lunes, octubre 25, 2021
Inicio Sector Pesquero La campaña de bonito se cierra hoy lunes

La campaña de bonito se cierra hoy lunes

La costera de bonito será la más corta de la historia, tras consumirse el 90 por ciento de la cuota asignada. Madrid ha decretado el cierre de la pesquería, tras consumirse un 90 por ciento de las 17.257 toneladas distribuidas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que ha ordenado el fin de las capturas a partir del lunes

En esta dirección la costera de este año batiría todos los récords. Sería la cuarta que concluiría en agosto: la del 2020 finalizó el día 19, la del 2019, el 27; y la del 2018, el 23. En el 2017 se cerró el 13 de octubre y en el 2016, el 5 de ese mes, la época habitual. Hasta ese último año nunca se había clausurado tan pronto, para la segunda semana de agosto, por agotarse la cuota.

Así, se disponían de 995 más que las 16.262 del año pasado y del anterior, son mil menos de las que corresponderían aplicando la subida del 12,5 % aprobada por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, en sus siglas en inglés). Nadie sabe que ha pasado con las mil que faltarían. Dirigentes del sector señalan que serían parte de las que habría restado la UE (Unión Europea) a todos sus países para pagar la sobrepesca de Irlanda y Portugal en el 2019. No obstante, añaden que la Comisión Europea aceptaría penalizar solo a esos dos Estados, pero públicamente no consta que lo hiciera.

Mientras tanto persiste ese volumen de descargas y no se incorpora la cantidad retenida por la UE como pago del exceso de capturas de otros países, la pesquería del bonito del 2021 estará finalizada la próxima semana, justo cuando Madrid ha contabilizado el 90 % de la cuota anual. Sucedería a partir de mediados de la próxima semana, aplicando el mismo enfoque precautorio de años anteriores. 

Los consumidores podrán seguir disfrutando del bonito fresco español, el único capturado con anzuelo, uno a uno, hasta hoy y algun día más de la próxima semana porque Pesca suele permitir venderlo hasta tres o cuatro días después del final oficial de la pesquería.

.

Pelágicos franceses e irlandeses crispan a la flota cantábrica porque seguirán capturando bonito

Considerado el sustituto de las redes de enmalle a la deriva, las volantas, el arrastre pelágico continúa creando fricciones en el Cantábrico. Prohibido en España, Irlanda y Francia permiten que sus barcos peinen la superficie del mar con esas redes. Es un método de pesca industrial, diametralmente opuesto al artesanal de cacea o cebo vivo de gallegos, asturianos, cántabros y vascos.

Adolfo García, presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, reitera las críticas a los pelágicos porque resultan «muy dañinos para el ecosistema marino, son destructivos, tienen una capacidad de pesca brutal, se saltan la prohibición de descartes y matan delfines, tortugas y otros cetáceos». De ahí que el sábado criticasen con dureza a la Lonja de Gijón por permitir a dos arrastreros irlandeses descargar 68 toneladas en ese puerto, aunque es una práctica legal. Asegura que este martes faenaban «frente a Cabo Peñas unos 40 franceses e irlandeses, rozando el límite de las doce millas» de las aguas territoriales españolas, donde no pueden pescar.

Basilio Otero, presidente de la Federación Española de Cofradías de Pescadores y patrón mayor de Burela, el puerto que vende el 60 % del bonito fresco en Galicia, critica al arrastre pelágico porque «es poco selectivo, daña el medio marino, y genera la aparición de muchos cetáceos muertos en». También critica porque «tiran los precios de pescado». En su opinión, «igual deberíamos hacer más fuerza para que las conserveras no compren el bonito pelágico».

Artículos relacionados

Lo más popular