domingo, agosto 1, 2021
Inicio Euskadi Indignación entre los atuneros por la importación de 35.000 toneladas libres de...

Indignación entre los atuneros por la importación de 35.000 toneladas libres de China

Los atuneros españoles no dan crédito a las facilidades de la UE a China. La UE sigue dando más opciones a los lomos de atún chinos dando 35.000 toneladas libre de impuestos para enviar a Europa.

Pese a todo el trabajo por mantener la sostenibilidad social de la especie y el esfuerzo realizado diferenciándose de otras flotas bajo sospecha, la UE consigue dar más permisos  a los lomos de atún asiáticos, capturados por barcos señalados por pesca ilegal y, lo que es peor, por explotación laboral y por contravenir los derechos humanos.

Las peticiones para que los contingentes arancelarios, esas partidas de materias primas de las que la UE es deficitaria y, por tanto, permite importar con un carga impositiva más reducida, cuando no nula no dañen al sector atunero comunitario no se ha vuelto a hacer el más mínimo caso. Pero en este problema que la industria de transformación es partidaria de elevar el volumen de lomos que puede entrar sin arancel en el mercado europeo.

Y, por otro, el de la flota atunera española, que lo pesca cumpliendo todas las exigencias laborales, sociales, medioambientales e higiénico sanitarias que impone Europa y para la que esa liberalización de cargas no tiene más apelativo que el de dumping. De hecho, la patronal pesquera europea, Europêche, ya solicitó a la Comisión que inicie una investigación sobre las importaciones de lomos de atún procesado procedentes de China libres de aranceles. El destino de casi tres cuartas partes de las toneladas que llegan para ser procesadas en las conserveras españolas proceden de ese país.

Los últimos contingentes aprobados por la UE dieron el visado sin coste a 30.000 toneladas de lomos de atún y, según tiene entendido el sector, esa será la cantidad que plantee España, a medio camino entre las 0 que sugiere la flota y los 50.000 que en la última negociación propuso Conxemar.

El sorprendente interés polaco

Anteriormente Julio Morón, gerente de Opagac (Organización Productores Asociados Grandes Atuneros Congeladores), explicó en el Consejo una propuesta de compromiso de repetir esa cantidad. Sin embargo, la presidencia alemana atendió la demanda de un país como Polonia, «que no procesa atún y nunca había mostrado interés por ese producto», pero que en esta ocasión reclamó 85.000 toneladas. Así, la Comisión elevó la propuesta a 40.000 toneladas, para sorpresa e indignación de la flota.

Mil euros de diferencia

«Queda otra ronda y el Consejo todavía lo debe discutir», pero Opagac confía en que se rebaje el volumen, porque la entrada de lomos de atún chinos, «que ya tienen precios irrisorios aún con arancel, trastorna el mercado nacional». Si el atún de la flota española se vende a 4.100 euros la tonelada, el chino está a 3.100, «si encima se le exime del 24 % de arancel», el problema está servido, justifica Morón, que asegura que la flota europea «vende mejor en Bangkok que en Vigo», donde solía comercializar este producto.

El gerente de Opagac vincula la entrada de lomos chinos a la caída de la actividad en puertos gallegos eminentemente atuneros, como es el de A Pobra do Caramiñal, el principal puerto de descarga de atún entero congelado que está «prácticamente sin actividad». Una ralentización que ha constatado Portos de Galicia, que certifica que en julio se descargó un 18 % menos que el año anterior y en agosto la caída fue del 25 %, pero lo achaca a que la flota atunera estuvo parada en las Seychelles guardando cuarentena tras dar positivo por covid varios tripulantes.

Diferente precio entre el atún chino y europeo

Las diferencias de precio entre el atún europeo y el chino podrían explicarse por la «existencia de ayudas ilícitas y exenciones fiscales presuntamente concedidas por la Administración china al sector exportador de atún, tanto en lomos como en conserva». De esas prácticas de dumping tendría pruebas la patronal Europêche, que ha trasladado la información a la Comisión Europea, a la que solicita que abra una investigación. Ante tales evidencias, «el sector pesquero europeo insta a la UE a eliminar cualquier exención arancelaria actual y futura para los lomos de atún, que proceden fundamental de China, y evitar así un daño mayor a la economía y al mercado», expone la patronal en un comunicado.

Europêche defiende que cualquier «subvención perjudicial o exención fiscal concedida a los exportadores chinos debería recibir toda la atención de la CE». De hecho, recordaba que en abril del 2016, EE. UU. ya presentó una solicitud formal a la OMC (Organización Mundial del Comercio) para que China aclarara las subvenciones a la pesca y las ajustara a las condiciones establecidas por esa institución. Sin embargo, y según apunta Europêche, este proceso parece estar lejos de completarse, pues las exportaciones de lomos de atún y sus procesados «pueden entrar en la UE en condiciones injustas, como ventas a pérdidas o subsidiados». España es una de las que más lomos importa. De las 30.000 toneladas que podían entrar al 0 %, acaparó 20.853, y el 71 % procedían de China, según datos de la patronal comunitaria.

Artículos relacionados

Lo más popular