europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Sector Pesquero El ministro Planas busca países del arco atlántico para sumarse al veto...

El ministro Planas busca países del arco atlántico para sumarse al veto a las 87 zonas


El ministro Planas busca sumar más países al recurso de la pesca de fondo, entre los que cabría sumar a los del arco atlántico como Irlanda, Portugal y Francia. Así, Planas dice que el Gobierno trabaja con Bruselas para corregir el veto a la pesca de fondo a partir de diciembre,»Evidentemente, deseo que el plazo sea el mínimo posible», ha subrayado, reconociendo que primero tendrá que ser publicado un resumen del mismo en el diario oficial correspondiente. Planas ha indicado que ha estado en contacto con sus homónimos en los demás estados afectados, como Irlanda, Francia o Portugal, invitándolos a que se sumen a la demanda.

.

La reunión de la Mesa de la Ciencia Pesquera, ayer en el Auditorio Mar de Vigo.
photo_cameraLa reunión de la Mesa de la Ciencia Pesquera, ayer en el Auditorio Mar de Vigo.

El ministro asegura que el Gobierno mantiene contactos con dichos países y trabaja con Bruselas para corregir el veto en su revisión a mediados de mes.El reglamento creado, en sí, bajo la premisa de proteger los ecosistemas marinos vulnerables (VME) supone de factor un veto a la pesca de fondo que practican los arrastreros y, sobre todo, palangreros de fondo gallegos en 87 caladeros. Ante ello, España presentó un recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE, comenzando de esta forma una lucha frente a la Comisión Europea en la que espera no estar sola. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, comentó ayer en Vigo que espera que Irlanda, Francia o Portugal, los otros países afectados, se sumen a la demanda

El ministro de Pesca, Luis Planas, destacó tras la inauguración de la Mesa de la Ciencia Pesquera en Vigo que el diálogo entre los investigadores y el sector permitió al Gobierno presentar ante el Tribunal de Justicia Europea el recurso contra el veto a las artes de fondo en 87 zonas de aguas comunitarias. “Sin nuestros científicos, nuestros juristas no habrían tenido los argumentos para interponer ese recurso”, señaló Planas.

A preguntas de los periodistas, el ministro destacó que el Gobierno permanece en contacto con los demás estados miembros afectados, en particular Irlanda, Francia y Portugal, y busca que estos países se sumen también al recurso. “Les hemos invitado a que si lo estiman oportuno se unan a la demanda española porque creo que sería una señal positiva, en todo caso a ellos corresponde y el peso y el valor jurídico será el mismo si lo interpone solo España o si tiene el apoyo de otro estado”, afirmó el responsable de la cartera de Agricultura y Pesca.

Planas aseguró que el Gobierno también trabaja con la Comisión Europea para, a partir de mediados de este mes, “corregir la situación producida” por el veto a la pesca de fondo. El ministro explicó que el recurso a este veto fue presentado por el Ejecutivo hace dos semanas, por lo que “aún es pronto” para saber el tiempo de tramitación del mismo. “Evidentemente, deseo que el plazo sea el mínimo posible”, subrayó, reconociendo que primero tendrá que ser publicado un resumen del mismo en el diario oficial correspondiente.

Retraso a enero

Por otro lado el informe del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) que servirá de base para revisar las 87 áreas que desde el golfo de Cádiz a Irlanda han sido vedadas a la pesca de fondo no se publicará hasta finales de enero. El retraso en la fecha que estaba prevista para el lanzamiento del estudio —el 16 de diciembre— fue relevado ayer en la Comisión de Pesca de la Eurocámara por el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, que ayer volvió a defender la actuación de la Comisión, a quejarse de que hubo países que no facilitaron datos y a que defender que la protección de los ecosistemas marinos es la mejor forma de garantizar que pueda seguir habiendo pesca y pescadores.

El mismo comisario de Pesca expuso que el año está siendo fatal para el sector. Que ha salido del covid pero débil como para soportar la guerra de Ucrania y el coste del combustible ha acabado de comerse todos los ahorros en una actividad tendrá un rendimiento global negativo. Por eso consideró imprescindible acelerar la transición energética en un sector que hasta ahora había permanecido al margen.

Sinkevicius  solo arrancó aplausos de los diputados de los Verdes, a los que ya les tarda la prohibición del arrastre. Del resto obtuvo poco más que reproches.




Artículos relacionados

Lo más popular