lunes, mayo 10, 2021
Inicio Sector Pesquero El Día Mundial del Atún recuerda la importante aportación del sector a...

El Día Mundial del Atún recuerda la importante aportación del sector a la riqueza europea

El Día Mundial del Atún tiene que recordar la importante aportación del sector atunero congelador a la cadena de valor de la industria pesquera. El impacto económico a nivel estatal, regional, local y europeo es total.

Niveles de abundancia o “biomasa reproductora”: Globalmente, el 65% de las 23 poblaciones se encuentran en niveles saludables de abundancia, el 22% en un nivel intermedio y el 13% en situación de sobrepesca.
Niveles de mortalidad por pesca: El 74% de las 23 poblaciones se encuentra en un nivel de mortalidad por pesca saludable y el 22% sufre sobrepesca.
Captura total: La captura de las principales poblaciones comerciales de atún fue de 5,3 millones de toneladas en 2019, lo que supone un aumento del 2% respecto a 2018. El 60% fue de atún listado, seguido por el rabil (28%), el patudo (7%) y el atún blanco (4%). El atún rojo representó el 1% de las capturas mundiales.
Mayores capturas de atún por población: Las cinco mayores capturas en toneladas, sin cambios desde el informe anterior, son el listado del océano Pacífico occidental, el rabil del océano Pacífico occidental, el listado del océano Índico, el rabil del océano Índico y el listado del océano Pacífico oriental.
Producción de atún por arte de pesca: el 65,7% de las capturas se realizan con redes de cerco, seguidas por el palangre (10,0%), la caña y el sedal (7,8%), las redes de enmalle (3,7%) y las artes diversas (12,8%). Estos porcentajes han cambiado mínimamente desde el informe anterior.

El sector atunero congelador vasco emplea a 3.100 personas y factura 924 millones de euros en Euskadi, según una investigación realizada por la Asociación Bermeo Tuna World Capital (BTWC), con la colaboración del centro tecnológico Azti, con lo que conviene recordar en el Día Mundial del Atún su importante aportación a la riqueza europea.

El volumen de negocio generado por las compañías de Bermeo alcanza los 1.550 millones de euros (el 79% del total de Euskadi y el 44% del total estatal) y concentran 21.493 empleos directos e indirectos, de los cuales 2.112 se localizan en el propio municipio (593 en transformación y 1.519 en pesca). DATOS ESTATALES

Según el estudio, el sector cuenta en el conjunto del Estado con 70 barcos pesqueros, 31 barcos de apoyo y ocho mercantes. En conjunto, la pesca y la transformación de la flota genera un volumen de negocio de 3.532 millones de euros al año, de los que 2.718 millones repercuten en España (485 millones originados en actividades pesqueras y 2.233 millones en transformación).

Además, la actividad de la flota estatal soporta 47.830 empleos, de los cuales 9.448 se localizan en España (7.563 en transformación y 1.885 en pesca).

El atún supone algo más del 50% del consumo de conservas de pescado en el Estado, con un promedio de consumo de 2,3 kilogramos por persona al año y un gasto anual de 17 euros por persona, según han explicado los responsables del estudio

En un análisis confeccionado con los datos oficiales de los años 2015, 2016 y 2017, se centraba en los túnidos tropicales pertenecientes a las especies patudo (Thunnus obesus), rabil (Thunnus albacares) y listado (Katsuwonus pelamis), las tres que integran de forma mayoritaria las capturas de la flota atunera congeladora. Estas especies llegan al consumidor sobre todo en forma de conserva bajo las denominaciones de atún y atún claro.

Las empresas vascas del sector generan un volumen de negocio de 1.969 millones de euros al año en el mundo, de los cuales 924 millones repercuten directamente en la Comunidad Autónoma Vasca (448 millones en pesca y 476 millones en transformación).

Además, las empresas atuneras congeladoras vascas generan 29.117 empleos directos e indirectos, de los cuales 3.100 corresponden a Euskadi, mientras que los restantes se distribuyen por distintas partes del mundo.

De los 70 barcos contabilizados en el Estado, 54 son de titularidad vasca (el 77% del total), 45 de ellos del municipio vizcaíno de Bermeo, un punto geográfico que tiene “una relevancia capital en el sector”, según han destacado en la presentación del estudio.

Situación de los recursos

El Día Mundial del Atún se celebra en todo el mundo el 2 de mayo de cada año; fue proclamado oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) mediante la adopción de la resolución 71/124 en diciembre de 2016. Su objetivo es destacar la importancia de la gestión de la conservación y garantizar que se requiere un sistema para evitar que las poblaciones de atún se pesquen de forma insostenible.

Y bien merecido es el día para el atún, un número considerable de naciones en todo el mundo dependen del atún tanto para la seguridad alimentaria como para la nutrición. Al mismo tiempo, más de 96 países tienen pesquerías de atún, y su capacidad crece constantemente.

Según Francisco Blaha, “para algunas zonas del mundo, la situación del atún es peor que para otras, aunque reconozco que me centraré en la que he estado trabajando durante más de 30 años, principalmente en la zona del mundo donde la importancia del atún está mejor ejemplificada; las islas del Pacífico occidental y central, fuente de más del 30% de las capturas mundiales de atún”.

La sostenibilidad y el rendimiento económico del recurso del atún para las islas del Pacífico es una buena historia en la pesca, un área clave de la producción de alimentos que no promueve muchas buenas historias.

“Desde hace muchos años, las naciones insulares del Pacífico han demostrado un liderazgo sustancial en materia de derechos y responsabilidades de los Estados costeros. Nuestra región cuenta con las uniones más fuertes entre países costeros (países responsables de las aguas donde se pesca el atún) que existen en todo el mundo. Instituciones ejemplares como la Agencia del Foro Pesquero de las Islas del Pacífico no existen en ningún otro lugar, menos a lo largo de más de 40 años de trabajo apoyando a sus 17 miembros en torno a las áreas críticas” según Blaha.

Pero también en términos de quién, cómo, cuándo y dónde pueden pescar los buques, los 17 países comparten las HMTC para aquellos que desean pescar en sus aguas, estas condiciones van desde el tamaño de las marcas de identificación en los buques hasta la especificación de las artes de pesca, las condiciones de captura incidental, etc. Y, sorprendentemente, esto incluye los derechos laborales de los pescadores, al incluir un conjunto mínimo de requisitos basados en el Convenio sobre el trabajo en la pesca (C188) de la OIT como parte de los requisitos para que los buques puedan pescar en aguas de los Estados costeros. Esto es trascendental porque a partir del 1/1/2020, si un buque no respeta esos derechos y condiciones laborales como parte de su licencia, se le puede retirar el derecho a pescar, y los buques no estarían en regla. Es la primera vez en el mundo que existe un vínculo directo entre las normas laborales y el derecho a pescar, corroborado por una coalición de Estados costeros.

Artículos relacionados

Lo más popular