Europa

La FAO organiza un simposio con proyectos innovadores relacionados con la pesca

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha iniciado, en su sede, en esta capital un simposio internacional sobre la sostenibilidad de la pesca.En conferencias, mesas redondas y actos paralelos, los 500 delegados al evento analizarán la situación de la pesca a nivel mundial y regional y cómo mejorar la sostenibilidad de los recursos que serán cruciales para alimentar a un planeta con nueve mil millones de personas en el futuro.

La gestión de la pesca frente al cambio climático, el uso de tecnologías emergentes y las mejoras en la cadena de valor, son parte también de la agenda temática del encuentro, el cual concluirá el 21 de noviembre, fecha de celebración del Día Mundial de la Pesca.

El programa prevé que de las conclusiones técnicas surja una declaración política de alto nivel sobre el papel, el valor y el estado de sostenibilidad de la pesca de captura mundial y regional en el siglo XXI.

Tal documento será presentado para su aprobación durante la celebración del 25 aniversario del Código de Conducta para la Pesca Responsable el cual se realizará durante el trigésimo cuarto Comité de Pesca de la FAO en julio del año próximo.

Previo a la ceremonia de apertura del simposio se desarrollará un Foro de Innovación, tema que estará presente en charlas informales que se realizarán durante la semana del evento.

Entre ellas estarán el uso de piel de pescado para quemaduras, residuos de pescado para crear plásticos biodegradables, tecnología de cadena de bloques en el sector de los alimentos marinos, drones con inteligencia artificial para luchar contra la pesca ilegal y productos pesqueros para confeccionar ropa y accesorios.

De igual modo, la FAO, Global Fishing Watch, la Fundación AZTI (centro tecnológico experto en la cadena de valor del mar y la alimentación) y la Autoridad Pesquera de Seychelles presentarán hoy un Atlas sobre el uso de sistemas de identificación automática para controlar la actividad pesquera.

Esta, según describe la FAO en un comunicado, presenta las oportunidades y retos para la cartografía y análisis de la actividad pesquera, así como la presencia e intensidad de las actividades pesqueras en todas las regiones, entre otros asuntos.

Qu Dongyu, director general de la FAO, hará la apertura del simposio y entre otros oradores de la jornada inaugural están previstos en la agenda Peter Thomson, enviado especial de la ONU para los Océanos; el director general adjunto de la FAO para Pesca y Acuicultura, Manuel Barange, así como ministros de Pesca de diversos países.

Proyectos innovadores

Entre los proyectos presentados estaba el bioplástico, surgido de los desechos de peces de la diseñadora británica Lucy Hughes ganadora del primer premio del Premio James Dyson 2019. Por medio de un material fácilmente biodegradable que podría ser «parte de una respuesta global» a la contaminación plástica de un solo uso, Hughes se aupó con el Premio internacional James Dyson.

El bioplástico MarinaTex de Hughes es fuerte, translúcido y flexible, lo que lo convierte en una posible alternativa para envases de un solo uso, como bolsas y envoltorios de sándwich.

A diferencia de los materiales actuales utilizados para estos fines, se descompone en los desperdicios de alimentos en el hogar o en contenedores de compostaje, y sus ingredientes clave son escamas de pescado y productos de desecho para la piel que MarinaTex evita que terminen en vertederos.

El premio de Hughes por ganar el Premio James Dyson en general es de £ 30,000, y venció a diseñadores de otros 27 países para obtener el premio internacional.

El inventor británico James Dyson, quien cada año selecciona al ganador del gran premio en la competencia internacional de diseño de estudiantes que lleva su nombre, dijo que el material tenía el potencial de reemplazar los plásticos tradicionales de un solo uso.

«MarinaTex resuelve elegantemente dos problemas: la ubicuidad del plástico de un solo uso y los desechos de pescado», dijo. «Una mayor investigación y desarrollo asegurará que MarinaTex evolucione aún más, y espero que se convierta en parte de una respuesta global a la abundancia de desechos plásticos de un solo uso».

Hughes creó MarinaTex para su proyecto de último año en el curso de diseño de producto en la Universidad de Sussex, de donde se graduó recientemente.

Se había propuesto crear algo utilizando un flujo de residuos en lugar de materiales vírgenes, lo que la llevó a la industria pesquera del Reino Unido. Realizó más de 100 experimentos para refinar la mezcla bioplástica, principalmente utilizando la estufa de la cocina en su alojamiento para estudiantes.

Las escamas de pescado y la piel eliminada durante el procesamiento generalmente terminan incinerados o enterrados en vertederos. Y con «un estimado de 500,000 toneladas de tales desechos producidos anualmente por las pesquerías del país», parece posible que Marinatex pueda ampliarse a la producción industrial.

Hughes dijo que los desechos de un bacalao del Atlántico son suficientes para producir 1.400 bolsas MarinaTex.

3170   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios