jueves, agosto 18, 2022
Inicio Eólica Marina y Energías Marinas La eólica flotante de Saitec en Armintza echa a andar con pruebas...

La eólica flotante de Saitec en Armintza echa a andar con pruebas en el Puerto de Bilbao

La ingeniería vasca comenzará la semana que viene las pruebas del proyecto de DemoSATH en las dársenas de Santurtzi antes de su traslado a mar abierto

En pleno auge de las renovables flotantes, Euskadi encara un verano en el que va a poner su primera pica en el ámbito eólico, uno de los sectores que más crecimiento tiene previsto para los próximos años. El problema de la costa vasca y, salvo excepciones, también de la del conjunto de España es que el mar es muy profundo y por eso no es fácil instalar los molinos sujetos al fondo marino.

Por eso, uno de los proyectos de investigación que está impulsando el Gobierno vasco y para el que prevé solicitar fondos europeos es el de los aerogeneradores flotantes. El objetivo es contar con un «hub industrial y tecnológico» para desarrollar la energía eólica flotante en el sur de Europa. En total, la inversión prevista en este proyecto, entre las empresas y las administraciones que se integren en este proyecto europeo, asciende a 40 millones de euros.

Así fue el final del ensamblaje de DemoSATH / Saitec
Así fue el final del ensamblaje de DemoSATH / Saitec

Entre ese despliegue de la eólica flotante destaca una empresa: Saitec. La ingeniería vasca trabaja de la mano del Gobierno vasco para instalar en la parcel marina que el EVE impulsa frente a la costa de Armintza (BiMEP) la que será la primera experiencia de eólica ‘offshore’ en Euskadi: el proyecto DemoSATH, una plataforma abarcará 2.000 metros cuadrados, 30 metros de manga y 68 metros de eslora sobre la que se va a instalar el primer aerogenerador flotante conectado a la red eléctrica española. Capaz de generar 2 MW -la energía equivalente al consumo de algo más de 2.000 hogares-, el proyecto ha ido consiguiendo prefabricar las piezas, ensamblarlas para formar tanto la plataforma como el aerogenerador con el que se espera sortear el problema de los fondos marinos de Euskadi y poder instalar, por fin, parques de eólica offshore en la comunidad autónoma. Tanto es así que la compañía ya tiene toda la plataforma lista en el puerto de Bilbao y espera comenzar la semana que viene las pruebas de la plataforma en las dársenas de Santurtzi.

Las pruebas tendrán lugar concretamente en Punta Sollana. Allí se encuentra ya toda la infraestructura lista para su ‘bautizo’. Para asegurarse de que todo funciona correctamente, la botadura tendrá lugar en el puerto y será allí donde permanezca durante una semanas donde Saitec va a monitorizar que todo funciona adecuadamente. La ingeniería pretende asegurarse de que los datos se transmite y reciben correctamente, testar el conjunto de la infraestructura -que ya estará allí completa, con el aerogenerador incluido- y chequear que todo funciona correctamente, también los sistemas electrónicos del interior, en los que se trabaja. Más adelante, aunque dentro del periodo estival, será cuando la firma traslade a Armintza esta plataforma

Aerogenerador flotante de Saitec en pruebas en el Cantábrico. / EP
Aerogenerador flotante de Saitec en pruebas en el Cantábrico. / EP

El primer paso para instalar los aerogeneradores más grandes del mundo en la costa vasca

De salir todo bien durante las pruebas, este podría ser el primer paso para que Armintza se convierta en una infraestructura clave para la energía. Allí ya está el depósito de Gaviota con el que Enagás está preparando a España para hacer frente a un invierno donde el reto será garantizar el suministro de gas y este paso podría ser la primera piedra para que después Saitec haga realidad uno de los proyectos en los que está trabajando, con trámites burocráticos ya en marcha: la instalación de los aerogeneradores más potentes del mundo en la costa vasca. Eso es lo que busca el proyecto Geroa: hacer un parque de eólica marina frente a Armintza con tres grandes molinos de 15 MW de potencia cada uno para sumar 45 MW en total en la que se convertiría la mayor instalación de este tipo en España.

Antes tendrá que salir bien el experimento de dos años, este proyecto DemoSATH, pero la compañía ya dejó claro en su momento que lo natural sería que después del aerogenerador de 2 MW -del que se extraerán conclusiones para Geroa- llegase este parque eólico, una infraestructura de dimensiones colosales y que podría convivir con el hermano pequeño que busca precederle.

De entrada, la plataforma en la que se instalarán los aerogeneradores de 15 MW ocuparán el espacio de un estadio de fútbol y alcanzarán una altura de 110 metros sobre el nivel del mar, lo es una altura equiparable a un edificio de unas 36 plantas aproximadamente. El diámetro del roto de la turbina es decir, la circunferencia que dibuja la turbina con el giro de las aspas, sería del doble respecto a DemoSATH, alcanzando los 170 metros aproximadamente

Artículos relacionados

Lo más popular