europa-azul.es
martes, diciembre 6, 2022
Inicio Investigación Un estudio demuestra la vinculación del cambio climático sobre el bacalao del...

Un estudio demuestra la vinculación del cambio climático sobre el bacalao del Mar del Norte


Abordar la dicotomía de la pesca y el clima en la gestión pesquera con el modelo FishClim es el estudio realizado por Grégory Beaugrand, Alexis Balembois, Loïck Kléparski y Richard R. Kirby que demuestra la enorme repercusión del cambio climático en las poblaciones de bacalao del Mar del Norte.


La influencia relativa de la pesca y del cambio ambiental inducido por el clima (CIEC) en las fluctuaciones a largo plazo de las poblaciones de peces explotadas ha sido objeto de controversia porque separar sus contribuciones es difícil por dos razones. En primer lugar, en general no existe una estimación del CIEC para un periodo anterior a la pesca y, en segundo lugar, la evaluación de los efectos de la pesca sobre las poblaciones se ha realizado al mismo tiempo que el CIEC. Un estudio describeun nuevo modelo que se ha denominado FishClim y que se aplica al bacalao del Mar del Norte desde 1963 hasta 2019 para estimar cómo interactúan la pesca y la CIEC y cómo ambas pueden afectar a las poblaciones en el futuro (2020-2100) utilizando los escenarios del CMIP65.

El modelo FishClim muestra que tanto la pesca como la CIEC están interrelacionadas y pueden actuar de forma sinérgica (por ejemplo, el colapso de 2000-2007) o antagónica (por ejemplo, la segunda fase del estallido de gadoides). La falta de seguimiento de la CIEC, para que la gestión de la pesca ajuste inmediatamente el esfuerzo pesquero en respuesta a los cambios de productividad de la población impulsados por el medio ambiente, creará por tanto un retraso en la respuesta perjudicial que puede provocar el colapso de la población.

Encontramos que durante 1963-2019, aunque el efecto de los impulsores de la pesca y de la CIEC fluctuó anualmente, la influencia conjunta de la pesca y de la CIEC en la población de bacalao del Mar del Norte fue casi igual, con un ~55 y un ~45%, respectivamente. En consecuencia, la aplicación de FishClim, que cuantifica con precisión la influencia respectiva de la pesca y el clima, ayudará a desarrollar mejores estrategias para una gestión sostenible y a largo plazo de las poblaciones de peces.


La gestión de las poblaciones de peces siempre ha sido una tarea difícil porque las poblaciones existen en ecosistemas complejos que pueden experimentar cambios sustanciales desencadenados por fuerzas extrínsecas (por ejemplo, la pesca y la CIEC, véase la definición de CIEC en la Tabla 1) e intrínsecas (por ejemplo, procesos biológicos o ecológicos) Estos cambios pueden provocar el colapso de las poblaciones debido a la sobreexplotación o alteraciones del área de distribución espacial inducidas por el clima, con consecuencias sobre la abundancia local de peces Aunque muchos estudios han investigado cómo la pesca y el medio ambiente pueden interactuar para afectar a una población de peces, la contribución respectiva y precisa de la pesca y la CIEC y cómo varía en el tiempo sigue siendo poco conocida, aunque es probable que este conocimiento sea fundamental para una gestión eficaz de la pesca.



El bacalao del Atlántico Gadus morhua L. ha disminuido en el Mar del Norte desde el final del estallido de los gadoides y se ha debatido si la CIEC ha contribuido o no con la sobrepesca a la disminución de la biomasa reproductora (SSB). Sorprendentemente, aunque algunos estudios han investigado conjuntamente la influencia de la CIEC y de la pesca en la SSB del bacalao, no se ha intentado cuantificar con precisión los efectos de ambos factores, a pesar de su importancia en términos de gestión de la población. Como resultado, las prácticas de gestión actuales siguen ignorando la influencia potencial de la CIEC en las poblaciones de bacalao. Esto es especialmente preocupante ya que el cambio climático antropogénico está teniendo una influencia discernible en muchos ecosistemas marinos y que sus impactos pueden aumentar drásticamente en las próximas décadas2,

Para investigar la influencia de la pesca y de la CIEC y cómo podrían interactuar para afectar a la población de bacalao del Mar del Norte, diseñaron un modelo en el que el tamaño de la población de bacalao (Biomasa estandarizada de la población reproductora o dSSB en adelante, dependía de (i) la tasa de crecimiento de la población r, (ii) la intensidad de la pesca α y (iii) la máxima SSB estandarizada (denominada mdSSB en adelante) que puede alcanzarse en el espacio y el tiempo y que sólo puede resultar de la CIEC en ausencia de explotación («Métodos»). Hemos llamado a este modelo FishClim y lo hemos aplicado al Atlántico nororiental (mares que rodean al Reino Unido) con una resolución espacial de 0,25° de latitud × 0,25° de longitud, haciendo hincapié en la población de bacalao del Mar del Norte.

Artículos relacionados

Lo más popular