viernes, septiembre 17, 2021
Inicio Euskadi El stock de anchoa del Golfo de Bizkaia estima una biomasa provisional...

El stock de anchoa del Golfo de Bizkaia estima una biomasa provisional de 170 000 toneladas

La biomasa provisional de anchoa estimada en el Golfo de Bizkaia se sitúa este año en torno a 170 000 toneladas, según los datos de la campaña científica Bioman, impulsada por el Gobierno Vasco a través del centro tecnológico AZTI.

El stock de anchoa calculado en el estudio de 2021 se encuentra además muy por encima de las 21 000 toneladas que marcan la biomasa límite, valor mínimo que garantiza la sostenibilidad de la especie.

Los datos de la campaña Bioman, que evalúa el estado de la población adulta de anchoa, han sido presentados por el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz, el director de Pesca y Acuicultura, Leandro Azkue, y el director general de AZTI, Rogelio Pozo.

Además de los buenos datos de biomasa, el estudio también revela que un 70% de los ejemplares son de edad 1, una cifra que podría pronosticar que la costera del año que viene presentará también unos resultados positivos.

La campaña científica Bioman está financiada por la Viceconsejería de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco y la Comisión Europea. Además, cuenta con la colaboración de la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que facilita el uso de sus buques oceanográficos Emma Bardán y Vizconde de Eza.

Durante la rueda de prensa, el viceconsejero Oroz ha valorado positivamente los resultados de la campaña. “Los datos evidencian claramente el buen estado de la población de anchoa, un recurso fundamental para la pesca en Euskadi y que supone un elemento dinamizador de nuestra economía. La campaña Bioman es una herramienta esencial para conocer el estado de nuestros mares y de los recursos que nos aportan y se enmarca en nuestro compromiso por la preservación del medio ambiente, por la sostenibilidad del sector pesquero vasco y por la conservación del litoral cantábrico”, ha expresado Oroz.

Con relación a los datos de la costera de la anchoa de este año, el Viceconsejero ha señalado que las capturas de los buques vascos han sido de 8.600 toneladas con un precio medio en lonja de 1,41 €/kg frente a los 1,38 €/kg del pasado año.

Por su parte, Rogelio Pozo ha remarcado que los resultados presentados hoy “muestran una tendencia positiva en los últimos años”. Pozo ha destacado así mismo el elevado porcentaje de ejemplares de edad 1. “Esta cifra permite pronosticar una buena costera para el año que viene, un dato más que invita al optimismo y confirma que estudios como la campaña Bioman están siendo herramientas de gran utilidad para controlar la evolución de los ecosistemas y garantizar la actividad de un sector tan importante para la economía vasca como la pesca de anchoa”, ha asegurado Pozo.

La estimación definitiva de la biomasa de anchoa se obtendrá a partir del análisis conjunto de los resultados obtenidos en la campaña Bioman 2021 (adultos-MPDH), la campaña Pelgas 2021 (adultos-acústica), la campaña Juvena 2021 (juveniles-acústica) y las capturas de la flota. Este análisis definitivo se desarrollará en noviembre de 2021 en el grupo de trabajo de anchoa, sardina y chicharro del CIEM WGHANSA.

Análisis con enfoque ecosistémico

A la estimación de la biomasa de anchoa, Bioman incorpora también desde hace varios años tareas que dan un enfoque ecosistémico a la campaña y que permiten analizar cómo afecta la variabilidad natural y el cambio climático a la dinámica de estos recursos pesqueros, contribuyendo, de esta forma, al cumplimiento de la Directiva Marco de la Estrategia Marina y de la Política Pesquera Común.

Por un lado, en el análisis de la biomasa de copépodos, que son pequeños crustáceos que constituyen casi el 70% de zooplancton y que sirven de alimento para la anchoa, se calcula que su registro ha ido aumentando un 2,4% por década desde la primera campaña en 1987.

Además, la tecnología de ADN ambiental se viene utilizando desde hace cinco años en Bioman para proporcionar información sobre los macroorganismos presentes en el medio marino sin necesidad de verlos o muestrearlos. Analizando 2L de agua por punto de muestreo, se ha comprobado que esta forma de analizar el medio marino es válida, los resultados de las especies encontradas concuerdan con los de los muestreos realizados con artes de pesca, obteniendo la abundancia y distribución de las especies y además permite hacerlo de una forma menos invasiva con el medio.

Respecto a las basuras marinas, los modelos matemáticos apuntan a que el golfo de Bizkaia, por su ubicación y por las corrientes marinas, es una zona de acumulación de basuras marinas flotantes. Los muestreos realizados en los últimos 5 años muestran un incremento de la abundancia de microplásticos (plásticos menores a 0,5 cm). El 89% de las basuras flotantes observadas es plástico, principalmente envoltorios (un 17%). Respecto al origen un 12% son de fuente marina (como redes de pesca descartadas, cuerdas, cabos, etc).

Artículos relacionados

Lo más popular