viernes, julio 30, 2021
Inicio noticias de pesca Los astilleros unos con mucha carga de trabajo y otros con poca

Los astilleros unos con mucha carga de trabajo y otros con poca

Los astilleros gallegos o tienen mucho trabajo o tienen poco o nada. No tienen término medio. Los tres astilleros vascos han superado la covid con 17 buques. Desde el estallido de la pandemia han firmado 8 nuevos contratos.

En Galicia, mientras que los tres mayores astilleros privados de Galicia —Hijos de J. Barreras, Metalships & Docks y Astilleros San Enrique (la antigua Factorías Vulcano)— se encuentran parados, sin carga de trabajo ni buques en cartera, tres constructores navales —Armón Vigo, Freire Shipyard y Nodosa— presentan una flamante cartera de pedidos, integrada por 16 buques, valorados en 750 millones de euros, que es la que mantiene en pie buena parte de la industria auxiliar en uno de los momentos de mayor zozobra del sector desde las reconversiones de los años 80 y 90.

Armadores de Groenlandia son los clientes de los nuevos buques construidos por Astilleros Murueta.Así, Armadores de Groenlandia son los clientes de los nuevos buques construidos por Astilleros Murueta. 

El sector empresarial vasco de construcción naval formado por tres pequeños astilleros privados, –los vizcainos Zamakona y Murueta, y el guipuzcoano Balenciaga–, está superando con nota la adversa coyuntura económica mundial derivada del covid y al cierre del primer trimestre de 2021 contaban con 17 buques en cartera, tras lograr firmar 8 nuevos contratos desde que se iniciara la pandemia.

El sector naval da por perdido a  La Naval de Sestao perdiendo unas infraestructuras únicas en Euskadi para la construcción de barcos, la cartera de pedidos de los astilleros vascos concentrados en nichos concretos de mercado, muy especializados y tecnológicamente punteros, confirman la competitividad de la industria naval del País Vasco.

Armón Vigo, filial del grupo asturiano Armón, tiene contratados un pesquero para Islandia, dos oceanográficos (uno para Irlanda y otro para el IEO), un arrastrero para Huelva y dos buques pesqueros, uno para Pescanova y el otro para la armadora argentina Moscuzza.

En la cartera de Freire Shipyad (Vigo) hay tres buques oceanográficos, para Bélgica, Abu Dabi y EE.UU. respectivamente; dos superyates, uno para Mónaco y otro para EE.UU. además de dos reflit de embarcaciones, una reconversión en un yate de lujo y la otra en un oceanográfico. En cuanto a Nodosa (Marín) tiene dos buques frigoríficos para Groenlandia y un buque draga para la armadora gallega Canlemar.

De los tres grandes constructores navales, el que tiene «mejor pronóstico» es Metalships. El astillero propiedad del empresario Manuel Rodríguez entregó hace un mes el crucero ultraprémium Sea Cloud Spirit, el segundo velero más grande del mundo.

Con la cartera de pedidos a cero, la actividad del astillero, que vuelve a estar a la venta, se centra ahora en la reparación de buques, a la espera de que entre en vigor un contrato firmado por la división de barcos de poliéster para África, que incluye, además de la construcción de lanchas, varias patrulleras de acero que asumiría Metalships, según fuentes sindicales.

Artículos relacionados

Lo más popular