Noticia general

Catorce científicos del IEO se embarcan en el barco Miguel de Oliver para reducir los descartes

Catorce científicos se han embarcado en el barco Miguel Oliver dentro de un programa de reducción de los descartes., en el programa Descarsel. Su objetivo es el de conciliar el interés socioeconómico de quienes viven del mar con la protección de los recursos. Continuando las de años anteriores, la ciencia sale en auxilio de la flota ayudando a mejorar la selectividad de las redes de arrastre de fondo. Desde este 29 de agosto al 9 de septiembre, a bordo del buque oceanográfico Miguel de Oliver,los científicos estudiarán en caladeros del Cantábrico-Noroeste cómo reducir los descartes en esa pesquería.

En la campaña se valorarán, de forma experimental, las características selectivas de distintos copos de pesca con diferentes tamaños de malla y armados con dispositivos selectivos como ventanas de escape de juveniles. El uso de cámaras submarinas y la avanzada tecnología del buque oceanográfico permitirán una monitorización completa de las operaciones de pesca. Para realizar el seguimiento técnico de los dispositivos selectivos se utilizan varias cámaras submarinas instaladas en diferentes puntos de la red, que desvelan el comportamiento de los peces dentro del copo y sus movimientos de escape, lo que permite diseñar artes más sostenibles y efectivos para la pesquería, con el objetivo de minimizar los efectos de la pesca en el ecosistema y los stocks.

Los objetivos principales de esta campaña son por un lado, mejorar los parámetros de selectividad y las curvas de selección para las especies objetivo y por otro lado, estudiar la supervivencia de algunas especies que llegan a bordo con vida.

Tal y como señala Julio Valeiras, Jefe de campaña, “especies como las rayas y cigalas vivas pueden ser liberadas cuando no haya cuota o sean individuos pequeños. Para ello se mantienen en viveros a bordo, se monitorizan y se liberan marcadas al mar. En el caso de las rayas, un alto porcentaje de ellas pueden sobrevivir si son manipuladas de forma adecuada. Esto permite al sector pesquero contar con exenciones a la obligación de desembarque que benefician al ecosistema, a la especie y al propio pescador, porque puede devolver vivas al mar algunas especies sin consumir cuota, lo que contribuye a realizar buenas prácticas pesqueras”.

Los resultados de esta campaña servirán para la toma de decisiones en materia de gestión pesquera que permitan conjugar la sostenibilidad de los recursos y la superveniencia socio-económica del sector pesquero.

La serie de campañas DESCARSEL comenzó en el año 2017 a bordo del B/O Miguel Oliver, en coordinación con la Secretaría de Pesca, para obtener información para una gestión sostenible de los recursos pesqueros en el marco de la normativa conocida como “Obligación de Desembarque”, por la que todas las capturas deben ser llevadas a puerto y se limita el descarte en el mar. En el canal de Youtube de IEODESMAR se puede ver un vídeo sobre los objetivos del proyecto y de las campañas que se llevan a cabo en el marco del mismo.

Los investigadores tendrán que seguir las recomendaciones sobre medidas en relación a la COVID-19 para el desarrollo de campañas oceanográficas en los buques de la Comisión de Coordinación y Seguimiento de las Actividades de los Buques Oceanográficos (COCSABO) y deberán acreditar para embarcar un resultado negativo en una prueba PCR.

.

.

.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS