Noticia general

El patudo, centra los debates de la reunión ICCAT iniciada en Palma de Mallorca

de la El patudo es el centro de las discusiones de los primeros debates abiertos de la reunión Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat) que se reúne hasta el 25 de noviembre, en Palma de Malloeca. Alrededor de 50 estados deben acordar cómo gestionar las existencias de túnidos a largo plazo.
Tras haber logrado restablecer las reservas de atún rojo gracias a una drástica reducción de las cuotas a finales de los años 2000, científicos y ONG esperan ahora que se logre lo propio con el atún patudo.

En efecto, el Thunnus obesus o patudo, apreciado en conserva y en sashimi, es víctima de la sobrepesca y de una gran mortalidad entre los jóvenes especímenes.

«Las reservas de patudo están muy mal», confirma Daniel Gaertner, investigador del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) y uno de los científicos encargados de evaluar su estado.

Pero los miembros de la ICCAT no lograron ponerse de acuerdo en 2018 en Drubrovnik (Croacia) sobre una reducción de las cuotas ni sobre la idea de incluir en ellas a nuevos países.

La cuota actual de 65.000 toneladas solo concierne los principales pescadores en el Atlántico, entre estos Japón y la UE. Los otros escapan a estos límites. Resultado: en 2017, el total de capturas rozó las 80.000 toneladas, un nivel que conduce a la sobreexplotación. Brasil, Panamá, Belice, Curaçao, Senegal, Cabo Verde y Ghana podrían a la vez ser sometidos a cuotas.
Según Julio Morón, director gerente de OPAGAC, “ICCAT debe coger las riendas y proponer un sistema de gestión eficaz, que no dependa de controles de captura, considerados deficientes por muchos de sus miembros”.Según OPAGAC, el hecho de que el patudo, junto al rabil (Thunnus albacares) y el listado (Katsuwonus pelamis), sean capturados por un gran número de países y comercializados en un mercado internacional muy heterogéneo, dificulta su gestión. Esta realidad ha aumentado, a juicio de OPAGAC, los problemas de muchas partes de ICCAT para controlar las capturas de sus flotas, con el consiguiente deterioro de la calidad de las estadísticas. En concreto, la flota señala, entre los signos de este deterioro, la falta de control de las capturas por parte de algunos miembros sujetos a cuotas, un posible aumento de los descartes, raramente declarados, en el caso de las flotas de palangre asiático sujetas a cuotas, y, por último, un aumento sustancial de las capturas de algunos países no sujetos a regulación, con la finalidad de reclamar futuros derechos.En Palma de Mallorca, se examinará una propuesta que pretende reducir la cuota entre 57.500 y 60.000 toneladas hasta 2022. Los países que pescaron un promedio de más de 1.250 toneladas de atún patudo anual entre 2014 y 2018 también podrían quedar sujetos a un límite.

– Cambio climático –

«Una cuota de 60.000 toneladas sería demasiado elevada» y supondría «un periodo de restablecimiento demasiado largo», indicó Grantly Galland, experto de la ONG Pew Charitable Trusts, que milita por un límite a 50.000.

También se debatirá la pesca de especies como el atún claro, que por primera vez fue objeto de una evaluación científica, y de tiburones.

En el primer caso, la cuota «anual para 2020 y los años posteriores del programa plurianual se eleva a 110.000 toneladas (…) y así deberá permanecer», recomienda la Comisión.

WWF es partidaria de prohibir algunas zonas a la pesca durante periodos determinados para reducir las capturas de atunes patudos y atunes naturales jóvenes.

Para la IPNLF, asociación que apoya a los pequeños pescadores con cañas, las medidas tomadas deberán tener en cuenta «los derechos especiales de los Estados costeros en desarrollo».

En cuanto a los tiburones, un texto defendido principalmente por Senegal recomienda que «los makos sean liberados, muertos o vivos».

Esta especie, la más rápida entre los tiburones y en peligro a nivel mundial debido a la sobrepesca, se beneficia desde hace unos meses de la protección de la CITES, que fija las reglas del comercio internacional de más de 35.000 especies de fauna y flora salvajes.

La reunión tendrá lugar varias semanas después de la publicación de un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU sobre los océanos. El IPCC advirtió de que además de la sobrepesca, el calentamiento de los océanos y su impacto en las especies que los habitan obligará a la reducción de las cuotas.

Planas por la gestión sostenible

Como líder en capturas de túnidos en la UE, España ocupa el quinto puesto mundial; también es el primer productor de conservas de pescado de la UE y segundo del mundo, que comercializa en más 140 países, por lo que el ministro ha asegurado que el tema de la reunión de la ICCAT es “de gran interés” para España.

Planas ha destacado la relevancia de las organizaciones regionales de pesca, y sobre todo de la ICCAT, dada “la importancia de una gestión sostenible de los stocks que requiere la cooperación de toda las partes interesadas”.

“Los recursos pesqueros y especialmente los túnidos y otras especies altamente migratorias no entienden de fronteras, de nada servirían las obligaciones que individualmente nos impusiéramos los países si no fuéramos conscientes de la necesidad de una responsabilidad compartida entre todos los que realizamos la misma pesquería”, ha destacado.

El ministro ha explicado que esta vigesimosexta reunión de la ICCAT, la problemática que se abordará se centra sobre todo las medidas que afectan a los túnidos tropicales y fundamentalmente al patudo, también al marrajo dientuso y a los tiburones pelágicos migratorios.

En una rueda de prensa ha detallado que, en relación con el patudo, el problema fundamental que le afecta es “la existencia de países terceros en situación de sobrepesca del stock” por lo que la Comisión Europea ha hecho una propuesta de reducción del TAC y asignación de cuotas a los países con más de 1.250 toneladas de capturas, “quedando abierta la negociación en clave de reparto y otros aspectos técnicos”.

Plan anual para evitar excesos de pesca

Se busca limitar la pesca para permitir, “como ha sido el caso del atún rojo”, preservar de cara al futuro. Ha dicho sobre su posición que “España quiere que esas medidas sean equilibradas y que haya un plan anual de capacidad para cada parte contratante y que se eviten esos excesos de pesca”.

En cuanto al marrajo dientuso ha dicho que es una pesca accesoria para la flota de palangre de superficie que pesca pez espada y se propone que la gestión refuerce la norma vigente y sitúe el TAC en 500 toneladas, según la propuesta de la UE. “Apoyamos el mantenimiento de la norma actual de gestión que hace posible la captura del marrajo dientuso, porque es fundamental para la continuidad en la pesca del pez espada”, ha detallado.

Sobre la postura en relación a los tiburones pelágicos, Planas considera que “es un buen momento para fijar cuotas de tiburón azul”. “Somos un país que cuenta con las mayores capturas históricas y se trata de establecer un plan de conservación que permita la continuidad de este stock pesquero”, ha añadido.

Planas ha puesto como ejemplo de gestión lo ocurrido con el atún rojo del Atlántico oriental y del Mediterráneo, que considera que demuestra que cuando los compromisos son asumidos por todas las partes se avanza “en la buena dirección”.

Ha recordado que en 2008 ICCAT estableció un ambicioso plan de recuperación “que supuso un enorme sacrificio para las flotas pero que logró su objetivo en solo 10 años, mucho antes de lo previsto”.
El ministro ha indicado que en España muchos barcos artesanales se vieron privados del acceso a los recursos pero tras la recuperación “han podido volver ordenadamente y de forma muy prudente a incorporar la flota que quedó excluida”.

También se ha referido al atún rojo la presidenta del Govern, Francina Armengol, y a la importancia de los mecanismos que estableció ICCAT para su conservación: “Eso es sostenibilidad: pescar de manera responsable, sin excesos y protegiendo la biodiversidad de mares y océanos ,garantizando el futuro de una actividad pesquera que esta en el ADN de estas islas y de la mayor parte de la humanidad”, ha añadido.

Armengol ha reivindicado un aumento de las cuotas de atún para la pesca artesanal de las islas, porque si bien se ha incrementado “todavía es insuficiente” y considera que “en justo que esa recuperación beneficie especialmente a este segmento de pesca”.

Ha defendido que “es indispensable trabajar juntos, con unidad de objetivos y de acción”, ha destacado el compromiso del Govern con la conservación, con 11 reservas marinas además del Parque Nacional de Cabrera recientemente ampliado

2944   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    Directorios

    Directorios