viernes, julio 30, 2021
Inicio noticias de pesca Comercialización El Reino Unido fomenta el consumo de especies de pescado autóctonas

El Reino Unido fomenta el consumo de especies de pescado autóctonas


El Reino Unido fomenta el consumo de especies de pescado autóctonas por medio de su organismo Public Health England que recomienda el consumo regular de dos raciones de pescado de 140 g a la semana.

A partir del controvertido documental Seaspiracy que narra a su manera el impacto medioambiental de la industria pesquera, ha generado un debate global sobre la sostenibilidad de la vida marina en nuestros océanos. En el Reino Unido, en particular, en las últimas semanas se está prestando atención a las cinco principales especies de pescado que constituyen el 80% de las más consumidas: bacalao, eglefino, atún, salmón y gambas, que son en su mayoría especies importadas.

Aprecio a los productos del mar


Love Seafood se compromete a sensibilizar a los británicos sobre las decenas de especies que se capturan en aguas del Reino Unido.

“Tanto en términos de nutrición como de medio ambiente, lo importante es la variedad de especies de pescado”, dice Juliette Kellow, dietista y portavoz de la Asociación Dietética Británica. “Hay muchas especies de peces y crustáceos de las aguas del Reino Unido que tradicionalmente se exportan pero que podrían aportar grandes beneficios si se incluyeran con más frecuencia en nuestra dieta”.

Desde la merluza hasta la solla, pasando por el arenque o la cigala, las diferentes especies de pescado ofrecen beneficios para la salud gracias a las proteínas y los nutrientes presentes en cantidad.
Con su alto contenido en ácidos grasos omega-3 de cadena larga, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), los pescados grasos tienen propiedades antiinflamatorias y su consumo regular puede ayudar a reducir el colesterol LDL (el malo) y los triglicéridos.

Salud Pública de Inglaterra


Public Health England (PHE) recomienda el consumo regular de dos raciones de pescado de 140 g a la semana, una de las cuales debe ser de pescado azul, y ni el atún fresco ni el enlatado cuentan para el consumo de este último.

“Hace un par de años, PHE revisó sus orientaciones y eliminó el atún de la lista de pescados recomendados por su contenido beneficioso de omega-3”, dice Kellow. “El atún es bueno, pero no contiene tanta grasa omega-3 como otras especies”.

En su lugar, luz verde a las sardinas, el arenque, el calamar y los mejillones recomendados por la Asociación de Mariscos de Gran Bretaña como “la fuente más sostenible de omega-3”.

Por todo ello, se quiere promover el consumo de cigalas, caballa, “ideal para proteger el corazón y el cangrejo”. La carne de cangrejo es una excelente fuente de proteínas, rica en zinc, importante para la fertilidad masculina, y contiene 12 veces la cantidad de selenio, un nutriente con un papel clave en las defensas antioxidantes del organismo y la protección celular, que se encuentra en la carne de vacuno.

Artículos relacionados

Lo más popular