europa-azul.es
sábado, enero 28, 2023
Inicio Sector Pesquero La mayoría de los TACs y cuotas de España seguirán dependiendo de...

La mayoría de los TACs y cuotas de España seguirán dependiendo de las negociaciones de terceros países

La mayoría de los TACs y cuotas de España seguirán dependiendo de las negociaciones con terceros países. Mientras tanto, la Comisión ha publicado su propuesta de límites de capturas para las poblaciones de peces en las aguas de la UE del Océano Atlántico, Kattegat y Skagerrak para 2023, incluidas las poblaciones de aguas profundas para 2023 y 2024. La propuesta se refiere a 17 totales admisibles de capturas (TAC) para las pesquerías que operan sobre poblaciones gestionadas únicamente por la UE. La recuperación de las poblaciones más importantes, especialmente el jurel en el Norte, permite a la Comisión proponer un aumento de las cuotas. La propuesta se actualizará una vez concluidas las consultas bilaterales (con Noruega y el Reino Unido) y multilaterales con los Estados costeros, y una vez finalizados los procesos de toma de decisiones en las organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP).

Virginijus Sinkevičius, Comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, ha declarado que «nuestra propuesta de aumento de las capturas de las poblaciones atlánticas gestionadas por la UE es una buena noticia para nuestros pescadores y llega en el momento oportuno dada la grave situación económica a la que se enfrentan, con el aumento de los precios del combustible y el impacto en la rentabilidad del sector. La propuesta demuestra que la gestión de la pesca basada en la ciencia es rentable. Sin embargo, me preocupa mucho el estado de la anguila europea. Debemos ser decisivos a la hora de reforzar las medidas en el mar y pido a los Estados miembros que actúen sin demora ante las demás presiones que sufre esta población».

La propuesta se basa en el dictamen científico del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM):

En el caso de 8 de las 17 poblaciones, el dictamen permite a la Comisión proponer límites de capturas acordes con el objetivo de la gestión sostenible de las poblaciones de peces (rendimiento máximo sostenible, o RMS), con un aumento de los límites de capturas para seis de estas ocho poblaciones.


En el caso de las nueve poblaciones, los datos científicos no eran suficientes. Por ello, la propuesta se basa en el criterio de precaución. Para todas estas poblaciones, se propone una reconducción o una disminución de los límites de capturas.
Poblaciones para las que se dispone de asesoramiento científico: límites dentro del rendimiento máximo sostenible

La Comisión propone fijar los TAC en el punto de RMS para seis de esas ocho poblaciones.

En el caso de la solla del Kattegat, la Comisión propone un TAC inferior al punto de RMS. La fijación de un TAC más bajo para la solla permitiría la recuperación del bacalao en la misma zona, que es una captura accesoria de la misma pesquería y para la que existe un dictamen de captura cero.

Para la merluza del sur del Golfo de Vizcaya, las aguas ibéricas y las aguas alrededor de las Azores (merluza del sur), la propuesta sugiere un aumento del 10% del total admisible de capturas, manteniéndose dentro del rango de RMS aconsejado por el CIEM. Este aumento adicional se produce después de un importante incremento anual del TAC para 2022, propuesto por la Comisión sobre la base de dictámenes científicos y acordado por el Consejo el 17 de octubre de 2022. La propuesta también mantiene un límite de capturas recreativas de dos peces por día para la lubina del sur en el Golfo de Vizcaya, también en el RMS.

Poblaciones en espera de dictamen científico

Para el besugo de las aguas ibéricas, una población de aguas profundas, el CIEM emite su dictamen cada dos años. Por lo tanto, la propuesta incluye los TAC para 2023 y 2024 para esa población.

Otras siete poblaciones, gestionadas únicamente por la UE, están pendientes de dictamen científico (la anchoa del Golfo de Vizcaya, tres poblaciones de cigala, el bacalao del Kattegat y la población de granadero de aguas profundas del Skagerrak y el Kattegat), mientras que el TAC de la anchoa de las aguas ibéricas y de las aguas que rodean las Azores ya se ha fijado hasta junio de 2023.

Mayor protección de las anguilas debido al estado crítico de las poblaciones

La Comisión propone además reforzar las medidas existentes para la protección de las anguilas en todas las aguas pertinentes de la UE, concretamente en el Atlántico, el Mar Báltico y el Mediterráneo, con el fin de contribuir a la recuperación de la población. La propuesta para 2023 amplía la veda para cualquier actividad pesquera de la anguila de tres a seis meses consecutivos en las aguas marinas y salobres adyacentes y aclara a los Estados miembros cómo fijar los períodos de veda para garantizar su eficacia.

En su dictamen sobre la población europea de anguilas, el CIEM reiteró que la situación de la población sigue siendo crítica. El CIEM también aconseja que las capturas de anguila sean nulas en todos los hábitats y en todas las fases de la vida. Además, el CIEM aconseja que se reduzcan al mínimo y, en la medida de lo posible, se eliminen las repercusiones no pesqueras, como la destrucción y pérdida de hábitats, las barreras a la migración (centrales hidroeléctricas, estaciones de bombeo) y la contaminación. En su evaluación técnica de la aplicación del Reglamento sobre la anguila por parte de los Estados miembros, publicada a principios de este año, el CIEM concluyó que los Estados miembros no habían hecho ningún progreso en general y destacó la necesidad de hacer un mayor esfuerzo para abordar los impactos no pesqueros.

La propuesta, que ha tenido en cuenta los comentarios de una consulta a las partes interesadas sobre la mejor manera de aplicar los últimos dictámenes científicos, aborda únicamente la mortalidad de las anguilas en la pesca comercial y recreativa.

La Comisión Europea (CE) propuso este viernes aumentar un 10 % las capturas de merluza y un 12 % las de rape en 2023 en el Cantábrico y las aguas de Portugal.


En el caso de la merluza que se captura en el Cantábrico y las aguas de Portugal, incluidas las de las Azores, las capturas se situarían en las 15.554 toneladas, mientras que para el rape alcanzarían las 4.156 toneladas.

El Ejecutivo comunitario presentó este viernes su propuesta sobre las posibilidades de pesca en las aguas comunitarias del Atlántico y el mar del Norte para el próximo año, que incluye 17 Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas.

Las cifras publicadas se basan en el asesoramiento científico del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés).

Bruselas precisó que la propuesta tendrá que actualizarse cuando concluyan las negociaciones bilaterales con países como Noruega o el Reino Unido, con los que la Unión Europea comparte aguas.

La Comisión plantea elevar un 15 % las capturas del jurel en las aguas ibéricas entre Finisterre y Tarifa, hasta las 158.005 toneladas, y un 33 % las del gallo en el Cantábrico, las aguas ibéricas del Atlántico y las Azores, hasta las 3.120 toneladas.

La flota pesquera de Punta Umbría (Huelva) amarrada durante los paros de marzo. EFEAGRO/Julián Pérez

Para la cigala que se captura en el Cantábrico propone un recorte del 36 % frente a 2022, hasta las 9 toneladas.

En cuanto al abadejo del Cantábrico, se propone un recorte del 10 %, hasta las 149 toneladas, en tanto que para el que se pesca en las aguas ibéricas entre Finisterre y Tarifa, además de en las Azores, la reducción también es del 10 %, hasta las 182 toneladas.

Los ministros de Pesca de los Veintisiete intentarán lograr un acuerdo sobre las posibilidades de pesca en el Atlántico y otras aguas para el año 2023 en su reunión del 12 y 13 de diciembre

Artículos relacionados

Lo más popular