Europa

El Brexit tendrá una incidencia negativa de 9000 toneladas menos de captura para España

La pesca, el próximo escollo del Brexit que podría costar a España 9.000 toneladas de merluza, rape y gallo. Pese a ello,la Comisión Europea advierte a Reino Unido de que la pesca debe formar parte del acuerdo que defina sus relaciones comerciales a partir de 2021, cuando finalice el periodo de transición del Brexit.
El primer ministro británico, Boris Johnson, ha hecho asegurado que cuando Reino Unido abandone la UE retomarán el control de sus aguas territoriales.

En caso de que no se alcance un acuerdo al respecto, los pescadores europeos perderían acceso a caladeros británicos en los que consiguen hasta un 60% de sus capturas, según Bloomberg.
La Confederación Española de Pesca estima que, si no hay acuerdo, la flota que faena en aguas británicas podría perder acceso a 9.000 toneladas de merluza, rape y gallo, lo que pondría en riesgo hasta 8.500 empleos.

A 2 semanas de que se produzca el abandono definitiv o de Reino Unido de la Unión Europea, la incertidumbre en torno al Brexit vive una nueva temporada alta. Tras el 31 de enero, comenzará un periodo de transición de 11 meses en el que Bruselas y Londres deben llegar a un tratado de libre comercio que establezca el nuevo marco de relaciones económicas entre ambas partes.

La semana pasada, la Comisión Europea y el Gobierno británico dejaron claras sus diferencias respecto al calendario en el que deben alcanzar ese acuerdo, que la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha calificado de «muy exigente», mientras que Reino Unido rechaza de plano ampliar el periodo de transición. Ahora, por si fuesen pocas las dificultades, la negociación de derechos pesqueros podría alejar todavía más la posibilidad de un acuerdo.

Documento de la Comisión

Así, este lunes la Comisión ha publicado un documento, en el que afirma que «los derechos recíprocos de acceso a caladeros y recursos de pesca ya existentes deben mantenerse». Además, Bruselas asegura que el acuerdo comercial con Reino Unido debe «apoyarse en la igualdad de condiciones y contar con un acuerdo pesquero».

El primer ministro británico Boris Johnson ha respondido tajantemente señalando que Reino Unido ha «dejado claro que, en el momento que abandonemos la Unión Europea, recuperaremos el control de nuestras aguas territoriales dedicadas a la pesca». Esto significa que los barcos pesqueros franceses, irlandeses, holandeses y españoles que faenan en sus aguas podrían perder el derecho de acceder a ellas en 11 meses si no hay un acuerdo.

En concreto, los pescadores europeos consiguen entre un 50% y un 60% de sus capturas totales en aguas británicas, según Bloomberg, lo que revela la importancia de estos recursos para el sector pesquero comunitario. El Acuerdo de Retirada de Reino Unido de la UE ofrece de plazo hasta finales de junio para alcanzar un pacto bilateral sobre derechos pesqueros, lo que podría dificultar aún más que se acerquen posturas.

En caso de que no se llegase a un acuerdo con Reino Unido, el sector pesquero español perdería el acceso unas aguas en las que consigue en torno a 9.000 toneladas anuales de especies de alto valor como la merluza, el rape o el gallo, según la Confederación Española de Pesca (Cepesca). Todo ello, porque se perdería el derecho a faenar en caladeros como el Gran Sol, al noroeste de Reino Unido, o las islas Malvinas, en el Atlántico Sur.

Esas 9.000 toneladas de pescado que se originan en aguas británicas tienen un peso relativamente bajo en el total de capturas del sector, que según la última Estadística de la Flota Pesquera del Ministerio de Agricultura, superaba las 939.700 toneladas en 2017. Sin embargo, Cepesca destaca que el Brexit puede afectar a «unos 113 buques y a 1.700 tripulantes», aunque eleva los puestos de trabajo en riesgo hasta los 8.500, teniendo en cuenta los empleos que la pesca genera en tierra.

El Gobierno español prevé que «durante el periodo transitorio se negociarán las condiciones de acceso a aguas y mercados que deben estar en vigor para la fecha límite del 31 de diciembre de 2020», según figura en la web dedicada a los preparativos para el Brexit. Una vez concluido ese periodo, el Ejecutivo prevé que «se negociará un acuerdo pesquero con el objetivo de poder seguir pescando en aguas de Reino Unido a partir del momento en que no se pueda continuar haciéndolo».

What to read next

3501   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios