Noticia general

El Reino Unido establece tres fases de control de mercancías que lleguen desde la Unión Europea

El Reino Unido ha informado que a partir del 1 de enero de 2021 establecerá tres fases en el control de mercancías que lleguen desde la Unión Europea, retrasando unos meses la adopción completa de controles a todos los productos importados.

Toda la legislación está publicada el “Border Operating Model (BOM)” que se aplicará a partir del 1 de enero del 2021. Aún cuando la guía se dirige a empresas británicas, los procedimientos afectarán a las entidades que realicen tráficos con UK. El enlace al documento (en inglés): https://lnkd.in/e9UZwcC

Fuentes del sector pesquero destacaban «el escaso avance en la negociación entre Reino Unido y la Unión Europea», tras la última de las cuatro rondas celebrada la primera semana de junio.

La Comisión Europea quiere tener un acuerdo antes del 31 de octubre para su ratificación el 1 de enero de 2021, restan apenas cuatro meses y aumenta el riesgo de un no acuerdo, situación muy negativa para ambas partes, que afecta no sólo a los ciudadanos y las empresas, sino a políticas tan importantes como cooperación, exterior o judicial, y que provocará una gran disrupción en el comercio tras 40 años de adhesión a la Unión Europea.

Para la pesca existe «un riesgo real de no alcanzar un acuerdo», lo que supondría que en un breve período de tiempo podría comenzar la aplicación de aranceles, cuotas, controles, diferentes normas sanitarias y fitosanitarias.

Todo ello repercutiría de manera importante en las exportaciones españolas hacia uno de sus principales mercados, lo que supondría un nuevo varapalo para algunos sectores afectados por la Covid-19, aseguran Por este motivo, algunos sectores españolas solicitan a la Unión Europea la previsión de medidas de apoyo al sector agroalimentario porque con independencia de los planes de contingencia, «la disrupción del comercio con mercado británico podría superar todas las previsiones», remarcan.

Según fuentes consultadas «Reino Unido ha comunicado oficialmente su decisión de no solicitar la extensión del periodo transitorio. Además, tampoco acepta la propuesta de la UE de establecer 0 cuotas y 0 tarifas para el tránsito de bienes, y, hasta ahora, una convergencia en normas medioambientales, sociales, ayudas de estado y competencia llamado ‘Level Playing Field’, que establece una competencia leal entre ambas partes».

En este sentido, esta propuesta es la más ambiciosa tras el estatus de Estado miembro, y similar a la situación de Noruega, pero rechazada por Reino Unido, que propone un Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA), «con consecuencias negativas en el comercio actual, en especial para el sector agroalimentario», consideran los responsables de CCAE.

En la primera fase, de enero a marzo, el control será suave, a excepción de algunos productos de riesgo como alcohol y tabaco. En una segunda fase, de abril a julio, habrá controles a todos los productos de origen animal (carne, huevos, miel, productos lácteos, productos que deben tener una pre-notificación de las autoridades). Y desde julio todos los productos estarán sujetos a controles de declaración de aduanas y aranceles en el punto de importación, lo cual dependerá del acuerdo final, si se alcanzase.

El Reino Unido también ha anunciado su nuevo Régimen Arancelario ‘post-Brexit’ que entrará en vigor el 1 de enero de 2021 en caso de no acuerdo, con aranceles importantes a las principales exportaciones españolas como vino, aceite oliva, frutas y hortalizas y productos cárnicos.

En una videoconferencia celebrada la pasada semana entre la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Layen, el presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, y el primer ministro británico Boris Johnson se ha decidió también acelerar las negociaciones con reuniones físicas cada semana con el compromiso de ambas partes de alcanzar un acuerdo, según datos de CCAE.

«Incluso a pesar de un acuerdo entre la UE y el Reino Unido, las relaciones comerciales cambiarán por la existencia de una frontera nueva que implicará mayores costes logísticos y burocráticos», aseguran.

El Reino Unido es uno de los principales mercados para los productos agroalimentarios españoles, representa el 11% de nuestro comercio con la Unión Europea.

En algunos productos este mercado es especialmente importante, representa en valor de nuestras exportaciones de frutas (12%), hortalizas (15%), vino (18%), arroz (22%), y en aceite de oliva y aceituna de mesa, España es el primer proveedor. También lo es para productos ganaderos donde, de media, el Reino Unido representa alrededor del 5% de nuestras exportaciones.

Pero más allá de las afectaciones directas, existe un riesgo grave de disrupción del mercado interior porque las exportaciones del resto de países de la UE que no se destinen al Reino Unido acabarían en el mercado único afectando a todos los países.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS