viernes, septiembre 17, 2021
Inicio Sector Pesquero Un estudio determinará la situación del bacalao entre Islandia y Spitsbergen

Un estudio determinará la situación del bacalao entre Islandia y Spitsbergen

Un estudio de investigación determinará la situación del bacalao noruego en torno a la isla de Jan Mayen, entre Islandia y Spitsbergen. En septiembre se llevará a cabo una nueva campaña de exploración para determinar si existe o no una población separada entre Islandia y Spitsbergen, según la web Artic Today

Científicos noruegos tratan de determinar si las aguas de Jan Mayen albergan una población de bacalao distinta. Por ello, Noruega trata de continuar con la pesca exploratoria en la zona que rodea la isla de Jan Mayen para determinar si el bacalao se ha establecido allí, han dicho científicos del instituto de investigación marítima de ese país.

“Todavía sabemos poco sobre el bacalao en esta zona, así que debemos seguir vigilando”, dijo Bjarte Bogstad, científico del Havforskningsinstituttet, el Instituto Noruego de Investigación Marina, que participa en la pesca exploratoria.

La pesca exploratoria de bacalao en las aguas de Jan Mayen comenzó en 2019, después de que un buque recogiera allí 450 toneladas el año anterior. La captura se consideró notable, ya que no se había registrado allí ninguna población permanente de bacalao de cualquier tamaño.

En aquel momento, los científicos del Havforskningsinstituttet consideraron que la degradación del clima había provocado la migración del bacalao hacia el norte en busca de aguas más frías y de alimento.

[Las especies invasoras siguen siendo raras en el Ártico, pero eso podría cambiar pronto.]

Cuando comience la temporada de 2021 en septiembre, los buques pesqueros podrán capturar un total de 600 toneladas hasta el final del año. La captura supone una reducción del 25% respecto a los dos años anteriores, pero, según Havforskinginstiuttet, está más en consonancia con la cantidad de pescado que se ha capturado hasta la fecha.

Al principio se creyó que el bacalao podía formar parte de las poblaciones de bacalao del Mar de Barents o de Islandia. Pero, según el Havforskningsinstituttet, un número “significativo” de los bacalaos capturados alrededor de Jan Mayen han desovado allí. Esto sugiere que las aguas sustentan una población distinta, y se espera que los resultados de este año puedan confirmarlo observando la edad de los peces capturados.

El año pasado y el anterior, los peces nacidos en 2007 fueron los más comunes. Si Jan Mayen mantiene efectivamente su propia población, los peces capturados este año deberían nacer en años posteriores.

“Si sólo se capturan peces de mayor edad en torno a Jan Mayen, entonces no hay mucho futuro para la pesca allí”, dijo Bogstad.

El bacalao se registró por primera vez en las aguas de Jan Mayen en 1929. Sin embargo, la pesca experimental realizada en los años siguientes no pudo confirmar la existencia de una población permanente, y nunca se llevó a cabo la pesca comercial.

A partir de la década de 1990 se volvió a informar de la presencia de bacalao, pero en un estudio realizado en 2011 para investigar las observaciones solo se encontraron pequeñas cantidades de bacalao.

Aunque los peces capturados en años anteriores parecían estar sanos, la zona alrededor de Jan Mayen donde se ha identificado el bacalao es demasiado pequeña y el agua demasiado profunda para mantener una gran población de bacalao, según Havforskningsinstituttet.

Hasta que no se demuestre si el bacalao de los alrededores de Jan Mayen forma parte de una población separada, todo el bacalao que se capture allí se descontará de las capturas permitidas de Noruega en el Mar de Barents

Artículos relacionados

Lo más popular