Noticia general

Los primeros kilos de bonito fueron subastados en Avilés al precio de 300 euros-kilo

La lonja de Avilés ha protagonizado la subasta del primer bonito de la temporada en el Cantábrico. En total 7.000 kilos de este túnido, pescados al nordeste de las Azores, por los barcos avilesinos ‘Berriz Amatxo’ y ‘Esmeralda Tercero’, y el bermeano ‘Goenkale’ fueron subastados. El primer bonito alcanzó el precio de 300 euros el kilo, y fue a parar a manos de Alimerka. El ex director general de Pesca de Asturias, Alberto Vizcaíno, criticó la puja por el primer bonito porque «frivoliza» los precios. Vizcaíno tilda la subasta de «payasada que solo beneficia a sus protagonistas», si bien valora la vertiente social que da a parte del pescado la empresa que suele adquirir las primeras capturas

Las tripulaciones de los tres barcos dirigidas por sus patronos Fidel e Iván Álvarez Garaot, los avilesinos, y Enrique Zabaleta, el vasco, salieron del muelle pesquero de la ciudad el pasado día 14. Esperaban tener suerte porque iban a ser los primeros barcos en llegar a esta zona del Atlántico en la que se encuentra el bonito en esta época del año, y la tuvieron, porque regresaron en quince días ya con las bodegas llenas, cuando el año pasado tardaron en dar con el bonito más tiempo y la primera subasta fue el 11 de junio.

Los tres barcos llegaron a la zona de pesca cuatro días después haber zarpado de Avilés y, según apunta Fidel Álvarez Garaot, «este año tuvimos suerte y pudimos encontrar el bonito pronto». Durante dos días se movieron en la zona en busca del preciado túnido y pudieron encontrarlo al tercero para luego estar tres días pescando y levar anclas en dirección a la rula avilesina, a donde han tardado en llegar otros cuatro días.

Los avilesinos habían llenado sus bodegas a 180 millas al noreste de las islas de las Azores, concretamente de la isla de San Miguel, y allí piensan volver, o al menos a esa zona, mañana viernes, después de la subasta de esta mañana y de volver a aprovisionar las embarcaciones con víveres y demás elementos necesarios para una travesía larga como esta.

Y es que ya lo habían indicado los patrones de las tres embarcaciones hace quince días, cuando eran los que abrían la costera del bonito. Lo sucedido el año pasado con un cierre temprano de esta pesquería en agosto, algo que nunca se había vivido en el sector, les ha hecho planificar este año de forma distinta. El objetivo es entrar en puerto cuantas veces se pueda rápidamente, porque si se termina el cupo como en 2018 en agosto, muchas embarcaciones de cacea, como estas tres, pueden no haber conseguido ingresos suficientes para cubrir la campaña

2938   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    Directorios

    Directorios