miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio Investigación Hilario Murua: “El cumplimiento de las medidas adoptadas por las OROPs es...

Hilario Murua: “El cumplimiento de las medidas adoptadas por las OROPs es alto, pese a algunas excepciones”

Hilario Murua, Científico principal de la Internacional Seafood Sustainability Foundation (ISSF), doctor en Biología por la Universidad del País Vasco e investigador con 25 años de experiencia en la dinámica de poblaciones de peces, evaluación y gestión de pesquerías. En años recientes su investigación se ha centrado en la biología, pesca, dinámica de poblaciones y gestión de atunes tropicales. Actualmente, participa en el Comité Científico de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico, la Comisión Interamericana del Atún Tropical y la Comisión de Túnidos del Océano Índico.

¿Podría hacernos un repaso de la situación biológica de aquellas especies de túnidos destinadas a la transformación?.


Existen 5 Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROPs) que gestionan las 7 especies de túnidos comerciales (bonito del norte, atún listado, atún aleta amarilla o rabil, patudo, y 3 especies de atún rojo) que en total hacen un total 23 poblaciones de túnidos distribuidos en los distintos Océanos. Las capturas de esas 7 especies han aumentado constantemente desde los inicios de las pesquerías de túnidos en los años 50 del siglo pasado y actualmente las capturas son de alrededor de 5 millones de toneladas. Del total de capturas un 57% es de listado, el 29% de las capturas corresponden al rabil, y un 8 % al patudo. Y por artes, un 66% del total de capturas se pesca con el cerco (un 36% al cerco con Dispostivos Agregadores de Peces – FADs en sus siglas en inglés), un 10% al palangre y un 8 al caña de cebo vivo. Según el informe técnico sobre el estado de las poblaciones de atún que hacemos en ISSF y que publicamos 2 o 3 veces anualmente en base a las conclusiones de las RFMOs (https://iss-foundation.org/about-tuna/status-of-the-stocks/interactive-stock-status-tool/), alrededor del 88% de las capturas viene de poblaciones saludables y el 12% de las capturas necesitan medidas de gestión más severas para reducir el esfuerzo pesquero y recuperar esas poblaciones a niveles saludables. En general se puede decir que todas las poblaciones de listado (las del Océano Atlántico, Índico, Pacífico Oeste, Y Pacífico Este) y la mayoría de bonito están en buena situación, pero se necesitan medidas de gestión para recuperar el patudo del Océano Atlántico, Índico y Pacífico Este, el atún rojo del Pacífico, el bonito y el rabil del Índico.


¿Cuáles son las posibles medidas e iniciativas para garantizar una gestión sostenible de los recursos atuneros?


-ISSF publica en varios informes técnicos, tanto para el palangre como para el cerco tropical, lo que desde nuestro punto de vista son los retos de gestión y recomendaciones de buenas prácticas de pesca para asegurar la sostenibilidad de las poblaciones. En los últimos años y debido al aumento de la pesca con Dispositivos Agregadores de Peces (FADs en inglés, que actualmente contribuye alrededor del 36% del total de capturas de túnidos) también publicamos buenas prácticas para una gestión sostenible de la pesca de FADs que como todo el mundo es consciente está actualmente, o quizás mejor dicho lleva desde tiempo atrás, en el centro de la discusión de la pesca de túnidos. En ese informe técnico de gestión sostenible de la pesca de FADs identificamos 6 buenas prácticas de alto nivel que las pesquerías deberían acometer. Y esa es la base para la Medida de Conservación 3.7 sobre Políticas de gestión de FADs que ISSF ha acordado y donde los barcos deben mostrar transparentemente que cumplen con esas buenas prácticas de suministro de datos de pesca en FADs a las OROPs, suministro de datos de posición y biomasa de las ecosondas de los FADs para contribuir a la mejora de la gestión de las poblaciones y que permitan acordar medidas de gestión del número de FADs con base científica, el uso FAD no-emmallantes y biodegradables, y reducción de la captura y mortalidad incidental de tiburones; por ejemplo. También se necesita abordar la mejora continua de la colección de datos e investigación que apoyan el consejo científico, el desarrollo de procedimientos degestión robustas, 100% de observación a bordo de barcos pesqueros, gestión efectiva de la capacidad de pesca y aumento del cumplimiento por los países de todas lasmedidas adoptadas por las OROPs a través de una mejora del control, seguimiento y la vigilancia de las pesquerías.


¿Existe un respeto a la normativa sobre la gestión sostenible de la cadena de la flota y la industria atunera?der tu producto imagino que da más de un quebradero de cabeza al armador?


Las cinco Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROPs) gestionan las poblaciones de túnidos. Como he comentado anteriormente existen 5 Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROPs) que gestionan las poblaciones de túnidos. Y es en esas organizaciones dónde se acuerdan las medidas de gestión para asegurar la sostenibilidad de las poblaciones (con más o menos éxito dependiendo de la región). Y los países miembros de esas organizaciones deben cumplir con las medidas que adopta la OROPS. Además, en las OROPs existe un organismo de cumplimiento que verifica el progreso de la puesta en práctica de esas medidas y el cumplimiento de los países. En general, diría que el cumplimiento de las medidas se respeta, aunque siempre hay excepciones, las cuales están identificadas por las OROPs para intentar tomar medidas correctoras.

¿Están siendo efectivas las medidas respecto a cómo se actúa al respecto en distintos países no comunitarios, o si se respeta igualmente la sostenibilidad?


-En la línea de la respuesta anterior, en general el cumplimiento por parte de los países de las medidas de gestión adoptadas por las OROPs se podría decir que es grande, aunque existen excepciones.


¿Está asegurado el abastecimiento sostenible del atún para la demanda mundial en función la situación de los recursos pesqueros?

La captura total de las especies de túnidos comerciales se sitúa actualmente en torno a los 5 millones de toneladas. A su vez, se estima que el rendimiento máximo sostenible de todas las poblaciones de túnidos comerciales suma alrededor de 5.5. millones de toneladas por lo que existe poca posibilidad de incrementar las capturas. En general, las poblaciones de patudo y rabil están a niveles de MSY y el listado podría generar algo más de rendimiento, pero como casi todo se pesca a FADs un aumento del listado conllevaría un aumento de la captura de patudo y rabil que sería detrimental paraestas especies.
Además, la OROP del Pacífico Oeste y Central -WCPFC, en inglés- (dónde se podría aumentar la captura de listado) ha acordado un punto de referencia de gestión para el listado y ya se pesca a ese nivel por lo que no se podría aumentar el rendimiento de listado en esa región. En resumen, estamos ante un escenario de mantenimiento de rendimiento/capturas. Y, como he mencionado antes, de ese total de capturas de 5 millonesse estima que un 88% viene de poblaciones saludables y el 12% de las capturas necesitan mejoras en la gestión para recuperar sus poblaciones a niveles saludables y sostenibles. Por lo tanto, se deben fortalecer las medidas de gestión en aquellas poblaciones que lo necesitan para asegurar el abastecimiento sostenible de los recursos del atún.


¿Los esquemas de sostenibilidad de la industria atunera, basados en la evidencia científica y en las normas internacionales, se están realmente implantando y siendo eficaces?


Desde la Fundación Internacional para la Sostenibilidad de los Productos Marinos (ISSF International Seafood Sustainability Foundation, en inglés) abogamos que así sea. La ISSF se creó en 2009 en respuesta a la preocupación conjunta sobre el futuro de la sostenibilidad de la pesca del atún entre lideres de la industria del atún, científicos y Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y el deseo de hacer algo conjuntamente para solucionarlo. Así, nuestra misión es llevar a cabo y facilitar iniciativas basadas en la ciencia para la conservación y uso sostenibilidad de las poblaciones de atún a largo plazo, reduciendo la captura accesoria y promoviendo la salud del ecosistema en el que habitan los atunes. Por lo tanto, nuestro objetivo es mejorar la sostenibilidad global de las poblaciones de atunes y sus ecosistemas desarrollando y aplicando prácticas basadas en la ciencia, acuerdos y medidas de gestión internacionales que puedan ser verificadas. Y esto claro está no lo hacemos solos, colaboramos con los distintos actores de la pesca del atún y con las Organizaciones Regionales de Gestión Pesquera (OROPs) para promover tales medidas entre los miembros y países de las OROPs. Nuestro pilar fundamental es la ciencia que dirige nuestro trabajo y basado en la evidencia científica (por ejemplo, sobre el estado del stock, métodos sobre mitigación de la captura accesoria, capacidad pesquera etc…) desarrollamos buenas practicas de gestión que promovemos en las OROPs, Gobiernos Nacionales, otras NGOs, los mercados y barcos. Y en base a la evidencia científica, desarrollamos medidas de conservación de ISSF (https://iss-foundation.org/what-we-do/verification/conservation-measures-commitments/) que las Compañías Participantes de ISSF, mayormente conserveras, deben cumplir. Y el cumplimiento de estas se verifica por auditores independientes. Así, la ISSF tienes medidas de conservación adoptadas desde la mitigación de la captura accesoria, gestión de FADs, uso de FADs no enmallantes, hasta la trazabilidad del producto, y las compañías participantes de ISSF se comprometen a cumplir estas medidas de conservación. Al comprometerse a cumplir las medidas y, por lo tanto,solamente poder comprar de barcos que también cumplen con esas medidas, estamos impulsando un cambio positivo y real en el agua — y haciéndolo de manera transparente siendo auditados por un tercero.
El cumplimiento de estas medidas también se traslada a los barcos y, para ello, ISSF ha creado el Registro de Barcos ProActivos (PVR) (https://iss-foundation.org/knowledge-tools/public-vessel-lists/proactive-vessel-register/) donde los barcos pueden registrarse y mostrar si cumplen con las medidas de conservación de ISSF. Así, el PVR es una fuente de información para las compañías participantes de ISSF que solamente pueden abastecerse de barcos que cumplen con esas medidas.Por lo tanto, nuestra teoría de cambio es adoptar medidas de conservación en base acla evidencia científica que las compañías tienen que cumplir, con una verificación independiente, creando un cambio real en la mar.


-¿Cómo se articula o enfoca el trabajo científico desde ISSF para esa gestión sostenible de las poblaciones de túnidos comerciales?


La ciencia es muy importante para nosotros. En este sentido, colaboramos con los grupos e instituciones de investigación punteros de túnidos de todo el mundo, por ejemplo con AZTI y el Instituto Español de Oceanografía, la NOAA de EEUU o el IRD de Francia; pero también con los pescadores. Nuestro enfoque es que los científicos discutan las posibles ideas y medidas de mejora con los pescadores en talleres que organizamos y que de esa interacción salgan ideas prometedoras que luego se experimentan en la mar. Si la investigación en la mar muestra que son factibles, aplicables, y tienen una buena aceptación entre los pescadores, promovemos esas buenas prácticas de gestión en las OROPs, países miembros de las OROPs pudiendo adoptarlas como medidas de gestión. Creemos firmemente que la colaboración con los pescadores es fundamental, ya que para que una medida seaefectiva es mejor tener una buena aceptación por parte de aquellos que tienen que ponerla en práctica en la mar. Aunque esto no sea posible en todos los casos, una buena aceptación facilita las cosas en gran medida. Por ejemplo, desde 2009 hemos organizado alrededor de 100 talleres en 23 países con la participación de más de 4.000 pescadores, capitanes y representantes de flota. Y también hemos llevado a cabo, en colaboración con otras instituciones, alrededor de 20 campañas de investigación en los Océanos Atlántico, Índico y Pacífico.

La gestión de los FADs, un reto fundamental


¿Cuáles son los retos para asegurar una gestión sostenible de las poblaciones de túnidos comerciales?


La gestión de la pesca de FADs es un reto fundamental donde se están dando pasos importantes que hay que fortalecer tanto a nivel de flota como de OROP. Por ejemplo, adoptando medidas de gestión de FADs basadas en la ciencia, incluyendo el uso de FAD no enmallantes y biodegradables, y creemos que la medida de conservación 3.7 de ISSF sobre FADs contribuirá a ese propósito. Además, para una asegurar la gestión sostenible de las poblaciones de túnidos, hay que mejorar la colección de datos e investigación que apoyen el consejo científico, desarrollar procedimientos de gestión robustos, incluyendo reglas de control de capturas y puntos de referencias; ir hacia una cobertura del 100% para el palangre/cerqueros pequeños y transbordos en alta mar, adoptar buenas practicas para la mitigación de la captura accesoria y conservación de especies vulnerables, gestionar efectivamente la capacidad de flota, y reforzar el Control, Seguimiento y la Vigilancia de que las medidas se cumplan. Y otro de los grandes retos es la transparencia. Aumentar la transparencia y trazabilidad del producto es asegurar que el producto está pescado de forma sostenible y siguiendo condiciones sociales dignas.
En este sentido, la medida deconservación de ISSF sobre trazabilidad asegura identificar el pescado consumido con el barco y, a su vez, el PVR permite identificar si ese barco aplica las buenas prácticas de gestión y medidas de conservación de ISSF. Así, el PVR es una herramienta efectiva y transparente que identifica barcos individuales que están aplicando practicas de pesca sostenibles en base a la ciencia..

Artículos relacionados

Lo más popular