europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Acuicultura Ifremer apoyará los retos de futuro de la ostricultura francesa

Ifremer apoyará los retos de futuro de la ostricultura francesa

Ifremer

Un estudio realizado por científicos del Ifremer, el CNRS y varias universidades francesas ha arrojado luz sobre la historia de la ostricultura francesa, un recorrido desde la década de 1970 hasta 2018. El estudio se centra en los tres lugares más productivos de Francia: la bahía de Veys en Normandía, la cuenca de Marennes-Oléron en Charente-Maritime y la laguna de Thau en Occitania. El proyecto Retroscope pretendía desvelar no sólo la historia ecológica y económica de estas zonas, sino también su historia social, con el apoyo de quienes viven a diario la ostricultura.

Para desentrañar los secretos del pasado, los investigadores examinaron con precisión datos medioambientales, sanitarios y económicos, interrogando también a 168 ostricultores sobre su oficio y los cambios a lo largo del tiempo.

Los científicos han identificado momentos críticos en la historia de la ostra, como la gran mortandad de los años setenta, que llevó a la adopción de la ostra japonesa, y su posterior expansión mediante innovaciones tecnológicas. Tuvieron que sortear crisis sanitarias, contaminación y cambios legislativos, que desembocaron en los episodios de mortalidad que han afectado a la ostricultura desde 2008.

Los ostricultores han respondido con resiliencia, adoptando nuevas especies y métodos de cultivo, mecanizando los procesos y centrando sus esfuerzos en la venta directa y el transporte marítimo.

El proyecto Retroscope también puso de relieve los retos medioambientales, como la calidad del agua y los efectos del cambio climático. En Normandía, por ejemplo, persiste la lucha contra la contaminación, mientras que la cuenca de Marennes-Oléron se enfrenta a riesgos climáticos como tormentas y sequías, así como a la preocupación por la diversidad del fitoplancton y la contaminación microbiana.

Sin embargo, los ostricultores siguen siendo optimistas sobre su futuro y confían en su capacidad para adaptarse a un entorno cambiante.

Al apoyar a los cultivadores mediante la investigación y la observación, Ifremer se compromete a proporcionarles las herramientas que necesitan para superar los retos actuales y futuros, manteniendo vivo un sector tradicional que es fundamental para la identidad y la economía de las comunidades costeras francesas.

Artículos relacionados

Lo más popular