miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio Europa Francia sube el tono con Reino Unido en el conflicto pesquero y...

Francia sube el tono con Reino Unido en el conflicto pesquero y detiene un barco inglés

.

Francia aplicará contra el Reino Unido a partir del martes 2 de noviembre nuevas medidas si no se cumple la concesión de licencias a la flota gala. Por si parte, el Gobierno del Reino Unido calificó este jueves de «decepcionantes» y «desproporcionadas» las amenazas de Francia con relación al conflicto pesquero.

■ En concreto, las medidas francesas se basan en la prohibición a los barcos pesqueros británicos desembarcar en los seis puertos franceses afectados.

■ El Gobierno de Jersey lamenta estas medidas mientras afirma que está avanzando por su parte en la concesión de licencias a los buques franceses.

Esto es así si el gobierno británico no responde para entonces a las solicitudes de las licencias de pesca definitivas en la zona de 6 a 12 millas y para las aguas de Jersey, tal y como establece el Acuerdo de Comercio y Cooperación firmado entre la UE y el Reino Unido el 24 de diciembre. Tras meses de negociaciones desde entonces, Francia enseña los dientes.

Si no se mueve nada de aquí al martes, el Gobierno promete, «progresivamente», según declaró Annick Girardin a la RTL en la mañana del jueves 28 de octubre, prohibir «el desembarco de buques pesqueros británicos en los puertos franceses», que son Cherburgo, Granville, Barneville-Carteret, Boulogne-sur-Mer, Le Havre y Brest. Además de esta primera medida, habrá un «refuerzo de los controles sanitarios y aduaneros», «controles de los camiones que van y vienen del Reino Unido» y «controles de seguridad sistemáticos de los buques británicos».

«Sólo defendemos nuestros derechos».

En la noche del miércoles 27 al jueves 28 de octubre, dos buques británicos fueron multados tras una operación llevada a cabo «en el marco del refuerzo de los controles en el Canal de la Mancha en el contexto de las discusiones sobre las licencias con el Reino Unido y la Comisión Europea», indicó el Ministerio del Mar en un comunicado. Una de las dos embarcaciones, que fue «controlada mientras pescaba» en aguas francesas sin licencia, fue desviada a Le Havre, donde seguía el jueves por la mañana, dijo Annick Girardin, entrevistada por Yves Calvi. El buque es el Cornelis Gert Jan, un barco de 37,5 metros de eslora propiedad del armador escocés Mac Duff Shellfish, el mayor operador de vieiras, con parte de su flota de 13 barcos con base en Shoreham, cerca de Brighton.

Desproporcionadas medidas para el Reino Unido

El Gobierno del Reino Unido ha calificado este jueves de «decepcionantes» y «desproporcionadas» las amenazas de Francia con relación al conflicto pesquero que mantienen ambos países y que se ha disparado en los últimos días, después de que las autoridades francesas detuvieran a un pesquero británico frente a las costas del puerto de Le Havre y otro fuese multado. Según las autoridades marítimas francesas, uno de los barcos no estaba autorizado a faenar en aguas francesas y fue detenido, mientras que el otro fue multado por resistirse a un control.

Francia considera que, en virtud del acuerdo del Brexit, el Reino Unido no ha concedido a los pescadores franceses casi la mitad de las licencias de pesca a las que, afirma, tienen derecho para faenar en las aguas británicas, por lo que prepara controles sistemáticos a los productos pesqueros que llegan del Reino Unido.

El Gobierno francés indicó en un comunicado que una de sus patrulleras de la Gendarmería llevó a cabo ayer controles a dos barcos en la bahía del Sena tras su decisión de endurecer la supervisión en el canal de la Mancha «en el contexto de las discusiones sobre las licencias con el Reino Unido y la Comisión Europea».

Uno de los pesqueros intentó inicialmente eludir el control de la patrullera, según el Ministerio francés del Mar, hasta que, tras las advertencias de los gendarmes, accedió a que estos realizaran verificaciones. Los agentes no encontraron ninguna infracción, pero le multaron por resistirse a su control. En el otro pesquero británico controlado, los gendarmes constataron que no figuraba en las listas de licencias acordadas por la Comisión Europea y Francia al Reino Unido y fue conducido al puerto de Le Havre donde se le ha abierto un procedimiento.

Artículos relacionados

Lo más popular