europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Sector Pesquero ICES recomienda una reducción del 50% de las capturas de arenque en...

ICES recomienda una reducción del 50% de las capturas de arenque en el Báltico

El dictamen no es positivo para algunas de las principales poblaciones comerciales. Muchas de las poblaciones de arenque tienen problemas. Para el arenque del Báltico occidental, el dictamen es de captura cero. El dictamen para el arenque del Báltico central recomienda una reducción del 50% de las capturas, ya que la población está por debajo de Blim (el punto de referencia biológico por debajo del cual se corre el riesgo de reducir el reclutamiento). Ante el declive de muchas poblaciones de peces, el CIEM planea profundizar en la dinámica de esta ecorregión, tras la publicación sobre las posibilidades de pesca en el Mar Báltico en 2024.

El tamaño de la población de arenque en el Golfo de Botnia también se está acercando al Blim. Aunque en los lechos de hierba marina -un valioso hábitat de cría para el bacalao- se han registrado grandes cantidades de juveniles de bacalao, estos peces no progresan hasta la fase adulta y la recomendación para las poblaciones de bacalao oriental y occidental es de cero o casi cero capturas. El número de salmones también está disminuyendo, por lo que el dictamen recomienda que no se capturen salmones en el mar.

Conservación del bacalao
La degradación del hábitat, la contaminación y el cambio climático están contribuyendo a deteriorar las condiciones del bacalao, lo que ha llevado a incluir por primera vez un asesoramiento de conservación para estas poblaciones que recomienda «Esfuerzos de restauración del hábitat, centrándose en la reducción de la eutrofización para mejorar el contenido de oxígeno del fondo». En 2013, el bacalao fue categorizado como Vulnerable en la Lista Roja de HELCOM para el Mar Báltico y Kattegat.

Condiciones del mar Báltico
El mar Báltico se enfrenta a muchos desafíos, y sus condiciones se han ido deteriorando en la última década. La sobrepesca y la destrucción de hábitats han afectado a la biodiversidad y al equilibrio ecológico del mar. El ecosistema marino del Mar Báltico es conocido por sus aguas salobres, mezcla de agua dulce y salada, resultado de la afluencia de muchos ríos y del intercambio limitado con el Mar del Norte. Los ríos, junto con la escorrentía agrícola, también contribuyeron históricamente al alto contenido de nutrientes. Estos nutrientes, como el nitrógeno y el fósforo, favorecen la eutrofización, lo que provoca el crecimiento de algas y otros productores primarios. La formación de floraciones de algas nocivas puede reducir los niveles de oxígeno en el agua, dando lugar a zonas hipóxicas o anóxicas donde la vida marina lucha por sobrevivir. La contaminación procedente de actividades industriales, incluido el transporte marítimo, agrava la degradación del medio ambiente.

¿Cómo avanzar?
El CIEM reconoce la necesidad de tomar medidas significativas, ya que para muchas poblaciones se ha fijado el límite de capturas cero o casi cero. En el pasado ha habido una serie de iniciativas que han dado lugar a recomendaciones que podrían abordar los numerosos retos de la ecorregión, como nuestro Grupo de Trabajo sobre la Evaluación de las Pesquerías del Báltico, el Grupo de Trabajo sobre las Evaluaciones Integradas del Mar Báltico, el Taller sobre el asesoramiento operativo en materia de pesca basada en los ecosistemas para las poblaciones del Báltico y el Taller sobre la gestión basada en los ecosistemas del Mar Báltico.

Todos

Artículos relacionados

Lo más popular