viernes, julio 23, 2021
Inicio Industria Naval Bolton Food y AZTI se unen para evitar capturas no deseadas en...

Bolton Food y AZTI se unen para evitar capturas no deseadas en atuneros


Tres buques de Bolton Food, unidad de negocio de conservas de pescado de
Grupo Bolton, que operan en el Océano Pacífico han probado a lo largo de
2019 y 2020 la eficacia de nuevos dispositivos diseñados por el centro
tecnológico AZTI a partir del uso combinado de dispositivos selectivos que permiten liberar de inmediato las especies accidentalmente capturadas (tiburones de talla pequeña y tortugas, entre las más frecuentes) en el objetivo de conseguir una industria atunera más sostenible y respetuosa con el hábitat marino


Los nuevos hoppers con rampa simplifican el proceso de devolución al mar de
las especies no deseadas, minimizando su estrés, y mejoran la seguridad de
los pescadores. Los resultados sitúan en un 95% el porcentaje de tiburones accidentalmente capturados que pudieron ser directamente liberados gracias a los dispositivos desarrollados.

La captura accidental de especies vulnerables, como tiburones o tortugas, es una de las consecuencias no deseadas de la pesca de túnidos que puede llegar a representar el 2% las capturas totales. Estas especies deben ser devueltas al mar para continuar su ciclo de desarrollo vital y, por lo tanto, es responsabilidad de las empresas garantizar la reducción de esta pesca incidental como elemento clave, junto con el abastecimiento de pesquerías con poblaciones sanas y bien gestionadas, de su compromiso con la pesca sostenible.


En este contexto se sitúa el proyecto desarrollado a lo largo de los años 2019 y 2020
por el centro tecnológico AZTI y la flota de Bolton Food, unidad de negocio de
conservas de pescado del Grupo Bolton, con el objetivo de diseñar y comprobar in situ la eficacia de soluciones que permitan evitar la captura en alta mar de especies no deseadas.


Como resultado de esta exitosa colaboración, que ha contado con financiación del
Departamento de Pesca del Gobierno Vasco, Azti y Bolton Food comparten en el Día
Mundial del Atún, el desarrollo del denominado hopper: una tolva situada en las
inmediaciones de la escotilla de descarga de los buques, sobre la que se vierte el
pescado y que permite una rápida visualización de las especies accesorias para suextracción. El dispositivo lleva anexa una rampa orientada al mar, que permite su
liberación inmediata.


“Los hoppers con rampa serán una contribución fundamental a la reducción de la
pesca accidental. Impulsar proyectos pioneros e innovadores como éste en la práctica
pesquera de los atuneros de cerco, es parte de nuestro compromiso con el cuidado de
los océanos y sus recursos”, señala Luciano Pirovano, Director Global de Desarrollo
Sostenible de Bolton Food.

Un antes y un después para la industria pesquera


En el estudio han participado un total de tres buques atuneros de cerco de Bolton
Food que operan en el Océano Pacífico, la pesquería más grande del mundo. Se trata
de los buques Rosita C., San Andrés y Charo. La implicación de inspectores, patrones
y tripulación en las pruebas ha sido fundamental para su éxito. Los potentes sistemas
de monitoreo electrónico con los que cuentan estas embarcaciones están detrás de la
información obtenida para el análisis por parte del personal técnico de la empresa
DOS (Satlink). “La información recogida hasta ahora es muy alentadora, ya que demuestra que gracias al hopper con rampa, más del 95% de tiburones capturados accidentalmente pudieron ser liberados directamente desde la cubierta”, señala el investigador de AZTI, Jefferson Murua.

 Los hoppers con rampa evitan que especies vulnerables accedan de manera
accidental desde la cubierta hacia las cubas, donde su liberación es más
compleja. Tienen un diseño innovador, ya que cuentan con unas rampas de liberación
anexas donde se depositan las especies accesorias que van directamente al
mar sin necesidad de manipulación. Esto reduce el tiempo de liberación y
minimiza el estrés de los animales, lo cual es fundamental para favorecer su
supervivencia. Igualmente, el hopper mejora las condiciones de seguridad de la flota, limitando el riesgo de accidentes al reducirse la manipulación de especies
potencialmente peligrosas como los tiburones de gran tamaño.

El estudio también demuestra que la aplicación del hopper no ralentiza la
maniobra de salabardeo, evitando pérdidas de tiempo innecesarias que
condicionen la calidad del atún.
“Este proyecto es un claro ejemplo de colaboración en el que todas las partes
ganamos. La colaboración entre la industria y la ciencia es, además, esencial para
garantizar la sostenibilidad a largo plazo de los recursos naturales a través de la
mejora en las prácticas de explotación y gestión pesquera”, añade Daniel Calvo,
Director de Flota en Bolton Food.


Como resultado de este proyecto, la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) y el centro tecnológico AZTI han firmado un memorándum de entendimiento para continuar estudiando la eficiencia de este tipo de dispositivos selectivos. Los nuevos prototipos servirán para que tanto empresas de la flota española como otras flotas internacionales tomen ejemplo y vayan incorporando los hoppers dentro de sus
mejores prácticas. “En una segunda fase, y en colaboración con Bolton Food y con la
CIAT, estudiaremos la tasa de supervivencia a largo plazo de los tiburones mediante
marcajes”, apuntan desde Azti.

Multinacional de conservas de pescado


Bolton Food es la unidad de negocio de conservas de pescado de la multinacional
italiana Grupo Bolton, con marcas líderes en el mercado español como Isabel y Cuca.
Miembro fundador de ISSF, cumple con el 100% de sus medidas de conservación
destinadas a garantizar la pesca sostenible y sus pescadores participan de forma
activa en formaciones sobre sostenibilidad. Comprometidos con una sostenibilidad
360º, la compañía trabaja en alianza con WWF, con el objetivo de asegurar la salud de los océanos y sus recursos, y con Oxfam con el fin de construir una cadena de
suministro cada vez más equitativa e inclusiva, donde se garantice el respeto de los
Derechos Humanos y las condiciones de trabajo seguras y dignas para todas las
personas.

La empresa es parte activa del programa voluntario del Código de Buenas
Prácticas de OPAGAC y todos sus buques están certificados bajo la UNE 195006 Atún
de Pesca Responsable por AENOR. Además, desde el pasado diciembre, el 100% del
atún ISABEL que podemos encontrar en los supermercados, es Atún de Pesca
Responsable certificado por AENOR.

Artículos relacionados

Lo más popular