jueves, agosto 18, 2022
Inicio Marina Mercante Jeff Bezos abandona el Stena Freighter para recuperar componentes de cohetes

Jeff Bezos abandona el Stena Freighter para recuperar componentes de cohetes

Jeff Bezos abandona el uso del Stena Freighter para recuperar componentes de cohete.En su momento, Blue origin, la empresa espacial de Jeff Bezos, había comprado en 2018 el ro-ro Stena Freighter para recuperar componentes de cohetes. Un proyecto que finalmente se ha quedado en nada.

Mientras el antiguo buque cisterna Stena roro, rebautizado como Jacklyn, en homenaje al nombre de pila de la madre del multimillonario propietario de Amazon, está a la espera en Pensacola (Florida), la portavoz de Blue origin dijo a la CNN que la empresa estaba buscando una alternativa más «rentable» para recuperar los propulsores de la primera etapa. Su rival SpaceX, de Elon Musk, ha desarrollado tres barcazas autónomas para el aterrizaje. Se desconoce el destino del Jacklyn.

Fuente: Blue Origin

Al igual que sus competidores Elon Musk y SpaceX, Blue Origin, la empresa espacial del fundador de Amazon Jeff Bezos, tenía intención de hacer aterrizar la primera etapa de sus cohetes sobre una embarcación en el mar. Para ello se había hecho con el Stena Freighter, un buque ro-ro construido en 2004 y que reformará para convertirlo en su plataforma flotante de aterrizaje.

Durante décadas, el liderazgo de la industria espacial había recaído en empresas estatales o creadas por el esfuerzo común de diferentes países, como la NASA o la Agencia Espacial Europea. Pero el siglo XXI ha traído al escenario aeroespacial nuevos actores, empresas privadas como Virgin Galactic, SpaceX o Blue Origin que se han unido a la carrera espacial.

Fundada en el año 2000 por Jeff Bezos, Blue Origin llevaba casi veinte años desarrollando tecnología que abaratase el acceso al espacio, centrados en diseñar y construir un cohete capaz de despegar y aterrizar verticalmente con el que alcanzar la órbita de la Tierra. Y al igual que SpaceX, una manera de ahorrar costes es recuperando la primera etapa de sus cohetes para volver a utilizarlos de nuevo.

Tradicionalmente, los cohetes lanzados al espacio desde Cabo Cañaveral por la NASA se desprendían de sus primeras fases, que se destruían en su reentrada o caían directamente al océano Atlántico. Pero en el año 2010, Blue Origin solicitó la patente para recuperar estas primeras fases mediante su aterrizaje en un buque en alta mar. La reclamación de SpaceX, argumentando que esta idea ya se había planteado con anterioridad, hizo la patente imposible y permitió a estos últimos desarrollar su tecnología propia para hacer aterrizar la primera fase de su cohete Falcon 9 sobre sus buques autónomos

Por ahora Blue Origin solo ha lanzado vuelos suborbitales, superando por poco los 100 kilómetros de altura en cada uno de los lanzamientos de su cohete New Shepard, y recuperando la primera fase del cohete haciéndola descender verticalmente en sus instalaciones de Texas.

Haz click en la imagen para verla ampliada (fuente: Reddit)

El futuro de Blue Origins pasa por el desarrollo de su nuevo cohete, el New Glenn, con el que podrán realizar vuelos orbitales. Al igual que en el New Shepard, la primera fase del New Glenn será recuperable, pero en este caso descendiendo sobre el océano. Y para ello, Blue Origin se ha comprado un barco, el buque ro-ro Stena Freighter.

Fuente: @JeffBezos

Construido para Stena Traffic, uno de los mayores operadores de ferries del mundo, entre 1997 y 2004 en los astilleros italianos de Viareggio y La Spezia y finalizado en el croata de Elektromehanika en Rijeka, el Stena Freighter entró en servicio en 2004 dando servicio a la línea que une la ciudad sueca de Gotemburgo y la alemana de Travemünde, transportando todo tipo de carga rodada.

El Stena Freighter (fuente: Balticshipping.com)

El buque fue comprado en agosto de 2018 por la empresa aeroespacial, y aunque en un primer momento se creía que se dedicaría al transporte de los componentes de los cohetes desde las plantas de fabricación hasta la base de lanzamiento en Cabo Cañaveral, Bob Smith, CEO de Blue Origin confirmó en octubre que el buque se convertirá en la plataforma de aterrizaje en alta mar de la primera fase del New Glenn.

Fuente: Blue Origin

Ahora el buque se encuentra en el puerto de Pensacola (Florida, EE.UU.), en donde será reformado para cumplir con su nueva misión. El primer lanzamiento del New Glenn tendrá lugar en 2021, así que Blue Origin tiene tiempo más que suficiente para tener listo el buque para ese momento.

Artículos relacionados

Lo más popular