europa-azul.es
domingo, mayo 26, 2024
Inicio Investigación IOTC se ha convertido en la primera organización regional (OROP) en...

IOTC se ha convertido en la primera organización regional (OROP) en adoptar normas de seguimiento electrónico

HILARIO MURUA

La Comisión del Atún para el Océano Índico (IOTC) se ha convertido en la primera organización regional de ordenación pesquera (OROP) en adoptar normas de seguimiento electrónico. La decisión -tomada durante la 27ª reunión de la OROP atunera celebrada del 8 al 12 de mayo en Mauricio- supone un importante paso adelante en la promoción de una gestión pesquera responsable y basada en datos en el Océano Índico.

Las OROP se encargan de gestionar las actividades pesqueras comerciales en más del 95% de los océanos del mundo. Para garantizar que la pesca sea sostenible, las OROP deben supervisar de cerca las capturas y las actividades de los buques. Este esfuerzo puede resultar difícil cuando los buques pesqueros faenan en zonas remotas durante largos periodos de tiempo, fuera del alcance y la supervisión de las autoridades reguladoras. Los programas de seguimiento electrónico (EM) ofrecen una forma de complementar, o sustituir, la cobertura de observadores humanos y ampliar el seguimiento independiente de las flotas. Además, el VE puede mejorar la gestión de las pesquerías al fomentar una mayor transparencia y responsabilidad para las autoridades reguladoras, los pescadores, los minoristas y otras partes implicadas en la cadena de suministro de productos del mar.

La decisión de la IOTC de adoptar normas de seguimiento electrónico para sus pesquerías llega en un momento crítico para los océanos del mundo, especialmente para las pesquerías de atún del Océano Índico, valoradas en 8.600 millones de dólares. En la actualidad, las pesquerías de la IOTC sólo cuentan con un 5% de observadores humanos, un porcentaje que ha demostrado ser insuficiente para recopilar con precisión datos sobre capturas, capturas accesorias y otros datos científicos necesarios para la toma de decisiones de gestión. Además, los países ya han señalado las dificultades de cumplir este requisito dado el limitado espacio a bordo para alojar a los observadores humanos y las consiguientes limitaciones de costes, una situación que la pandemia mundial de COVID-19 exacerbó. A raíz de los avances realizados a lo largo de varios años para actualizar el Programa del Esquema Regional de Observadores y de la labor del Grupo de Trabajo ad hoc de la IOTC sobre el desarrollo de Normas de Seguimiento Electrónico (WGEMS), la CAOI ha adoptado sus Normas del Programa de Seguimiento Electrónico y sus Normas de Datos de Seguimiento Electrónico mediante la Resolución 23/08, lo que fomentará un mayor seguimiento de sus pesquerías.

Hay que elogiar a la Comisión del Atún para el Océano Índico por haber dado este importante paso hacia una mayor supervisión de sus pesquerías. En los próximos años, la Comisión y sus miembros deberían centrarse en garantizar la aplicación efectiva del programa EM y, lo que es más importante, aumentar la cobertura de observadores hasta al menos el 20% -el nivel recomendado por los científicos- en todas sus pesquerías, con la aspiración de alcanzar progresivamente el 100% de cobertura en las pesquerías industriales.

Al adoptar las normas EM para sus pesquerías, la CAOI ha dado ejemplo a otras OROP. Es de esperar que su actuación inspire a más países y organizaciones a adoptar tecnologías innovadoras para supervisar las pesquerías de forma independiente y contribuir a salvaguardar nuestros océanos y recursos marinos para las generaciones futuras.

Hilario Murua es investigador principal de la International Seafood Sustainability Foundation (ISSF) y presidente del Grupo de Trabajo ad hoc de la CAOI para la elaboración de normas de vigilancia electrónica.

Artículos relacionados

Lo más popular