europa-azul.es
martes, diciembre 6, 2022
Inicio noticias de pesca Comercialización Las conservas de atún de italia, sector estratégico en crisis por la...

Las conservas de atún de italia, sector estratégico en crisis por la subida de precios y la inflación


Las conservas de atún de italia es un sector estratégico en crisis por la subida de precios y la inflación.El presidente de ANCIT, entre empresarial del sector, señala que: «Llevamos meses en alerta, necesitamos acciones concretas del gobierno.

Su larga duración y facilidad de conservación, su asequibilidad, sus valores nutricionales equiparables a los del pescado fresco y su facilidad de recreación lo convierten en el alimento imprescindible en el carro de la compra, premiado incluso en tiempos de pandemia por los consumidores que lo consideran un alimento gratificante en tiempos difíciles.. También tiene la ventaja de estar listo para su uso, ya que no requiere cocinar ni el uso asociado de gas o electricidad para su almacenamiento y preparación. Las conservas de atún se encuentran entre los sectores más virtuosos y estratégicos de la industria alimentaria italiana, hasta el punto de convertir a nuestro país en el mercado de referencia mundial de las conservas de pescado de calidad.

EN 2021 +4,35% LA PRODUCCIÓN: UN SECTOR ESTRATÉGICO DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA ITALIANA


La producción nacional de conservas de atún en 2021 de Italia se situó en 83.861 toneladas (+4,35% respecto a 2020), superando incluso la excepcionalidad de un año como 2020, en el que se situó entre los alimentos favoritos de los italianos encerrados. Todo el mundo lo come (99%), en general más de 1 italiano de cada 3 (36%) unas 2-3 veces a la semana (Fuente: Doxa 2021), con un consumo per cápita de 2,67 kg al año, para un total de 158.589 toneladas de atún en conserva consumidas por los italianos en 2021 (datos de Ancit basados en datos de Istat). Datos que confirman a Italia como uno de los mercados más importantes del mundo en el consumo de este alimento y como segundo productor europeo, después de España. En nuestro país, el año 2021 registró un valor de mercado de unos 1.380 millones de euros (+6% respecto a 2019 y sólo -1,4% respecto a la excepcionalidad de 2020). Las conservas de atún lideran la producción y el consumo, pero son también las anchoas en sal y en aceite, la caballa, las sardinas, el salmón, las almejas y los entrantes de marisco los que hacen del sector el símbolo de la tradición gastronómica italiana, contribuyendo al prestigio del Made in Italy en todo el mundo. El total del sector de las conservas de pescado registró en 2021 una facturación de unos 1.780 millones de euros.

PRECIOS ALTOS E INFLACIÓN: SITUACIÓN FUERA DE CONTROL. SE NECESITA EL APOYO DEL NUEVO GOBIERNO


Sin embargo, los costes de producción han alcanzado niveles intolerables, con una escalada cada vez más inmanejable. Ante estas dificultades, las empresas están preocupadas por lo que pueda ocurrir en los próximos meses. El escenario para el futuro es alarmante y la inflación amenaza con poner de rodillas a las empresas. Aunque no se trata de un sector de gran intensidad energética, la industria conservera de pescado está sufriendo mucho las continuas subidas de la factura energética (aumentos de más del 60% sólo en los últimos meses), y se prevén nuevas subidas. Teniendo en cuenta que los costes de la energía ya estaban subiendo mucho a finales de 2021, en la comparación entre 2022 y 2021 podemos hablar de que los costes casi se triplican, aproximadamente un +301%.

Este crecimiento tiene un efecto en cascada sobre todas las materias primas utilizadas por el sector, desde el pescado (el coste del atún ha subido con picos superiores al 30% en el último año) hasta el aceite y los materiales de envasado (embalajes), que han subido más de un 50% en los últimos doce meses, pasando por los envases (latas, tarros de cristal, papel, que son producidos por cadenas de suministro que consumen mucha energía). Además, la sequía que afectó a Europa provocó una mala cosecha de aceitunas que repercutió en la disponibilidad del aceite de oliva utilizado para su conservación, con el consiguiente aumento de precios (con picos de +31% en el caso del aceite de oliva y de +19% en el del aceite de oliva virgen extra en comparación con hace un año – Fuente: PricePedia). El principal proveedor mundial de aceite de girasol, con el 60% de la producción mundial y el 75% de las exportaciones, ha aumentado un 41,6% en el último año. Otro peligro se hace patente en toda su concreción: la continua apreciación del dólar estadounidense frente al euro, que ha perdido alrededor del 18 % de su valor desde finales de 2021. Esto ha generado un impacto adicional en el coste de la materia prima del atún (comprada principalmente en dólares) que no tienen otras cadenas de suministro «basadas en el euro».

Artículos relacionados

Lo más popular