Industria Naval

El naval asturiano aumenta la contratación un 30 por ciento aunque ve mucha incertidumbre en el futuro


El naval asturiano incrementó la contratación de buques en un 30 por ciento, con un buen momento durante la pandemia, pero atisba mucha preocupación para el futuro, según El Comercio de Gijón.

No obstante, algunas actividades, como el naval, tienen la mirada puesta en el medio y largo plazo, ya que a corto plazo cuentan con suficiente carga de trabajo e, incluso, han batido récords estos meses. Es el caso de los astilleros asturianos Gondán y Armón.

Pese a la pandemia, según los datos que maneja la patronal del sector, Pymar, durante el primer semestre de 2020 los astilleros de la región consiguieron contratar ocho nuevas unidades, elevando la cartera de pedidos al cierre del semestre hasta las 16, por un importe conjunto de 616 millones de euros, lo que supone un incremento del 30% frente al cierre de 2019 y el mejor dato del sector asturiano desde el año 2001.

En el último ejercicio las instalaciones asturianas habían contratado ocho unidades por un importe total de 300 millones de euros. Fue el segundo ejercicio con mayor importe firmado en la región de los últimos 17 años. El 94% de la contratación respondió a demanda extranjera, lo que pone de relieve el carácter exportador del sector. Así, Asturias cerró 2019 con una cartera de pedidos de once unidades que suponen 477 millones de euros, la mayor cifra en los últimos 18 años.

El reto, sin embargo, será mantener la actividad a ese ritmo. La consejera delegada de Pymar, Almudena López del Pozo, reconoce que, teniendo en cuenta el actual contexto mundial y la influencia de la pandemia, el sector naval «deberá continuar trabajando muy duro para seguir manteniendo estos niveles de actividad durante los próximos meses». No obstante, es optimista, puesto que el camino recorrido «les hace posicionarse en una buena situación de partida para afrontar este desafío».

Carga de trabajo hasta 2022

Astilleros Gondán, que cuenta con una plantilla de 400 personas entre personal directo e indirecto, tiene en la actualidad carga de trabajo hasta 2022. «A corto plazo la situación no es preocupante, pero sí a medio y largo plazo porque hay incertidumbre», señalan fuentes de la empresa.

Este mismo año, el astillero ha firmado el mayor contrato de su historia: la construcción de dos buques para el armador noruego Ostensjo Rederi A/S, de 88,3 metros de eslora y 19,7 de manga, diseñados «con el objetivo de convertirse en los barcos más ecológicos y eficientes del mundo de sus características».

Tampoco en Armón hay preocupación a corto plazo. Solo en la región cuenta con 900 trabajadores y «seguimos teniendo el mismo nivel de capacidad», destacan fuentes de la empresa. Así, el astillero mantiene su cartera estable, y para el próximo año «no se esperan cambios».

Uno de sus principales proyectos es el ‘Eleanor Roosvelt’, ferry encargado por la naviera Balearia, que ha supuesto una inversión de 90 millones de euros, y que se estima que será entregado en el primer trimestre del año que viene.

What to read next

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS