miércoles, enero 26, 2022
Inicio Europa El sector pide una reunión urgente al ver a Sinkevicius con ONGs...

El sector pide una reunión urgente al ver a Sinkevicius con ONGs que demonizan el arrastre

 

Europêche emplaza al eurocomisario de Pesca a aclarar su «postura real» tras posar con ambientalistas que impulsan una «campaña demagógica».

Europêche, asociación que representa a los pescadores europeos y de la que forma parte CEPESCA, ha solicitado una reunión urgente con el comisario europeo de Pesca, Océanos y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, para que les aclare la verdadera hoja de ruta de Europa para conservar los recursos pesqueros y proteger los ecosistemas marinos. Los pescadores han solicitado la reunión tras el apoyo público del comisario a una campaña que solicita, “demagógicamente”, apuntan, la prohibición de la pesca de arrastre coincidiendo con el último día de la consulta pública abierta por la Comisión Europea para preparar un nuevo plan de acción para la pesca europea en el marco de la Estrategia de Biodiversidad 2030.
Los pescadores han solicitado la reunión para hablar “en persona” con el comisario y
conocer su postura real sobre el arte de arrastre, ya que de ello dependen 10.000
barcos europeos –900 de ellos en nuestro país– y sus tripulaciones, que representan
un 11% de la flota pesquera comunitaria, el 35% de la capacidad pesquera de la UE y el 38% de los ingresos del sector.

Los pescadores quieren confrontar con el comisario qué plan tiene sobre esta realidad, qué valor tienen para él y para Europa los esfuerzos del sector para contribuir a la sostenibilidad medioambiental y qué seguridad puede proporcionar a los pescadores europeos de arrastre “ante campañas meramente demagógicas, sin fundamento científico e incapaces de medir las consecuencias, tanto económicas como sociales, para muchas comunidades de ciudadanos europeos”, apunta el sector.


El sector pesquero, además, quiere transmitir al comisario su voluntad de solventar los diferentes criterios sobre esta actividad, basándose en un diálogo serio y responsable, única vía, apunta, para consensuar posturas capaces de desarrollar políticas pesqueras que respalden tanto a los pescadores, como a las comunidades costeras y el medio ambiente. Según el sector, este objetivo es posible “si todas las partes actúan desde la honestidad y el conocimiento, marco en el que no caben las emociones y mucho menos la demagogia”.

Todo parte porque el Comisario ha posado con unas ONG defendiendo una visión ambientalista de la pesca, que defendía la prohibición» del arrastre de fondo. Ante ello Europêche le pide una reunión urgente para que aclare su «postura real» sobre un arte que en la UE genera el 38 % de los ingresos del sector y del que dependen 10.000 barcos, 900 españoles.


Según Javier Garat, presidente de Europêche y secretario general de Cepesca,
“estamos realmente sorprendidos con la actitud del comisario de Pesca con sus
pescadores europeos. Es incomprensible e inesperada y evidencia desconocimiento, no sabemos si voluntario o no, sobre el hecho de que el arrastre ya tiene cerrados todos los lugares del mundo donde existen ecosistemas vulnerables. Al mismo tiempo, –añade Garat–, los pescadores lamentamos la demagogia de quienes, sin vivir de la actividad pesquera, demonizan al arrastre con informaciones falsas que generan confusión en los ciudadanos, en las instituciones y en las personas que las
representan”.

No se ha hecho esperar la reacción a la satisfacción que transmitía Sinkevicius posando en Bruselas con activistas y sosteniendo el libro en el que seis oenegés lo embarcan a él y a Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea y responsable del Pacto Verde, en «La aventura oceánica de Frans y Virginijus».

Por último, el sector también quiere llamar la atención a Sinkevicius de la existencia de otros ciudadanos, y sectores de la actividad económica europeos indignados con esta visión única ambientalista de la pesca, por su inconsistencia, ignorancia y lejanía de la realidad. En este sentido, el sector manifestará al comisario la conveniencia de legislar pensando en las necesidades y puntos de vista de todas las sensibilidades “para evitar un conflicto que la sociedad europea, más aún con la situación sanitaria incierta que vivimos, no necesita ni se puede permitir”.

Si en esa ficción los presentan como salvadores de los océanos, los pescadores emplazan a Sinkevicius a explicar «su verdadera hoja de ruta para la pesca». Desde la realidad de un sector harto de ver cómo antepone el medio ambiente a una flota esencial como proveedora de alimentos, de la que viven cientos de miles de personas y que genera riqueza y empleo, Europêche quiere confrontar con el eurocomisario «qué valor tiene para él» y para la UE la pesca y sus esfuerzos por contribuir a la sostenibilidad.

Después de que las oenegés consiguieron que Sinkevicius recogiese personalmente las 152.000 firmas que pescaron en la Red exigiendo la prohibición del arrastre de fondo, el sector exige explicaciones al eurocomisario sobre su papel «ante campañas meramente demagógicas, sin fundamento científico e incapaces de medir las consecuencias económicas y sociales». En ese escenario, recalca su voluntad de solventar los diferentes criterios sobre pesca con «un diálogo serio y responsable, única vía para consensuar posturas capaces de desarrollar políticas que respalden tanto a los pescadores, como a las comunidades costeras y el medio ambiente», añade el comunicado difundido por Cepesca. Un objetivo solo posible «si todas las partes actúan desde la honestidad y el conocimiento, marco en el que no caben las emociones y mucho menos la demagogia».

Se declaran «realmente sorprendidos por la actitud» de Sinkevicius, «incomprensible e inesperada, evidencia de desconocimiento, no sabemos si voluntario o no, sobre el hecho de que el arrastre ya tiene cerrados todos los sistemas del mundo donde existen ecosistemas vulnerables», explica Javier Garat, presidente de Europêche y secretario general de Cepesca. Insiste en «lamentar la demagogia de quienes, sin vivir de la pesca, demonizan el arrastre con informaciones que generan confusión en los ciudadanos, las instituciones y las personas que las representan».

Sinkevicius posó con miembros de las oenegés y con el libro que los convierte a él y a Timmermans en protagonistas del libro «La aventura oceánica de Frans y Virginijus»

En principio, lograron 152.000 firmas, no las 175.000 que pretendían, las seis oenegés que lanzan una campaña internacional contra el arrastre de fondo. Environmental Justice Foundation, Seas At RiskOur FishWeMove EuropeWhale and Dolphin Conservation y Oceana sí consiguieron que el eurocomisario de Pesca Virginijus Sinkevicius las recogiese personalmente, se fotografiase con ellos y les agradeciese su labor. A él, que ve esa actividad como «la más perjudicial para el medio marino», lo cautivan los ambientalistas erigiéndolo en coprotagonista de una publicación inspirada en la película The life acuatic

Queda claro que quieren seducir porque la otra estrella de «The ocean adventure of Frans & Virginijus», un libro con desplegables que mide 1,5 metros por 2,5 en su presentación gigante, es Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea e impulsor del Pacto Verde Europeo. Con el título  Las oenegés presentan a esos dos políticos «en una aventura oceánica» donde la Unión Europea (UE) «tiene la oportunidad de cambiar el mundo de la pesca destructiva prohibiendo la de arrastre de fondo».

Artículos relacionados

Lo más popular