miércoles, julio 6, 2022
Inicio Sector Pesquero Secretaria de Pesca lanza la posibilidad que las cuotas se distribuyan por...

Secretaria de Pesca lanza la posibilidad que las cuotas se distribuyan por criterios sociales

La Secretaria de Pesca, Alicia Villauriz, lanzó la posibilidad que las cuotas de pesca puedan distribuirse «por criterios sociales», una acción pionera en España, una que vez que en todos los Estados de la UE se basan en derechos históricos. De momento, se está a la espera de un informe del Consejo de Estado, del análisis en el Consejo de Ministros y del debate en Cortes, la futura Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera que «abre la posibilidad» de repartir los cupos introduciendo cambios «hacia valores de más sostenibilidad y más equilibrio social».

La secretaria general de Pesca, adelantó esta medida antes de la clausura de las 25 Jornadas de Pesca de Celeiro (Viveiro). Los Verdes ya han planteado en la Eurocámara la conveniencia de marcarse como meta que cada Estado de los Veintisiete asigne en el 2030 el 30 % de sus cuotas a la flota artesanal. «Las Administraciones tiene muchas cosas para corregir de cara que el sector se beneficie y se adapta al modernidad. El sector tiene futuro», decía Villauriz en contestación a una pregunta de un armador de artes menores dell Mediterráneo que apuntaba en Celeiro que «el sector estaba masacrado».

La Secretaria de Pesca dijo que «hemos estado con el sector pesquero desde hace mucho tiempo para que el reglamento del Mediterráneo tuviese las menores repercusiones posibles. Hemos hechos muchas reuniones con científicos, autonomía y Cofradías. Soy consciente que la situación de las especies no es la mejor que quisiéramos. Se establecieron vedas de la mano de los pescadores. Ese sistema de trabajo ha sido novedoso diseñando en qué zonas se producirían juveniles y las zonas de cierre se adoptaron de la forma menos lesiva para el sector, con asesoramiento del sector. Todo ello, en consenso con los pescadores, en 2020 y 2021, de forma on ñine o presencial, con el fin de adoptar las mejores medidas con el menor impacto al sector». Con todas los sectores llegamos a acuerdos que frente a la reducción de días pesca apoyamos la selectividad de las artes de pesca, «pero siempre en consenso con el sector. Si el estado de los recursos es malo tenemos que comprometer al sector y actuar en consenso y con la asesoría de los científicos».

Alicia Villauriz resaltó la importancia de que el conjunto de la cadena del sector pesquero se adapte a las nuevas exigencias de los consumidores europeos sobre calidad y protección medioambiental. «El sector evoluciona. Las cosas van cambiando. Los barcos son distintos. Se produce una evolución hacia la tecnificación y modernización», dijo Villauriz.

Destacó el compromiso del Gobierno con el sector con iniciativas como la futura Ley de Pesca Sostenible o el incremento de los presupuestos para apoyar a las organizaciones de productores

La secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, consideró “imprescindible” que administraciones, sector, institutos científicos y ONGs trabajen de manera coordinada para que la actividad pesquera resulte cada vez más sostenible y competitiva, más generadora de riqueza y de empleo, y tenga un futuro de crecimiento y estabilidad.

Villauriz ha participado en la 25ª edición de las “Jornadas técnicas de difusión del sector pesquero” de Celeiro (Lugo), donde ha repasado algunos de los desafíos a los que se enfrenta éste y ha destacado que para afrontarlos se requiere que todos los eslabones de la cadena trabajen de manera coordinada y atentos a las tendencias que marcan el Pacto Verde Europeo, la Estrategia para la Biodiversidad de la Unión Europea, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas o la Organización Mundial de Comercio.

Al mismo tiempo, se ha referido a la importancia de adaptarse a las nuevas exigencias del consumidor europeo, de calidad de los productos, pero también en cuestiones relativas a la sostenibilidad, biodiversidad, protección de los océanos o desvinculación de los combustibles fósiles, que en ocasiones se sitúan incluso por encima de lo que marca la ya de por si exigente normativa comunitaria al respecto. Los profesionales de la pesca, ha reiterado Villauriz, son los principales interesados en contar con un océano sano y productivo que garantice la perdurabilidad en el tiempo de la actividad pesquera

La secretaria general de Pesca explicó que desde el Gobierno se trabaja para que el sector pueda contar con un marco normativo adecuado, con las herramientas necesarias para la planificación empresarial siempre dentro del contexto de la Política Pesquera Común. Así, se ha referido al el anteproyecto de Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, con el que se pretende dar respuesta a los nuevos retos de la gestión de la actividad, desde una apuesta por su modernización, racionalización normativa, trasparencia y garantizar la seguridad jurídica tan importante para esta actividad

Se trata de una Ley “de todos y para todos”, que ha de contribuir al objetivo fundamental de mejora de la sostenibilidad y competitividad del sector pesquero. Villauriz ha destacado la importancia de asegurar la rentabilidad económica a través de una gestión pesquera eficiente, capaz de aprovechar al máximo las posibilidades de pesca de la que disponemos, y de conseguir el mejor beneficio posible sobre las capturas realizadas.

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN

Villauriz ha reiterado el importante papel de la investigación para asegurar que la toma de decisiones en materia de gestión pesquera se haga a partir del mejor conocimiento científico disponible. Por ello ha recalcado que cada euro asignado a partidas presupuestarias relacionadas con la investigación, con el conocimiento o con la formación, tiene un efecto estratégico sobre esta actividad y se constituye en una garantía de futuro para el sector de la pesca.

Asimismo ha recordado la clara apuesta del Gobierno por la innovación, y la necesidad de incorporar todas las herramientas que las nuevas tecnologías nos ofrecen para integrar la digitalización en los procesos productivos, la selectividad de las artes, la eficiencia energética y la optimización de costes.

Entre otras medidas impulsadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Villauriz se ha referido a la estrategia para fomentar la planificación y el fortalecimiento de la cadena de valor en el sector pesquero a través de los planes de producción y comercialización de las organizaciones de productores, con un incremento en los presupuestos para el apoyo a las mismas de 7,5 millones de euros, hasta un total de 13,5 millones.

Esta consignación permitirá sufragar las cantidades previstas en los planes de producción y comercialización de las Organizaciones de Productores Pesqueros (OPP) para 2022 y a la creación de otras nuevas, cofinanciados por el Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA) y cumplir así con lo recogido en su plan financiero.

Villauriz afirmaba en Celeiro que hay que obtener el máximo aprovechamiento posible a los fondos disponibles, y ha recordado que el FEMPA pondrá a disposición de España una asignación de 1.120 millones de euros para el periodo 2021-2027.

Otro de los grandes retos aludidos por la secretaria general, que es una de las principales preocupaciones del sector y que merece una atención especial, es el relevo generacional. El oficio de pescador es muy duro y exigente, y garantizar dicho relevo generacional requiere invertir en mejorar las condiciones de los buques, la seguridad y habitabilidad a bordo. A través del FEMPA se podrá avanzar decididamente en esta cuestión, ha asegurado Villauriz, a través de medidas orientadas a apoyar la formación profesional, el aprendizaje permanente y la adquisición de nuevas competencias para jóvenes menores de 40 años desempleados.

Evitar la inseguridad jurídica

Según Villauriz, la nueva normativa española aspira a «reforzar el fin social de las posibilidades de pesca, en justo equilibrio con los intereses empresariales». Por su parte, Javier Garat, secretario general de Cepesca mostró su «inquietud, por la inseguridad jurídica, si no deja claros los criterios de reparto», ya que si redistribuye las cuotas actuales «se irían al tacho las inversiones» de armadores que las compraron.

Teniendo en cuenta los exiguos cupos de algunas flotas de litoral, así como sus prácticas medioambientales, «entraríamos a tener en consideración más criterios que los históricos», dijo la secretaria de Pesca. Un «cambio de orientación, trazando un camino de futuro», en el que, subrayó, «la seguridad jurídica es prioritaria». Tanto como para «no poner en riesgo planteamientos y certezas del sector». Según Villauriz, «somos realistas: hay distribuciones en las que no corresponde hacer una revolución con los repartos».

Ella resumió en Celeiro los principios de una Ley de Pesca en la que el sector «debe apostar por la modernización e incorporar la digitalización», procurando mejorar la selectividad, la eficiencia energética, optimizar costes y apostar por la valorización . La han elaborado pensando en contribuir a un sector «más sostenible y competitivo, que genere riqueza y empleo», y en el que se valore más al pescador.

Artículos relacionados

Lo más popular