miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio Sector Pesquero Los palangreros de fondo piden repartir la bolsa sobrante de merluza

Los palangreros de fondo piden repartir la bolsa sobrante de merluza

Los palangreros de fondo que descargan en Ondarroa se sienten perjudicados por los nuevos topes de captura que ha establecido la Administración española. Esta flota que tiene el 70 por ciento de su explotación para la merluza mantiene que «se les ha reducido la captura de merluza a 1.500 kilos a la semana de cinco días, para el segundo semestre, y el besugo en 30 kilos». Según mantienen los armadores «fuimos incluidos en una bolsa común que nos hacía recaer un volumen de merluza y ahora dicen que hay unos consumos muy elevados y nos quitan la posibilidad de contar con los sobrantes de capturas», según declara, Alberto Yañez, armador del barco ‘Beti Mauricio’ que originariamente era de armadores de Mutriku y que en 2002 fue vendido a Pesquerías Yañez.

En total son 70 barcos que emplean palangre de fondo. Muchos de estos barcos, que pescan en la VIIIc, en la costa francesa, se dirigen a la caballa y bonito, en el primer semestre y después a la merluza.. «Nos están ahogando con la merluza. No sacamos rentabilidad con los actuales volumenes de captura. Queremos que se gaste la cuota. Va a sobrar 1 millón de kilos y no se nos va a dar. Si no se consume la Administración no va a poder negociar más cuota en Bruselas. Por ello, es necesario que se reparta». En esta dirección, solicitan que «se agote toda la bolsa y no se les impida pescar».


Por otro lado, Alberto Yañez, critica los aumentos de las cuotas de la Seguridad Social y los precios energéticos que acumulan los problemas. «El resto de especies alternativas, como la caballa y bonito se vienen agotando de forma rápida. Antes se tenía una amplia cuota de bonito que ahora se ha visto reducida. También nos dicen que el besugo ha agotado la cuota. No tenemos salida y parece que lo único que quieren es desguazar esta flota. Los caladeros tenemos recuperados y nos tienen que dar lo que nos corresponde», mantenía Yañez, cuyo barco trabaja en Ondarroa aunque manda su pescado a Galicial «por el mejor precio».

Artículos relacionados

Lo más popular