La Fundación Tara crea criptomonedas con la energía de las mareas

 

El dispositivo empleado con el ‘Ocean Miner’ fue posicionado en el Golfo Morbihan, localizado en la costa atlántica de Francia. Esta localidad garantiza una marea alta y fuerte, por eso es ideal para la realización de este proyecto, propuesto como solución al problema de la energía renovable.

En cuanto al funcionamiento del equipo, ‘Tara Expeditions’ explica en el pasaje siguiente que:

El equipo de la Fundación Tara y la Agencia FF imaginaron un sistema inédito compuesto de una turbina hidráulica, instalada en Bretaña, en Morbihan, donde las corrientes marinas y las mareas son muy fuertes. Esta turbina es accionada naturalmente por la fuerza de las corrientes, lo que convierte la energía del océano en electricidad. Un ordenador especializado en minería, en la producción de bitcoins, está conectado a la turbina. Las monedas digitales generadas son convertidas en euros y pueden reinvertirse directamente en la investigación del océano.

De acuerdo con el director general de la fundación, Romain Troublé, los avances son lentos, pero seguros, ya que este innovador proyecto podrá ser aplicado a un sinfín de campos más de la rama de la ingeniería y dentro de las nuevas tecnologías financieras de blockchain y criptomonedas. Troublé indicaba que “Esta instalación no cubrirá de ninguna manera las necesidades de la investigación científica, es solo una gota en el océano: una pequeña contribución simbólica a las expediciones dirigidas por Tara. Sin embargo, es una forma poderosa de recordarnos que solo la movilización de todos financiará la investigación para estudiar, comprender y preservar mejor el océano mañana “, continúa. Según él, el medio ambiente “representa menos del 3% de las donaciones hechas a organizaciones benéficas”.