domingo, octubre 2, 2022
Inicio Europa FAO y las ONGs marcan sus directrices en la problemática de transbordos...

FAO y las ONGs marcan sus directrices en la problemática de transbordos en alta mar

La FAO y las ONG impulsan la elaboración de directrices en la problemática de los transbordos en alta mar. Una campaña cobra impulso para elaborar, dar a conocer y aplicar directrices que establezcan normas para la gestión responsable de las transferencias de capturas entre buques en el mar.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) está trabajando para cerrar las lagunas que permiten el transbordo de las capturas en alta mar, una práctica que considera que fomenta la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).

Trygg Mat Tracking, Global Fishing Watch, International Monitoring, Control, Surveillance Network y The Pew Charitable Trusts señalaron en un informe que existen pruebas de que algunas de las zonas donde se realiza el transbordo de pescado fresco, especialmente en el mar, «son inaccesibles a los controles». Esto crea las condiciones ideales para manipular u omitir datos sobre las prácticas pesqueras y las capturas para obtener beneficios.

Esta falta de vigilancia y controles adecuados ha creado unas condiciones que podrían conducir a un aumento de la pesca INDNR y facilitar la introducción en el mercado de pescado de origen ilegal, según el informe.

Las ONG llegaron a su conclusión tras un examen de una combinación de tecnología satelital, aprendizaje automático y datos públicos.

Además, las ONG están preocupadas por la posibilidad de que las lagunas en la aplicación de la normativa, las prácticas y los mecanismos de control del transbordo abran vías para otros «delitos marítimos como el tráfico de armas, drogas e incluso personas».

En las principales pesquerías del mundo persiste la falta de datos y la notificación inexacta de las capturas, lo que da lugar a lo que, según las ONG, son «evaluaciones sesgadas de las poblaciones que pueden afectar a los esfuerzos de conservación y gestión de pesquerías valiosas». La falta de datos también puede obstaculizar los esfuerzos de trazabilidad, ya que el pescado capturado ilegalmente puede disfrazarse de pescado capturado legalmente.

La FAO ha revisado anteriormente la normativa y los mecanismos de control del transbordo a nivel mundial y ha realizado estudios que muestran las lagunas e insuficiencias que favorecen la pesca INDNR. Durante la 32ª sesión del Comité de Pesca de la FAO (COFI) en 2016 , los participantes pidieron a los 183 miembros de la agencia de la ONU que comenzaran a «trabajar en el transbordo en el contexto de la pesca INDNR».

Un año después del llamamiento del comité, la FAO llevó a cabo una revisión global para establecer cómo se lleva a cabo la transferencia de pescado fresco entre buques en el mar. La revisión de la normativa y las prácticas de transbordo sugirió que se vigilara más rigurosamente esta práctica. Recomendó un estudio exhaustivo para apoyar el desarrollo de directrices de mejores prácticas en la regulación y supervisión del transbordo, esta propuesta fue presentada en la 33ª sesión del COFI en 2018.

«Además de aumentar el riesgo de que el pescado capturado de forma ilegal entre en la cadena de comercialización, socavando así la pesca sostenible y la conservación de los océanos, las prácticas de transbordo también pueden contribuir a la sobreexplotación de los recursos pesqueros y tener efectos negativos en el bienestar socioeconómico de los pescadores legítimos y las comunidades costeras, en particular en los países en desarrollo», señala el informe de la FAO.

Trygg Mat Tracking, Global Fishing Watch, International Monitoring, Control and Surveillance Network y The Pew Charitable Trusts recomiendan en su informe que las directrices de transbordo voluntario se incorporen a las conclusiones del estudio en profundidad de la FAO, recogidas en el informe de la agencia de la ONU titulado «Transshipment: A Closer Look».

«Necesitamos la orientación de quienes participan en la elaboración de directrices voluntarias para garantizar que las actividades de transbordo puedan seguir siendo un componente vital de las operaciones pesqueras, al tiempo que se evitan los abusos de quienes pretenden lucrarse a costa de la pesca y de los pescadores que nos alimentan», dijeron las organizaciones.

Artículos relacionados

Lo más popular