento para los depredadores, como el bacalao y el salmón, y también regulan el plancton. Hoy en día, este valioso recurso se utiliza principalmente para la harina de pescado, más que para el consumo humano.

«Según los últimos datos científicos, el arenque de la zona central del mar Báltico se encuentra en una situación crítica con un panorama desalentador. El arenque de Bothnia también se encuentra en estado crítico y los expertos señalan que, incluso con un cierre total de la pesca, la población no se recuperará a corto plazo. El apartado 6 del artículo 4 del plan de gestión plurianual del Báltico exige explícitamente que «Las posibilidades de pesca se fijarán en cualquier caso de forma que se garantice que la probabilidad de que la biomasa reproductora de la población descienda por debajo de Blim sea inferior al 5 %». Las poblaciones de arenque en cuestión ya se encuentran por debajo de este punto de referencia biológico Blim, por debajo del cual la reproducción se ve perjudicada y el riesgo de colapso de la población es muy elevado».

En 2020, Friends of the Irish Environment y ClientEarth impugnaron ante un tribunal irlandés la decisión del Consejo de la UE de fijar límites para varias poblaciones de peces del Atlántico nororiental por encima de niveles sostenibles.

En una primicia jurídica, el juez irlandés pidió al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que juzgara sobre la validez de esta normativa europea que fija límites de pesca en el Atlántico Nordeste. Tras una vista celebrada en marzo de 2023 ante el TJUE, el Abogado General Ćapeta presentó unas conclusiones en junio de 2023 en las que afirmaba que los límites de pesca insostenibles en el Atlántico Nordeste eran ilegales y recomendaba a los gobiernos que fijaran todos los límites de pesca en niveles sostenibles a partir de ahora. Los grupos ecologistas esperan ahora la sentencia definitiva del TJUE.

ClientEarth también espera audiencias este año para otros dos casos iniciados en 2022 contra el Consejo de la UE por el establecimiento de límites de pesca insostenibles para las poblaciones exclusivas de la UE y las poblaciones compartidas entre la UE y el Reino Unido.

Artículos relacionados

Lo más popular