martes, abril 20, 2021
Inicio Industria Naval La construcción naval fue muy satisfactoria en 2020, pese al año de...

La construcción naval fue muy satisfactoria en 2020, pese al año de pandemia

Asturias copa la construcción naval en España. Según datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, durante 2020 los astilleros asturianos de Armón y Gondán (con instalaciones industriales en los concejos de Navia, Coaña, Gijón y Castropol) acapararon el 41% de la actividad ponderada de construcción naval en España. Tras Asturias están los astilleros de Galicia concentraron el 30% de la actividad ponderada y los de el País Vasco el 25%.

El alto índice asturiano se mantiene en el alto número de puestas de quilla (un total de siete el año pasado en Asturias), botaduras (siete), entrega de barcos (cinco) y sus características. En el ecuador de 2020, los astilleros asturianos tenían una cartera de pedidos valorada en 616 millones de euros, según datos de la patronal de constructores navales privados Pymar, en la que recientemente ha sido reelegido como presidente Álvaro Platero, presidente a su vez de Gondán, y de la que es consejero Laudelino Alperi, consejero delegado de Armón.

Además, durante el pasado año se firmaron importantes contratos que garantizan carga de trabajo para este 2021. Entre esos contratos destacan los firmados por Gondán con el armador noruego Ostensjo Rederi para la construcción de dos barcos para el mantenimiento de parques eólicos marinos, y con la compañía portuguesa Transtejo para la fabricación de diez transbordadores eléctricos, y el firmado por Armón con el armador noruego Knutsen para la fabricación de un buque para suministrar gas natural licuado entre barcos.

Esta semana, hizo sus pruebas de mar en el astillero de Armón en Gijón el primer ferry rápido del mundo para pasajeros y carga propulsado por motores de combustión interna a gas natural. Es el “Eleanor Roosevelt”, que el próximo mes se incorporará la flota de Balearia.

Empuje de Astilleros Armón

Su lugar lo ocupa ahora Asturias, gracias al empuje de Astilleros Armón, que acapara 10 de los 18 nuevos barcos contratados y 17 de los 44 buques en cartera en el conjunto del sector en España. Los tres barcos que firmó el naval gallego en el 2020 se los adjudicó Armón Vigo, filial del constructor asturiano, considerado ya como el mayor astillero privado de España.

En este contexto de crisis de contratación de nuevos buques es una misión vital garantizar actividad a partir del segundo semestre del 2021, cuando las gradas de los mayores astilleros privados queden sin barcos, tras las entregas de los respectivos buques que tienen ahora en construcción. Es una incógnita si cuajará el proyecto que han comenzado a impulsar los nuevos dueños adjudicatarios de Astilleros San Fernando (antes factorías Vulcano)

Artículos relacionados

Lo más popular