europa-azul.es
domingo, diciembre 4, 2022
Inicio Europa Francia pacta paralizaciones temporales en el Mediterráneo

Francia pacta paralizaciones temporales en el Mediterráneo

La ministra francesa de Pesca, Annick Girardin, ha girado una visita al Mediterráneo en el objetivo de ayudar a los pescadores del Mediterráneo, tras reconocer que la nueva reducción del esfuerzo pesquero que les exige el plan de gestión es «un nuevo golpe para las empresas». No obstante, Girardin pidió a los pescadores que miraran al futuro.

«Debemos trabajar en los tres temas claves, (Brexit, Golfo de Vizcaya y Mediterráneo) de forma conjunta, teniendo en cuenta las especificidades de cada cuenca. Añadió que era necesario «repensar la pesca francesa» y preparar las negociaciones de la próxima Política Pesquera Común (PPC) en 2023. Pero antes habrá que encontrar medidas técnicas transitorias y «herramientas innovadoras».

Y, para todo ello, propone apoyarse en la ciencia para comprender mejor las poblaciones. Durante la reunión, los mediterráneos se sorprendieron al escuchar al ministro explicar que el problema del lenguado en el Golfo de Vizcaya o del bacalao en declive en Terranova se debe a la falta de juveniles «que se mueren de hambre por el cambio climático».

Estas palabras coinciden exactamente con las explicaciones de la crisis de la sardina que sufren los arrastreros del sur desde 2008. Sin embargo, para responder a estas crisis, «la única palanca que utilizamos es el pescador. Para cambiar este estado de ánimo, quiero poner la noción de ciencia al servicio del pescador».

Escuchar las demandas de pescadores

Pero el objetivo de esta visita era también escuchar las reivindicaciones de los pescadores del sur: celeridad en la tramitación de las solicitudes de paros temporales; paro parcial de los marineros al 100% en lugar del 70%; trabajo sobre los cargos fijos; aplicación de un plan de salida de la flota (PEF), etc.

También hay reivindicaciones más generales, como la «doble penalización» del reembolso de los paros temporales en caso de FSP, las dificultades del nuevo método de declaración social, la imposibilidad de modernización energética y la falta de atractivo de la profesión.

El ministro tiene la intención de aclarar estos puntos para «dar respuestas en un plazo de tres a cuatro meses». Ha dado diez días a las organizaciones profesionales para que presenten sus propuestas. Una determinación que se agradece, aunque «estamos a la espera de ver la realidad de las medidas que vienen», dijo un representante de los pescadores.

Artículos relacionados

Lo más popular