europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio noticias de pesca La flota de bajura de Bizkaia contará con cardioprotección

La flota de bajura de Bizkaia contará con cardioprotección

El sector pesquero de bajura contará con un servicio de Cardioprotección
La iniciativa contempla la instalación de un desfibrilador semiautomático náutico en un maletín de protección en 40 barcos pesqueros y en las cofradías.


La instalación de desfibriladores en los barcos ofrece una seguridad añadida a sus tripulaciones ya que en campañas como la del Bonito, se adentran en alta mar y, en caso de emergencia, los buques medicalizados de apoyo pueden tardar en llegar entre 15 y 30 minutos.

 La Organización de Productores de Pesca de Bajura de Bizkaia  (OPESCAYA) ha contratado a Almas Industries B+Safe la cardioprotección de su flota. El contrato contempla la instalación de un desfibrilador semi-automático náutico en un maletín de protección en 40 barcos pesqueros y en las cofradías, instalados en su vitrina.

La iniciativa se enmarca en los objetivos de OPESCAYA, constituida en 1986 para adoptar las medidas necesarias para asegurar el ejercicio racional de la pesca y la mejora de las condiciones de venta de su producción, en el ámbito territorial histórico de Bizkaia. En este sentido, su flota asociada realiza una pesca artesanal y sostenible, que proporciona al consumidor productos de origen local con altísima frescura y calidad.

Gracias a estos desfibriladores, los barcos ofrecen una seguridad añadida a sus tripulaciones ya que en campañas como la del Bonito, se adentran en alta mar y, en caso de emergencia, los buques medicalizados de apoyo pueden tardar en llegar entre 15 y 30 minutos.

“Para nosotros -explica Aurelio Bilbao, director de OPESCAYA -los buques de apoyo del Instituto Social de la Marina son cruciales en las emergencias en la mar y estamos muy agradecidos de tener siempre dos de ellos cercanos a las flotas, pero, al disponer de un gran número de barcos, debemos tener todos los medios a nuestro alcance para dar respuesta a cualquier tipo de emergencias”. Los barcos disponen de un botiquín muy completo que no incluye el desfibrilador. “Sabemos que los desfibriladores semiautomáticos son muy sencillos de usar, y con ellos podemos salvar vidas que, de otro modo y a tanta distancia de tierra, lo más probable es que no se pudiera”.

Entre todos los barcos podremos cardioproteger a 130 personas, a las que se pueden añadir las tripulaciones de otros barcos cercanos, pudiéndoles asistir con estos equipos. Los desfibriladores van en maletines especiales diseñados para su uso en el barco y se colocarán en los puntos que permitan mayor accesibilidad en caso de necesidad. Además de su suministro e instalación, B+Safe formará en su uso y en técnicas de Resucitación Cardio Pulmonar (RCP) y Soporte Vital Básico (SVB) y uso del desfibrilador a, al menos, dos personas por barco.

Según Aurelio Bilbao, este instrumento puede ser vital para la salud de los tripulantes, por lo que todos los barcos deberían reflexionar sobre la autoinstalación de un desfibrilador a bordo.
ANEXO


Espacios cardioprotegidos conectados
La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos.

Estas zonas cuentan con, al menos, un desfibrilador, con mantenimiento garantizado y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador.  El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es de un máximo de 5 minutos.

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, denominados:

Cadena de Supervivencia:

Reconocimiento y llamada al servicio de emergenciaUna rápida resucitación cardiopulmonar (RCP)Desfibrilación tempranaSVB y cuidados post-resucitaciónProyecto+Vida

Proyecto de RSC de B+SAFE creado para fomentar el cuidado del corazón y una cardioprotección eficaz, así como enfocar la tecnología al servicio de la seguridad y la prevención en las organizaciones.

Nuestras acciones: sensibilización sobre la cardioprotección, fomento de hábitos de vida saludables, formación de conocimientos básicos en RCP/SVB, cardioprotección de eventos, donación de desfibriladores, donación de sistemas de seguridad para prevención, organización de eventos y talleres.

Acerca de B+SAFE

B+SAFE es la filial española del GRUPO ALMAS INDUSTRIES multinacional líder en tecnologías de la salud y seguridad para las empresas. B+SAFE es especialista en la aplicación de tecnologías innovadoras en la seguridad corporativa a nivel de accesos, bienes y personas.

ALMAS INDUSTRIES es la división de Butler Industries con soluciones tecnológicas de valor añadido vinculadas a la salud y seguridad de las empresas, siendo especialistas en el área de Biometría y en el área de Healthcare. Desde B+SAFE ofrece la gama más avanzada de soluciones, dando cobertura a todo el territorio nacional, tanto en la comercialización e instalación como el servicio y mantenimiento, de todas las soluciones. B+SAFE está presente en la Comunidad de Madrid, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana, Andalucía, Galicia, Baleares y Canarias, prestando servicio en todas las provincias.
Artículos relacionados

Lo más popular