viernes, septiembre 17, 2021
Inicio Sector Pesquero Los pescadores van a ser expulsados de muchas áreas a proteger por...

Los pescadores van a ser expulsados de muchas áreas a proteger por la UICN

“La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que celebrará su Congreso, en septiembre, reúne a gobiernos, ONG y fundaciones, tiene previsto proceder a la expulsión de muchas flotas pesqueras en beneficio de muchas áreas protegidas. Esta entidad tiene 1.300 miembros y emplea a 16.000 expertos. Tiene estatus de observador en la ONU y desempeña un papel importante en la preparación del Convenio sobre la Diversidad Biológica y otros convenios internacionales.

Los objetivos de la UICN son claros: el 30% de los océanos deben ser declarados áreas marinas protegidas (AMP), concebidas como reservas integrales o prohibidas a la llamada pesca industrial. Esta pesca se define de tal manera que excluye prácticamente toda la pesca comercial. Los únicos que quedarán serán los pescadores recreativos a los que se les permita capturar algunas especies.

La propuesta 66 del Congreso de la UICN define la “pesca industrial” de la siguiente manera: “En el contexto de las áreas protegidas, la “pesca industrial” se define como la realizada por embarcaciones motorizadas (de más de 12 metros de eslora y 6 metros de manga), con una capacidad de más de 50 kg de capturas por viaje, que requieren grandes sumas de dinero para su construcción, mantenimiento y funcionamiento, y que se venden principalmente con fines comerciales […]. La pesca con artes de arrastre remolcados o arrastrados por el fondo marino o la columna de agua y la pesca con redes de cerco y grandes palangres, puede definirse como “pesca industrial” […]. “

Una toma de poder bien informada

Estas propuestas serán validadas por el Convenio sobre la Biodiversidad que se celebrará el mes siguiente, en octubre, en China. En ese momento, serán jurídicamente vinculantes para todos los Estados. Francia, por su inmensa zona económica exclusiva (ZEE), está desempeñando un papel destacado en estas propuestas sobre los océanos. Todo esto está siendo impulsado por los científicos, sin ningún debate democrático con los representantes elegidos.

Esta toma de poder está bien preparada por las campañas de numerosas fundaciones y grandes ONG ecologistas, que, como Mares en Peligro o France Nature Environnement, acaban de pedir la prohibición de las redes de arrastre. Cabe imaginar la reacción de los pescadores de la bahía de Saint-Brieuc, que llevan décadas gestionando su zona y que dan sustento a cientos de familias. Ya no se trata de unas decenas de km2 que les serán arrebatados como con los aerogeneradores…

En Bretaña, en la zona de las 12 millas, las AMP cubren el 45,3% de la superficie, y en la ZEE de la zona del Namo (Canal de la Mancha Occidental del Atlántico Norte), para Bretaña y los Países del Loira, la superficie cubierta por AMP representa el 48,6%, según el Comité Regional de Pesca de Bretaña.

Por su parte, el Parlamento Europeo, en un informe del eurodiputado español César Luena, y el Comisario Europeo de Asuntos Marítimos también se han adelantado a la propuesta del 30% de AMP. “El Parlamento quiere que la futura estrategia de biodiversidad de la UE para 2030 garantice que la UE lidere el camino: garantizando que el 30% de su territorio sean áreas naturales para 2030; restaurando los ecosistemas degradados para 2030. “

AMPs, sí, pero no sin las personas afectadas

Para Magnus Johnson y otros expertos en pesca, las AMP deben formar parte de una gestión rigurosa y democrática de la pesca, sin pretender ampliarlas ad infinitum y teniendo en cuenta todas las zonas de pesca. “El hecho de que prácticamente no hay pruebas que apoyen la idea de que las reservas funcionan en zonas templadas, especialmente en sedimentos blandos, parece haber sido completamente ignorado”, escribió ya en 2013. Otros estudios recientes demuestran que las AMP tienen un impacto social negativo en los países del sur.

Por su parte, la asociación Survival International, que defiende a los pueblos indígenas, escribe: “Las principales ONG de conservación afirman que esto mitigará el cambio climático, reducirá la pérdida de especies silvestres, mejorará la biodiversidad y, por tanto, salvará nuestro medio ambiente. Se equivocan. Por el contrario, aumentarán el sufrimiento humano y, por tanto, acelerarán la destrucción de las zonas que pretenden proteger, ya que aumentará la oposición local a las zonas protegidas. La idea de “conservación-fortaleza” -que consiste en expulsar a la población local de sus tierras para proteger la naturaleza- es colonial. “

Un desprecio por los compromisos de los pescadores

Emprender el camino de la gestión autoritaria y tecnocrática de los océanos es cuestionar la cultura, los conocimientos y la vida de los pescadores sin tener en cuenta la realidad de sus prácticas y compromisos. Si tenemos en cuenta la historia reciente de la lucha por el medio ambiente en Bretaña, pero también la historia del movimiento de los pescadores.

Artículos relacionados

Lo más popular