martes, octubre 26, 2021
Inicio Eólica Marina y Energías Marinas La energía eólica marina en el dilema de su fuerte coste y...

La energía eólica marina en el dilema de su fuerte coste y la alta rentabilidad

Desde 2010, la energía eólica ha experimentado un crecimiento sostenido en todo el mundo, y la cantidad de energía generada por la energía eólica marina ha aumentado casi un 30% cada año. Los países de todo el mundo tratan de aumentar el suministro de energía renovable rápidamente para satisfacer la creciente demanda y reducir rápidamente las emisiones. A pesar de esta urgencia, la energía eólica marina proporciona actualmente menos del 1% del suministro eléctrico mundial.

En este momento, se están desarrollando muchas de las principales ubicaciones en aguas poco profundas para la construcción de parques eólicos. Pero el potencial de la energía eólica marina aún permanece en gran parte sin explotar.


La razón de este potencial sin explotar es que el 80% del viento sopla ininterrumpidamente más lejos de la costa, en aguas a más de 60 metros de profundidad, donde las turbinas incrustadas en el fondo del mar son difíciles de construir.

Más capacidad eólica lejós de la costa


Todos, salvo un puñado de turbinas eólicas marinas existentes, están unidas al lecho marino mediante una base fija, en su mayoría una gran pila tubular de acero que pasa al mástil de la turbina sobre el lecho marino. Estas turbinas de fondo fijo están limitadas a profundidades de agua de 50 o 60 metros.

Pero proyectos recientes, incluidos como los de Hywind frente a la costa de Escocia y Windfloat frente a Portugal, muestran que es posible construir turbinas eólicas flotantes. Una sola turbina de seis megavatios, como las que se utilizan en la granja Hywind, puede generar suficiente electricidad para alimentar 4.000 hogares en el Reino Unido.

Pero proporcionar electricidad doméstica equivalente para una población mundial de 9 mil millones para 2050 requeriría algo así como medio millón de turbinas eólicas marinas, un aumento de 100 veces el número actual, más la capacidad adicional para proporcionar electricidad para la futura demanda de energía.

Desafortunadamente, aunque los parques eólicos flotantes son técnicamente factibles, no lo son económicamente. Hacer cualquier cosa en alta mar es caro. Para construir un parque eólico de fondo fijo de un gigavatio, el costo de completar el estudio del sitio necesario es de alrededor de 15 millones de euros. La instalación y puesta en servicio de la granja costaría alrededor de 650 millones de euros, mientras que los costos continuos de operación y mantenimiento serían aproximadamente de 75 millones por año. Al final de su vida útil, que puede ser de unos 25 años, se necesitan otros 300 millones de libras esterlinas para su desmantelamiento.

Sin embargo, los parques eólicos flotantes, que aún se encuentran en los primeros días de su diseño y tecnología, son aún más costosos. Mientras que el precio de la entrega de energía eólica marina en 2019 osciló entre euros 36 y 45 euros por MWh de electricidad, las subastas actuales de energía eólica flotante tienen un precio de más del doble de esa cantidad.

Artículos relacionados

Lo más popular