Noticia general

Dimite el director del IEO tras el fallo burocrático que les dejó sin barcos en el mar

El subdirector general de investigación, Rafael González-Quirós, tomará posesión de sus funciones de manera interina en sustitución de Eduardo Balguerías, hasta ahora director del Instituto Español de Oceanografía (IEO) que había presentado su dimisión ante el Ministerio de Ciencia e Innovación. La renuncia llega una semana después de que un fallo burocrático dentro del centro provocara que los barcos de investigación tuvieran que quedarse en puerto y, por lo tanto, interrumpiera los estudios en el mar. Desde el ministerio, consultados por este medio, no han vinculado la dimisión directamente a este problema y han apuntado al «cúmulo» de circunstancias.

Desde el ministerio han informado de que el hasta la fecha subdirector general de investigación del organismo, Rafael González-Quirós, tomará posesión de sus funciones de manera interina a la espera de que alguien se ha nombrado para el cargo. En este sentido, también han señalado a través del mismo comunicado que esta no será la única decisión que afectará al futuro inmediato de la institución, Organismo Público de Investigación (OPI).

La cartera que dirige Pedro Duque ha aprovechado la coyuntura para crear un grupo de trabajo que busque «la recuperación del IEO», ya que el mismo ministerio «es consciente de los problemas de gestión que está atravesando». La mesa estará integrada por científicos y gestores del instituto y de fuera de este, bajo la dirección del secretario general de investigación, Rafael Rodrigo.

El grupo deberá redactar en el plazo de dos meses un informe de la situación y proponer «las medidas necesarias para la recuperación total del IEO». De hecho, uno de los puntos que se citan en el escrito es la elaboración de un análisis inmediato de la situación «a corto y medio plazo» del instituto para «garantizar que los proyectos de investigación tengan la continuidad necesaria».

Fuentes de la cartera de Duque han indicado a este periódico que una de las medidas a aplicar antes del informe final es, precisamente, un plan de choque que evite que los barcos del IEO queden en puerto sin poder realizar estudios sobre el terreno. En concreto, desde el ministerio se ha ordenado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) la transferencia de 96.000 litros por cada uno de los buques que conforman su flota total, que cuenta con una veintena de embarcaciones de las que cinco son definidas como «buques importantes». «Se harán las transferencias necesarias para que no se tengan que frenar los trabajos de investigación», han apuntado estas fuentes.

Cuando se conoció el fallo burocrático que iba a dejar al IEO sin barcos de investigación en el mar durante tres meses, desde el IEO y desde el ministerio aseguraron que iban a tratar de reducir el impacto a «unas semanas» y que esto no tendría efecto alguno en el trabajo de los profesionales del instituto. Sin embargo, dos investigadores consultados por El Confidencial apuntaron a las consecuencias que tendría en los estudios, sobre todo en las series históricas.

«Si nos dejan sin poder zarpar durante ese tiempo, eso va a afectar a las series históricas, a las estadísticas, y habrá un agujero», explicó entonces a este medio Luis Gil de Sola, investigador titular del instituto y que ejerce desde la sede de Fuengirola (Málaga) el veterano, que lleva 38 años en el IEO. «Si nos faltan (periodos de tiempo en la serie histórica), estadísticamente no serán fiables», alertó. Una semana después, el ministerio parece enmendar este error, aunque, como señaló el veterano de 64 años, esta es solo la guinda del pastel.

3171   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios