Noticia general

ICCAT no logra un consenso para recuperar el patuto calificando el sector de fracaso la reunión de Croacia

ICCAT no logra un consenso para recuperar el patuto calificando el sector de fracaso la reunión de Croacia

El sector pesquero califica de “fracaso estrepitoso” la reunión de la Comisión para Conservación del Atún Atlántico (Iccat) en Croacia. Esta reunión anual finalizó sin que las partes alcanzaran un acuerdo para acometer la recuperación del patudo, cuyo stock está siendo explotado por encima de niveles sostenibles.

La falta de consenso en el grupo de trabajo provocará que sigan vigentes las medidas de conservación y ordenación en vigor desde 2016 con un TAC anual de 65.000 toneladas, tope de capturas que durante los dos últimos años ha sido rebasado en un 20%. “La asamblea de Iccat de este año ha sido un fracaso estrepitoso”, sentencian desde Dubrovnik.

Los científicos instaron a Iccat a garantizar “urgentemente” una disminución de la presión pesquera sobre una población sobreexplotada. Así, con el propósito de propiciar la recuperación del stock de atún patudo, los biólogos propusieron una disminución del TAC cercana al 20%, hasta situarlo en unas 55.000 toneladas, además de otra serie de medidas como la reducción del número de buques auxiliares y dispositivos de concentración de peces o aumento de observadores en los buques. Estas propuestas no recibieron el apoyo de los países asiáticos, con grandes flotas de buques palangreros. Otros estados reclamaron su derecho a aumentar la flota.

Según ha afirmado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en un comunicado de prensa, la recuperación de esta especie supone “un espaldarazo a la correcta gestión de las organizaciones regionales de pesca”, en este caso el ICCAT, que ha conseguido recuperar el recurso “gracias a un ejercicio conjunto de responsabilidad en la gestión de esa pesquería”.

Entre las mejoras del nuevo plan de gestión, destacan la flexibilización de las temporadas de captura y la eliminación de las restricciones a la inclusión de buques artesanales en los planes anuales de pesca.

Asimismo, se ha actualizado el cuadro de cuotas asignando a la Unión Europea en 2019 y 2020, con un total de 17.623 y 19.460 toneladas por año, lo que significa un aumento de 93 y 100 toneladas extras. Estas cuotas adicionales están pendientes de reparto en el seno de la UE, lo incrementaría el cupo nacional hasta las 5.625 toneladas el año que viene. Con ello, el aumento global de cupo superaría el 13%, respecto a las 5.000 toneladas de 2018. No hay novedades para el bonito del norte cuyo TAC será de 33.600 toneladas.

Malestar en Cepesca

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) ha calificado de “fracaso” la incapacidad de las partes contratantes de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), para alcanzar un acuerdo sobre un nuevo programa plurianual de conservación y ordenación para los túnidos tropicales y, en especial, para la especie patudo, según ha informado en un comunicado.

La patronal pesquera también ha valorado el acuerdo para adoptar un plan de gestión del atún rojo, una vez certificada la recuperación de esta especie y ha mostrado su decepción por el veto de los países asiáticos a la aprobación de un proyecto de recomendación sobre la conservación de tiburones capturados en asociación con pesquerías que son competencia de ICCAT.

Cepesca, que ha realizado estas valoraciones tras finalizar la 21 Reunión Extraordinaria de ICCAT, ha lamentado, en referencia a los atunes tropicales y específicamente del patudo, las trabas puestas principalmente por las delegaciones asiáticas (China, Corea y Japón) a un acuerdo, básicamente para evitar la aplicación de cualquier tipo de medida de gestión a sus flotas de palangre.

La patronal destaca la oposición y la postura de Brasil que, tras superar ampliamente en 2017 el umbral fijado para los países sin cuota, “exigía que el resto de los países se hiciera cargo de la devolución de las mismas”, según ha explicado el secretario general de Cepesca, Javier Garat, que ha estado presente en la reunión, también en representación de Europeche.

Desde Cepesca se aboga por la asunción de medidas efectivas de limitación y gestión de capacidad para todas las artes y países y hace un llamamiento a todas las partes contratantes para que sean responsables en la gestión de sus respectivas flotas en la pesca de patudo.

Respecto a las decisiones tomadas en ICCAT sobre la pesquería de atún rojo, Cepesca valora que se haya pasado de un plan de recuperación a un plan de gestión de esta especie en el Atlántico y Mediterráneo, ya que la población de esta especie está completamente recuperada y en niveles de biomasa históricos. A este respecto, Cepesca confía en que las partes contratantes de ICCAT respeten las normas y apuesten por una gestión responsable y sostenible.

Por último, Cepesca valora que se haya decidido que para los países miembros de ICCAT que tienen barcos costeros de pequeña escala autorizados a pescar atún rojo, se asignen cuotas sectoriales específicas y se indiquen en sus planes de pesca e inspección qué medidas adicionales se establecerán para supervisar estrechamente el consumo de cuota de este segmento de la flota, tal y como ya prevé la legislación española.

Almadrabas

Sin embargo, el reparto de cuota no satisface a las cuatro almadrabas de Cádiz, que esperaban en 2019 llegar al nivel que tenían cunado se aplicó la restricción en 2008, es decir, las 1.440 toneladas. La reunión de la ICCAT destina a España para la próxima temporada un total de 5.559 toneladas para las distintas pesquerías del atún rojo, de las que 1.350, solo un 13% más que en 2018, unas 60 toneladas de incremento, corresponden al sector almadrabero.

Los expertos constatan la recuperación de la especie tras diez años de restricciones y ajustes en sus capturas
La responsable de la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba, Marta Crespo, reconoce a la vuelta de la reunión que el encuentro de Dubrovnik ha sido, en líneas generales, satisfactorio porque establece un plan específico, pero los almadraberos seguimos pagando los platos rotos porque nuestra cuota no sube un 20% como se había determinado en la reunión celebrada en Marrakech el pasado año, donde se estableció un incremento lineal con este porcentaje hasta 2020. El motivo obedece, según Crespo, a que en el reparto del pastel han entrado nuevos países, como son el caso de Egipto, Turquía, Albania y Túnez, lo que obliga a un reparto más amplio.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS