europa-azul.es
sábado, mayo 25, 2024
Inicio Sector Pesquero La capacidad de pesca quedará revisada para llevar a cabo la descarbonización...

La capacidad de pesca quedará revisada para llevar a cabo la descarbonización de la flota pesquera en la UE

El comisario europeo Sinkevicius insistió en que la propuesta de vetar estos tipos de artes de pesca sí ha teniendo en cuenta aspectos socioeconómicos y no solo ambientales, al contrario de lo que mantiene el sector. También condiciona la revisión del veto al arrastre al dictamen científico y Planas discrepó: «Bruselas se extralimita». El secretario general de Cepesca Javier Garat que » estado todos alineados en defensa de la flota pesquera española».

. 

El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, ha asegurado que la revisión del veto a la pesca de fondo podrá llevarse a cabo una vez se publique a finales de este mes el dictamen del Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca (STECF, por sus siglas en inglés). Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior a la cumbre informal de ministros de Pesca de la Unión Europea, celebrada en Vigo en el marco de la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea. Preguntado sobre una posibilidad de eliminar artes de bajo impacto como el palangre de este veto, Sinkevicius se mostró una vez más inflexible e insistió en que la legislación debe aplicarse en “su totalidad”, lo que incluye también a los palangreros como pesca de fondo, una decisión que propició que el Gobierno presentase un recurso en el Tribunal Europeo de Justicia ante esta medida.

El comisario ha vuelto a explicar que para establecer el veto a estos tipos de artes de pesca sí se han tenido en cuenta aspectos socioeconómicos y no solo ambientales, pese a que el sector siempre ha criticado la ausencia de estos informes sociales y económicos.

Él ha insistido en que lo único que se estableció este año fue la entrada en vigor de un reglamento aprobado en 2018, que establecía 87 zonas que debían cerrarse para la pesca de fondo de más de 400 metros.

Para Sinkevicius, ahora se presenta un «nuevo capítulo», que supondrá la revisión de estas zonas, por lo que se han solicitado informes, que llegarán a finales de este mes de julio. A partir de ellos, se analizará una decisión que será comunicada. También ha dicho que la Comisión está consultando en la actualidad con las partes interesadas mientras espera por el dictamen, para luego tomar las medidas que vea oportunas.

La legislación debe aplicarse en «su totalidad»

Pese a ello, y preguntado sobre una posibilidad de eliminar artes como el palangre de este veto, Sinkevicius ha sido claro y ha indicado que la legislación debe aplicarse en «su totalidad», lo que incluye también a los palangreros como pesca de fondo.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha querido comentar las palabras del comisario, subrayando que España interpuso un recurso a la aplicación de este veto, asegurando que Bruselas se ha «extralimitado» en sus competencias, «desde el punto de vista de la forma y del fondo».

Para él, el palangre de fondo no debería estar incluido en dicha medida y ahora se abre una nueva vía para revisarla, cuando a finales de este mes se publique el dictamen científico.

En otro orden de cosas, Sinkevicius fue preguntado por la importación de pescado de países que han sido amolestados por Bruselas con «tarjeta amarilla» por pesca ilegal.

Al respecto, ha dicho que Bruselas dispone de «importantes contingentes arancelarios» que, en algunos casos, terminan a finales de año y que serán revisados, en particular en aquellos estados que impiden que la flota comunitaria pueda faenar en sus aguas.

En cuanto a la pesca ilegal, la Comisión es «inflexible«, según ha dicho, por lo que si se detecta se marca a ese país con una tarjeta amarilla y, de no ser corregidas estas prácticas, pasa a ser roja. Para él, se trata de una medida «eficaz».

Asimismo, ha dicho que la ley de restauración de la naturaleza que pretende impulsar Bruselas no afectará a la pesca de fondo y su objetivo «no es poner coto» a la actividad económica, sino conjugar la economía con la naturaleza.

La pesca desconoce cuál es la alternativa más viable a los combustibles fósiles con lo que el Consejo de Ministros informal de Vigo se quedó sin una hoja de ruta para avanzar en este objetivo de la descarbonización de la flota pese a que las intenciones de la reunión es que se marcara un antes y un después en el debate sobre la pesca extractiva y la actividad pesquera en la Unión Europea. Eso sí, el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, hizo un balance positivo de su mandato al frente del departamento aduciendo que «nunca se había hablando tanto de pesca en el Ministerio».

No está establecido el concepto de capacidad pesquera y además está totalmente anticuado en términos de arqueo y de potencia de motores. Por ello, para hacer inversiones para cambiar nuestra flota es preciso romper la vía de razonamiento que lleva a la limitación de los subsidios, lo que introduce el elemento de la OMC. A ello se le une: el envejecimiento de la flota, inadecuación de los barcos para acatar los nuevos requisitos técnicos en materia de selectividad pesquera [RMS y prohibición de descartes] ,la ausemncia de unl relevo generacional que repercuten sobre el binomio rentabilidad-sostenibilidad.

Junto a este problema, los ingenieros e investigadores han hecho prubas con diferenrtes compuestos hidrógeno verde, amoniaco y todo implica una gran problemática para los barcos. De hecho, Planas se ha referido a este asunto «¿Vamos a llegar tecnológicamente en el año 2050 a la neutralidad? Estoy convencido de que las tecnologías pueden hacerlo posible, pero todo eso no es más que una parte del debate. Hay que situar las cosas. El sector pesquero supone una pequeñísima parte de las emisiones. Por tanto, ¿tenemos que ir hacia la descarbonización? Sí, tenemos que acompañar al conjunto de la sociedad en ese cambio, pero mi preocupación no es si llegamos o no a la neutralidad carbónica en el 2050, sino cuál es el presente y futuro del sector pesquero. Por eso digo que el rótulo de la reunión de Vigo es el pactado con la Comisión Europea y es importante, pero España es más ambiciosa. Queremos hablar de los problemas de fondo».

Junto a ello está la incertidumbre que la Comisión Europea presentó cuatro documentos en febrero: sobre descarbonización, sobre revisión de la política pesquera común, sobre la Organización Común de Mercados y el plan de acción para la ampliación en un 30 % de las áreas marinas protegidas. España está de acuerdo en la necesidad de hacer una pesca sostenible y proteger los mares y océanos, que, por cierto. Incluso se habla de la minería submarina, junto a un de acción de la UE que no tiene una base jurídica para ser aplicado.

Balance de actividad

Frente a tanta incertidumbre si dijo Planas que «el balance lo tiene que efectuar el propio sector. Yo no estoy en condiciones de hacerlo ni es mi carácter. Lo que me dicen es que he sido probablemente uno de los responsables del ministerio que más tiempo ha dedicado a la pesca y soy consciente de ello. Además, es un sector que siempre me ha interesado y me interesa, por lo que le hemos dedicado mucho tiempo y hemos tenido logros muy positivos, como la Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, pero también muchas negociaciones pesqueras en Bruselas en condiciones nada fáciles y hemos tenido algunos momentos tremendamente dramáticos, sobre todo los naufragios, las muertes que se han producido en este período. Sin duda, el del Villa de Pitanxo fue el momento más duro como ministro y como responsable de Pesca, sin olvidar el ocurrido más recientemente en Cantabria. Este es un sector al que hay que rendirle homenaje siempre por el empeño de trabajo de todos los que están en él, por la dureza, por el riesgo que implica y por la importancia que tiene para disponer de pescado fresco y también de productos pesqueros para nuestra alimentación».

Artículos relacionados

Lo más popular