Noticia general

Modificado el FEMP con medidas de apoyo al sector pesquero y acuícola

El Parlamento Europeo ha dado el último paso para aprobar una modificación del Reglamento 508/2014 relativo al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) con el fin de compensar al sector de la acuicultura y de la pesca por
los severos daños que está causando la crisis del Covid-19, tanto en producción como en los mercados. Previamente, el Consejo de la Unión Europea había dado el viernes el visto bueno a similares propuestas y ambos mejoraron el texto que la Comisión Europea publicó el 2 de abril. En esta ocasión debe reconocerse que las
instituciones europeas han respondido con la urgencia que la situación requería.

La eurodiputada de EAJ PNV Izaskun Bilbao Barandica ha valorado muy positivamente la mejora aprobada hoy en el Parlamento Europeo del apoyo que recibirá el sector pesquero ante la crisis generada por el COVID 19. «Trabajar juntos pensando en las personas, renunciando a protagonismos y con voluntad de acuerdo ha permitido que muchos más profesionales de la pesca y acuicultura, comercializadores y transformadores puedan acogerse a las ayudas para el cese de la actividad, el almacenamiento y la comercialización gracias a un cambio rápido y a la carta de las reglas del fondo europeo para la pesca» ha dicho.

Las modificaciones que ha ratificado el parlamento europeo por la práctica totalidad de los eurodiputados presentes (solo 10 han votado en contra) incorporan también disposiciones específicas para los profesionales de las regiones ultra periféricas y la posibilidad de negociar que las flotas puedan aprovechar al menos parcialmente las cuotas de pesca que no hayan agotado en el presente ejercicio pesquero. También se permite a los estados flexibilizar las normas de aplicación del Fondo Europeo para la Pesca e incluso habilitar nuevas partidas de ayuda aunque hayan agotado los fondos disponibles para este año. Finalmente se han establecido procedimientos para clarificar qué fondos europeos, procedentes de otros programas, pueden complementar las ayudas que se apliquen este año al sector desde el Fondo Europeo Para la Pesca y que contribuyan a diversificar la renta de las comunidades costeras.

Bilbao Barandica ha valorado muy especialmente el esfuerzo del comisario del ramo, el letón Virginius Sinkevicius y del presidente de la comisión de pesca el eurodiputado bretón Pierre Karleskind que han propiciado un dialogo fluido, un proceso de trabajo blindado frente a los intentos de protagonismo que se dan en otros procesos de negociación y que ha permitido centrar rápidamente los objetivos de los cambios que había que hacer en el Fondo Europeo para la pesca para permitir ampliar su cobertura a diversos colectivos. Entre ellos destacan los acuicultores, los nuevos pescadores y los mariscadores y pescadores a pie. Igualmente se han incorporado a las actividades «elegibles» (que pueden ser apoyadas por fondos europeos) los gastos de almacenamiento realizados también por acuicultores y pescadores individuales y las pérdidas que sufran estos colectivos por la caída de la demanda y los precios. Los planes diseñados incorporan también a las ayudas a las mujeres del sector y los oficios tradicionales que habitualmente desempeñan.

Acuilcultura apoyo

Las medidas adoptadas por el Parlamento Europeo se unen a las aprobadas hace dos semanas en el primer pleno que celebró la eurocámara durante la pandemia. En aquella sesión ya se identificaron y señalaron algunas de las mejoras pendientes que han quedado subsanadas con esta segunda modificación del Fondo para la pesca.

En el caso de la acuicultura española (tanto marina como continental) está sufriendo la fuerte retracción de la demanda en los mercados de pescado fresco. Los restaurantes, hoteles y demás servicios de restauración colectiva están cerrados y en las pescaderías de los supermercados los consumidores están optando por el pescado congelado, en conserva o envasado para libre servicio. Por otra parte, las exportaciones se han prácticamente detenido. Esto causa que las ventas de pescado de crianza (cuyo fuerte es la venta en fresco sin envasar) hayan caído dramáticamente un 55 %, y los ingresos de las empresas de acuicultura lo hayan sufrido en similar proporción. Además, al no poder cosechar su producción, en las granjas de acuicultura se están acumulando las crecientes existencias de peces en el agua. Esto conlleva mayores gastos de mantenimiento y el riesgo de superar la capacidad de producción de las granjas.

El nuevo FEMP modificado ofrece dos vías de apoyo a las empresas de acuicultura. Por una parte, el compensar las reducciones de ingresos de las granjas, así como los costes suplementarios de producción y almacenamiento ocurridos entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020, como consecuencia del brote de Covid-19. Y, por otra, activa un mecanismo de almacenamiento de pescado fuera del agua que será operado a través de las Organizaciones de Productores. Para esto último, las instituciones europeas han introducido en paralelo una modificación en el Reglamento 1379/2013 por el que se establece la organización común de mercados en el sector de los productos de la pesca y de la acuicultura. APROMAR deposita la esperanza en que las medidas de compensación directa a las empresas de acuicultura para cubrir la caída de ingresos y los mayores costes sirva para apoyar la superación de la crisis. Por el contrario, no está clara la utilidad del mecanismo de almacenamiento ya que el tiempo para su puesta a punto es limitado y supone cambios sustanciales sobre la estructura actual de venta de las empresas. Sin embargo, el establecimiento de precios de activación y el diseño del sistema debe explorarse en estos momentos. Ahora ya queda en manos de los Estados Miembros de la Unión Europea, y en España también de las Comunidades Autónomas, una aplicación valiente y audaz de las nuevas posibilidades que ofrece el Reglamento.

APROMAR lleva varias semanas en contacto con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación valorando los diferentes borradores de nuevo reglamento del FEMP y esta semana participará en una primera reunión con la Secretaría General de Pesca. Una de las cuestiones esenciales será conocer los fondos que habrá disponibles para enfrentar la emergencia por coronavirus. Pero, dado el insuficiente uso hasta el momento de fondos FEMP en
España, se espera que estas actuaciones puedan dotarse de suficiente presupuesto aprovechando lo no usado. Sin embargo, preocupa a APROMAR la manera en la que las empresas de acuicultura localizadas en regiones en las que la acuicultura está menos extendida, por ejemplo, en algunas comunidades autónomas de interior, podrán acceder a estos fondos en igualdad que el resto. A pesar de las dificultades del momento la acuicultura española es
un sector esencial que permite a los ciudadanos de este país poder seguir encontrando pescado de gran calidad, frescura, valores nutricionales y a precio asequible con el que sobrellevar en condiciones la larga etapa de confinamiento obligado. La actividad de la acuicultura, de enorme proyección en todo el mundo y de la que España es el primer productor de la Unión Europea, se perfila como uno de los pilares para que Europa puedagarantizarse el suministro de alimentos en el futuro.
APROMAR representa una producción total de más de 68.000 toneladas de productos acuáticos de crianza (dato de 2019).

Agilidad de las decisiones

La Unión Europea aprobó el viernes la modificación del FEMP con nuevas medidas de apoyo al sector pesquero y acuícola solicitadas por España. Por ello, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, valora
la agilidad de las instituciones comunitarias para adoptar estas decisiones y destaca que recogen las propuestas españolas. La reforma permite incluir a los mariscadores, a petición de España, como posibles beneficiarios de ayudas por paradas temporales y establece compensaciones por pérdidas económicas a los pescadores de las Islas Canarias Se permite la compensación económica por las pérdidas originadas en la acuicultura y se incrementa la intensidad del apoyo a las Organizaciones de Productores.

La Unión Europea ha aprobado una modificación del reglamento del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) que va a permitir una mejor y más rápida utilización de sus recursos, con el objetivo de hacer frente a las consecuencias socioeconómicas que la situación generada por el COVID-19 está teniendo en el sector de la pesca y la acuicultura.
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha valorado la agilidad y rapidez de las instituciones comunitarias para adoptar estas decisiones, que tienen en cuenta las medidas solicitadas por España. El ministro ha recordado que, desde el primer momento, España ha trabajado intensamente con la Comisión Europea, Consejo y Parlamento Europeo para facilitar la adopción de estas medidas, que tendrán efectos muy beneficiosos para el sector pesquero español.
Durante las negociaciones se ha conseguido incorporar las medidas propuestas por España, como la inclusión de los mariscadores como posibles beneficiarios de las ayudas por paradas temporales provocadas por el

También se ha recogido compensaciones por las pérdidas económicas que esta situación genere en las Islas Canarias, en su condición de región ultraperiférica, así como modificaciones del reglamento dirigidas a
apoyar específicamente el sector de la acuicultura. El ministro ha destacado que esta modificación del FEMP es clave para el mantenimiento del sector pesquero y acuícola, una actividad económica fundamental de la que dependen muchas familias de los pueblos costeros.

PRINCIPALES MEDIDAS

Entre las principales medidas aprobadas destacan:
1. Ayudas a las paradas temporales provocadas por el COVID-19. De estas ayudas se podrán beneficiar tanto la flota como los tripulantes y pescadores a pie, estos últimos a propuesta de España, ya que incluye a los mariscadores. Los requisitos de acceso a esta ayuda son los mismos que están actualmente en vigor, flexibilizándose el acceso a la parada para buques, tripulantes y pescadores a pie cuyo tiempo de registro o embarque es inferior a dos años.
2. En el sector de la acuicultura, se permite la compensación económica por las pérdidas originadas, ya sea por la suspensión temporal de la actividad, por la reducción de la producción y ventas o por los costes adicionales provocados por el almacenamiento de stocks en las empresas productoras.
3. Se incrementa la intensidad del apoyo a las Organizaciones de Productores, hasta un máximo de un 12% de la media anual del valor de la producción de los tres años anteriores.
4. Se reintroducen las ayudas al almacenamiento, como medida de apoyo a los mercados. Este apoyo se mantiene dentro del marco de las Organizaciones de Productores, pero se extiende a todos los productos del código NC 0302 recogidos en el anexo I del Reglamento (UE) 1379/2013, e incluye los productos acuícolas. Además, se permitirá almacenar hasta el 25% del total de la producción comercializada y del 20% del valor anual medio de la producción comercializada en el periodo 2017-2019.

5. En el caso específico de las Islas Canarias, en su condición de Región Ultra-periférica, en respuesta a la petición de España se permitirá que se puedan compensar las pérdidas económicas que se produzcan como consecuencia de la COVID-19. Estas ayudas se enmarcarán dentro del Plan de Compensación de Canarias y establece un procedimiento simplificado de 15 días para la modificación rápida de los Planes de Compensación de los Estados Miembros. De igual forma, se modifican los techos de financiación establecidos para determinadas medidas y se flexibilizan los de otras, lo que va a permitir a los Estados miembros una utilización más eficiente de los recursos y concentrar sus esfuerzos en paliar las consecuencias de esta crisis. Con el fin de poder facilitar la tramitación de las ayudas mencionadas, todas las actuaciones y medidas se circunscriben al periodo comprendido entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020.

Con el conjunto de estas medidas se aportan soluciones, ha resaltado el ministro Planas, a los distintos segmentos de la actividad pesquera y acuícola, a las que se proporciona una red de seguridad, tanto a su estructura productiva como a los mercados, afectados por la actual situación. El objetivo final es lograr que, una vez finalizada esta crisis, se pueda reanudar con normalidad la actividad pesquera y acuícola, sector estratégico en el ámbito nacional y comunitario. Tras los trámites iniciados por las distintas instituciones comunitarias, el pleno del Parlamento Europeo ha aprobado hoy la propuesta de modificación del FEMP presentada por la Comisión Europea para paliar los efectos del COVID-19 sobre el sector pesquero. A la propuesta inicial de la Comisión se han incorporado importantes mejoras acordadas durante el proceso de debate por el Parlamento Europeo y el Consejo. La CE también procederá a su ratificación en los próximos días.

3520   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios