europa-azul.es
miércoles, febrero 21, 2024
Inicio Euskadi Malestar por la ampliación de la veda francesa a toda la flota...

Malestar por la ampliación de la veda francesa a toda la flota comunitaria y de terceros países

La industria pesquera europea critica la urgencia esgrimida por Francia para cerrar el Golfo de Vizcaya a las actividades de la flota europea y pidió un «trato justo» y «una compensación» a los buques afectados.

«Francia está extendiendo esta prohibición a otros buques, a pesar de las normas de la Política Pesquera Común, para mitigar posibles capturas incidentales de pequeños cetáceos en sus aguas», denunció en un comunicado la industria pesquera de la Unión.

La Asociación Europea de Organizaciones de Productores de Pescado (EAPO) y Europêche expresaron su pleno apoyo a todos los buques afectados por esta decisión, más de 500 buques pesqueros de la UE, y a todo el sector que depende de estas pesquerías.

«Esta prohibición de pesca tendrá consecuencias de gran alcance y afectará negativamente a toda la comunidad costera de la UE», indicaron en un comunicado.

La industria pesquera europea está desconcertada por la «urgencia» invocada por Francia al activar el cierre del Golfo de Vizcaya, especialmente teniendo en cuenta el dictamen del Consejo Internacional de Exploración del Mar (CIEM) y la propuesta de la Comisión de revisar la recomendación conjunta para el invierno de 2025, que sugiere una ausencia de crisis inmediata.

Cree, además, que Francia «no sólo perturba las actividades pesqueras, sino que también socava la esencia de la unidad europea y el marco de colaboración» en el marco de la política común.

También lamentan las «disparidades de compensación» y precisan que no todos los buques bajo todas las banderas tendrán acceso a una compensación a menos que la proporcione el gobierno francés, quien toma las decisiones en esta situación.

Las organizaciones instan a la Comisión de la UE a abordar y pronunciarse explícitamente sobre la medida de emergencia propuesta por Francia.

El presidente de Europêche, el español Javier Garat, señaló que aunque los miembros de la industria practican una pesca responsable y sostenible, el precedente establecido por esta decisión socava la confianza que nuestros pescadores depositan en la Política Pesquera Común (PPC).

Un desafío

«Es un desafío abogar por la consulta, la cooperación, la proporcionalidad», dijo Garat, quien consideró «imperativo realizar una evaluación exhaustiva del impacto» y una «revisión completa de estas decisiones».

Según él, la Comisión debe intervenir para garantizar que las normas de la UE se apliquen correctamente.

El presidente de la EAPO, Esben Sverdrup-Jensen, criticó por su parte que París no haya planteado ninguna «consulta previa» y no ofrezca «ninguna compensación» y consideró que la decisión «asesta un duro golpe a la unidad europea que es central para la PPC».

La Comisión Europea (CE) ha invitado a los países europeos, cuya flota se ve afectada por el cierre de la pesca en el Golfo de Vizcaya acordado por Francia, a dar ayudas europeas para compensar las pérdidas causadas por no poder acceder a esos caladeros.

«Los Estados miembros podrán hacer uso de la financiación de la UE para compensar las pérdidas sufridas por los pescadores que ya no pueden acceder a sus caladeros debido al cierre para proteger a los cetáceos en aguas francesas. La Comisión invita a los Estados miembros a hacer uso de esta posibilidad de apoyo», indicaron a EFE fuentes comunitarias.

La semana pasada, Francia extendió a los barcos de todas las naciones el cierre de las capturas a los pesqueros con una eslora igual o superior a ocho metros y equipados con ciertos tipos de redes en el Golfo de Vizcaya entre el 22 de enero y el 20 de febrero próximos para proteger a los delfines.

Según indicó el Ministerio francés de Transición Ecológica, los pesqueros que faenen en la zona en ese periodo en contra de esta norma se enfrentará a sanciones judiciales y administrativas

Artículos relacionados

Lo más popular