europa-azul.es
miércoles, febrero 21, 2024
Inicio Euskadi La trasparencia y la trazabilidad del mercado principal defensa contra los ataques...

La trasparencia y la trazabilidad del mercado principal defensa contra los ataques a la pesca europea

La eurodiputada de EAJ-PNV, Arantza Bilbao. espera que las mejoras que el nuevo reglamento de control aporta sobre la procedencia y método de captura del pescado (trazabilidad) y las reformas por las que aboga el Parlamento en la Política Pesquera Común (PPC) y la Organización Común del Mercado (OCM) de los productos de la pesca y la acuicultura permitan a los consumidores elegir plenamente informados los productos más sostenibles y contrarresten las campañas que periódicamente se lanzan para desprestigiar el sector pesquero europeo.

Igualmente ha celebrado que el euro cámara apoye medidas para evitar que productos vegetales o de otra naturaleza puedan venderse con etiquetas que induzcan a pensar a los consumidores que son alimentos de origen marino.

El parlamento europeo ha dedicado la mañana de este jueves, la última jornada del pleno que mensualmente celebra esta institución en Estrasburgo a debatir sobre tres informes relacionados con el sector pesquero. En ellos se pasaba revista y proponían mejoras para la Política pesquera Común, el reglamento que regula la organización común del mercado de los productos de la acuicultura y la pesca, del que Izaskun Bilbao Barandica es ponente, sobre el Plan de acción de la UE: proteger y restaurar los ecosistemas marinos en pro de una pesca sostenible y resiliente y sobre el papel de la Unión europea para prevenir las repercusiones de la pesca ilegal en la seguridad alimentaria.

Tan amplia agenda ha permitido repasar el resultado de la aplicación de la legislación comunitaria sobre el sector en los últimos diez años y constatar que los argumentos con que determinadas organizaciones atacan al sector pesquero europeo pese a operar con las prácticas más sostenibles del mundo siguen teniendo predicamento en algunos escaños de la extrema izquierda mientras que para la extrema derecha todo el esfuerzo realizado por el sector y las instituciones comunitarias para avanzar hacia la sostenibilidad económica, ambiental y social de la actividad pesquera se presentan como innecesarias cortapisas a la libre actividad extractiva y comercial. En el centro una amplia mayoría de la cámara ha respaldado las mejoras y avances que gracias a la digitalización añaden fiabilidad y contenidos a la información que recibe el consumidor de pescado. Esta mejora facilita elegir y comprar las producciones más sostenibles y respalda a quienes las practican.

Izaskun Bilbao Barandica que, como ponente, ha presentado el informe sobre la OCM y ha intervenido también en el debate sobre la PPC ha incidido en este aspecto al concluir el debate. “El sector pesquero europeo vive hace años una campaña de desprestigio, ha denunciado, que no se compadece ni son sus esfuerzos para redimensionarse, ni con las innovaciones con que mejora sus técnicas de trabajo, ni con los datos que certifican que es un ejemplo de sostenibilidad. Tampoco con la evidencia de que gracias a nuestros acuerdos con países terceros contribuye a difundir estos valores en los mares de todo el mundo.

Así ha denunciado las campañas que padece el sector, que olvidan los esfuerzos realizados para reducir su capacidad, innovar técnicas y fijar cuotas sobre la base del estado de los stocks pesqueros y ha destacado que la evolución del reglamento de la OCM de la pesca y acuicultura que ha respaldado esta mañana la euro cámara con el apoyo de 415 de sus miembros “es también una herramienta de primer orden para enfrentar con más transparencia, datos, control y profesionalidad las maledicencias que insultan a los miles de profesionales que se juegan la vida en el mar para aportar componentes de alta calidad a la dieta de la Unión”. Estas mejoras, más datos, más información, nuevas certificaciones, refuerzan el contrato de confianza que los pescadores tienen con los consumidores” Por ello ha animado a las instituciones comunitarias a “alinearse con un sector que afrontó en primera fila y antes que muchos otros el desafío de la triple sostenibilidad, económica, social y ambiental. Y que no puede seguir aceptando ni campañas que ignoren esta trayectoria ni medidas que necesitan mucho más soporte argumental que un eslogan populista”.

Bilbao Barandica ha celebrado igualmente que la euro cámara haya apoyado las propuestas de su informe para reconocer las cofradías de pescadores como organizaciones de consumidores y financiarlas mejor. También ha defendido una aplicación homogénea de estas normas en todos los estados miembros para evitar distorsiones en el mercado. Finalmente ha apostado porque los datos recogidos por el observatorio europeo de productos de la pesca (EUMOFA) sirvan también para arbitrar medidas de intervención en el mercado ante crisis puntuales e imprevisibles como la que desató la pandemia. Entre las que el informe reconoce figura la oportunidad de incluir el almacenamiento de pescado.

La política bermeana ha hecho especial hincapié en que la evolución de esta norma y del reglamento de control, debe impulsar mejoras en el etiquetado que trasladen fielmente a los consumidores más información avalada por más garantías de fiabilidad. Y ha destacado que las nuevas etiquetas “deben impedir la intrusión de transformados vegetales o de otra procedencia en el mercado de productos del mar. El pescado no se cultiva en tierra firme. El sector pesquero exige poner coto a ofertas que, enmascaradas con presentaciones engañosas, tratan de atribuirse cualidades dietéticas, organolépticas y de sostenibilidad de las que carecen. Condiciones que solo aportan a la dieta los productos del mar”

Bilbao Barandica ha intervenido igualmente en el debate sobre la política pesquera común y ha aplaudido que el informe reconozca su aportación a la sostenibilidad del sector y el combate contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Pero además ha pedido más sensibilidad y dialogo con el sector para corregir errores como el de los desembarcos. “Coincidimos con el sector, ha dicho, en que hay que revisar aspectos incumplibles de la actual PPC, como la obligación de desembarques. El papel lo aguanta todo, la realidad no. Un comisario de pesca podría corregir estos errores acercando más las instituciones comunitarias al sector, integrar el mar, rotundamente, en la estrategia De la Granja a la Mesa”

Finalmente ha apostado porque la próxima revisión de la PPC “asuma la diversidad del sector, la integre en la definición de pesca artesanal y permita la renovación de su flota, aspectos clave para la des carbonización, para mejorar la seguridad y condiciones de los trabajadores del sector y para hacerlo más atractivo y propiciar la renovación generacional”.

Artículos relacionados

Lo más popular