europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio noticias de pesca Comercialización Consumir las cabezas de gambas y langostinos no es un riesgo para...

Consumir las cabezas de gambas y langostinos no es un riesgo para la salud


La Asociación de Organizaciones de Productores Pesca España, nace fruto del compromiso del sector pesquero y marisquero español, con el fin de crear alianzas y promover su desarrollo con sostenibilidad. Dos son sus objetivos, incentivar el consumo de los productos pesqueros salvajes españoles, así como su difusión, defensa y promoción por su calidad y valores nutricionales altamente saludables.


El pasado martes 20 de diciembre, en el mercado de San Antón de Madrid, han presentado
“Llévate pescado”, su primera campaña de promoción para incentivar el consumo de productos del mar. Con este directo mensaje, desean promover la compra e ingesta de los
productos pesqueros españoles durante todo el año y especialmente en Navidad. Y ese día, como no podía ser de otro modo, la protagonista fue la gamba, delicia culinaria y saludable
presente en muchos hogares en estas fiestas.


El eslogan “De la gamba hasta la cabeza” y la fecha han sido acertadamente elegidos porque en navidades, como viene ocurriendo estos últimos años, los medios de comunicación lanzan “mitos o mensajes sacados de contexto sobre el consumo de gambas
y langostinos y queremos arrojar luz y tranquilizar a los consumidores para que puedan disfrutar de esta fuente de felicidad durante las fiestas navideñas con total
seguridad”, afirmó Javier Garat, presidente de Pesca España.


El mensaje más habitual es el de que no se deben “chupar” las cabezas de estos crustáceos, por su alto contenido en cadmio, un metal pesado. La información parte de una
recomendación de 2011 de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición
(AESAN), en la que se especifica que “se limite, en la medida de lo posible, el consumo de
carne oscura de los crustáceos, localizada en la cabeza, con el objetivo de reducir la
exposición de cadmio. El consumo de estas partes de los crustáceos puede conducir a
una exposición inaceptable de cadmio, particularmente cuando el consumo es
habitual”, señalaba el texto.


El consumo en España es ocasional y seguro


En España, según indica el Informe de Hábitos Alimentarios de 2021, elaborado por el
Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo que se hace de estos
productos es completamente ocasional: 6,3 kg de mariscos, moluscos y crustáceos
(medio kilo al mes) al año, por persona.


Marlhyn Valero, dietista-nutricionista del Hospital Universitario La Paz (Madrid) llama la
atención sobre lo alejadas que están las cifras de consumo para poder hablar de alerta
alimentaria, “para alcanzar niveles de toxicidad habría que tomar tal cantidad de ellos,
que resultaría una ingesta excesiva… o bien habría que consumirlos con una frecuencia
tan alta -lo que se denomina consumo extremo- , no siendo compatible con las
recomendaciones de alimentación saludable”.


“Según las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) de
2016, los pescados y mariscos son una buena fuente de proteínas, minerales y vitaminas
con un perfil graso rico en ácidos grasos poliinsaturados (omega 3)”, señala la experta.
“Unas 3-4 raciones de pescados y mariscos a la semana estaría bien y son muy
beneficiosas, ya que son proteínas de alto valor biológico y podemos aportar mayor
variedad de proteínas a la alimentación diaria, fomentando de esta forma el modelo de Dieta Mediterránea”, añadió.

El cadmio se encuentra de forma natural en el medio ambiente, asociado a otros minerales
como el cinc, el cobre o el plomo. Tiene muchas aplicaciones industriales, por lo que su
liberación al medio ambiente se ve incrementada por la acción del hombre, y de esta forma, pasa a los alimentos. El cadmio no tiene ninguna función biológica en nuestro organismo.


Cabe la posibilidad de ingerirlo con los alimentos.


Porque ocurre que aunque el 94% de los españoles afirma que les gusta el pescado, tan
sólo el 23% lo consume habitualmente, algo que preocupa y afecta de manera directa a uno de los sectores esenciales y motores económicos de nuestro país. Por ello, acaba de poner en marcha la campaña “Llévate pescado” de la que ya os hemos contado en otra ocasión con detalle y en la que se encuentran inmersa la asociación Pesca España.


Tanto la AESAN como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indican que,
“entre los grupos de alimentos que contribuyen en mayor medida a la ingesta de
cadmio, están los cereales y productos a base de cereales”. EFSA también cita como
fuente de exposición los frutos secos, los tubérculos y la carne y productos cárnicos.
En defensa de los productos del mar Pesca España contrasta, rebate mitos y arroja luz con datos e informaciones fiables para tranquilizar a los consumidores y animarles a seguir disfrutando de los productos del mar como vienen haciendo durante todo el año y especialmente en Navidad.


Pesca España nace para reivindicar los productos del mar desde la sostenibilidad, la
tradición y la felicidad. Es una asociación formada por algunas de las más importantes
organizaciones de productores pesqueros del país, de momento son nueve y se unirán más
a principios de enero. Defiende la pesca por su valor nacional como motor económico
y elemento fundamental de una dieta saludable.

Artículos relacionados

Lo más popular