lunes, noviembre 29, 2021
Inicio Internacional Un estudio trata de establecer las vías de acción contra los trabajos...

Un estudio trata de establecer las vías de acción contra los trabajos forzosos

Un estudio realizado por Katrina Nakamura, Yoshitaka Ota, Francisco Blaha trata de establecer unas pautas de acción contra los abusos laborales y el trabajo forzoso en la mar, en unos momentos en los que demasiados tripulantes de pesca han muerto a bordo de buques conocidos por sus delitos pesqueros.

El objetivo de este documento es dar a conocer los derechos «fundamentales» de todas las personas que trabajan en el sector de los productos del mar y el deber empresarial de prevenir las violaciones de los derechos, tal y como se organizan los procedimientos mínimos en el lugar de trabajo que están legalmente establecidos en el derecho internacional, en uso consuetudinario y efectivos. Los autores buscaron orientaciones sobre el respeto de los derechos en el lugar de trabajo y, a continuación, realizaron una investigación para identificar los mínimos legales que los Estados han firmado y ratificado como esenciales, y que también están en el ámbito del deber empresarial que se establece en los Principios Rectores de las Naciones Unidas para las Empresas y los Derechos Humanos, 2011.

El resultado, publicado en Scienciedirect, es una breve lista de procedimientos en el lugar de trabajo que están: (1) destinados a prevenir las violaciones de derechos, en particular el trabajo forzoso, (2) adaptados a diversos tipos de operaciones en diferentes idiomas, costumbres o circunstancias, (3) apropiados para todas las personas en un lugar de trabajo de productos del mar, sean o no titulares de un contrato, y que permiten (4) hacer un seguimiento de las condiciones laborales de manera que puedan ser verificadas por las personas que trabajan en él o sus representantes.

Para defender los derechos fundamentales en los lugares de trabajo del sector marítimo, los empleadores deben proporcionar formación sobre derechos a todos los nuevos contratados en un idioma que entiendan, un canal seguro y receptivo para las quejas en el lugar de trabajo que enlace con la línea de mando, disposiciones para el trabajo seguro en condiciones peligrosas y, entre otras cosas, un pasaje seguro para las personas que decidan marcharse. Tanto en el mar como en tierra, toda persona tiene derechos fundamentales a las garantías legalmente establecidas en los lugares de trabajo de los marinos.

Entre todos los reguladores de la industria pesquera y marítima y todas las personas que trabajan es fundamental defender los derechos en los lugares de trabajo del mar y prevenir el trabajo forzoso. La diligencia debida en materia de derechos humanos es un protocolo preventivo que deben cumplir conjuntamente las empresas y los gobiernos. El ejercicio es muy prometedor para rastrear y luego prevenir o mitigar las condiciones de riesgo, pero puede quedarse corto cuando una de las partes no reconoce los derechos fundamentales. El protocolo puede no abarcar todas las protecciones básicas de los derechos humanos requeridas en el lugar de trabajo, por ejemplo, la negociación colectiva. También puede fracasar si se utiliza para reducir los riesgos empresariales identificando y luego suprimiendo las violaciones de derechos a las que se enfrentan las personas en el trabajo.

Mecanismo de escucha de los conflictos laborales

También exponen una petición de intolerancia frente al trabajo forzoso que significa poco sin los correspondientes mecanismos para escuchar los conflictos laborales a medida que surgen en los lugares de trabajo en el mar y para responder antes de que se intensifiquen. Ejercida con respeto a estas limitaciones, la diligencia debida en materia de derechos humanos podría convertirse en un poderoso agente de cambio.

Existe una curva de aprendizaje para sensibilizar a los operadores de productos del mar, a los funcionarios de tiempo de mar, a los fiscales y a los ejecutivos de los supermercados globales sobre los riesgos y las condiciones laborales -tal y como se definen en la ley, pero también tal y como se producen a nivel local, especialmente la servidumbre por deudas y la coacción por deudas-, pero el plazo debería ser corto. La esclavitud es ilegal en todo el mundo desde 1926.

Cien años después, organismos de control como la Interpol y el Grupo de Acción Financiera Internacional (el trabajo forzoso es un delito subyacente al blanqueo de capitales) vuelven a tomar medidas contra la explotación laboral en la producción industrial. La retención de salarios, documentos de identificación o incluso el acceso a un botiquín de primeros auxilios persisten hoy en día en los lugares de trabajo de los mariscos, a pesar de la legislación laboral y las normas de seguridad e higiene en el trabajo (OIM, 2021) [54]. Los investigadores también podrían servir a la enorme y aún inacabada tarea de la abolición preguntándose qué aspecto tiene un lugar de trabajo seguro desde el punto de vista de un miembro de la tripulación pesquera, de un recolector de camarones o de un pelador, para luego construir un marco conceptual en torno a ese centro.

Artículos relacionados

Lo más popular