europa-azul.es
martes, abril 23, 2024
Inicio Euskadi Finaliza la veda en el Golfo de Vizcaya que dejó sin empleo...

Finaliza la veda en el Golfo de Vizcaya que dejó sin empleo a trabajadores de arrastre

La veda en el Golfo de Vizcaya se puso ayer punto final causando un grave perjuicio a los barcos de arrastre, como a dos barcos de Ondarroa, el ‘Kaxu’ y ‘Kaxarra’ que tuvieron que amarrar debido a la prohibición de Francia, apoyada por la Comisión Europea, de pescar en sus aguas, entre el 22 de enero y ayer. Esto ha supuesto la pérdida de empleo a 22 trabajadores, de dicha pareja, durante 30 días.

Entre las pescaderías no se ha notado una alteración de precios debido a que gran parte de la flota ha encontrado suministro en caladeros de Irlanda y Reino Unido. «Tampoco hay mucha demanda en esta época», decía Enrique Legasrda, responsable de los detallistas guipuzcoanos

El motivo de la veda aprobada tenía como objetivo proteger a los delfines, pero para los armadores vascas «nunca entendimos esta medida porque los científicos de AZTI demostraron que los pingers,dispositivos acústicos que ahuyentan a los cetáceos y que llevamos en nuestras redes, han reducido un 90% toda interacción con delfines», señaló Mikel Ortiz, de las Organización de Productores de Ondarroa.

Junto a ello, se han dejado sin pescar 200.000 kilogramos  de pescado que han dejado de llegar a las pescaderías de este país, tampoco. «Todo ello se ha visto sustituido por pescado congelado de importación que no respeta los derechos laborales, ni la cadena de frío, o por productos ultracongelados de dudoso aporte nutricional».

Los armadores van a estar expectantes si se producen nuevas órdenes de veda, aunque los en «totalmente posble», una vez que si se ha establecido una veda se podrá continuar con una medida que ha afectado a 500 barcos europeos.

El establecimiento de la veda «contraviene la soberanía alimentaria. El 70% del pescado consumido en Europa es de importación. A pesar de que la pandemia y la guerra de Ucrania nos han mostrado lo débiles que somos, dependiendo dramáticamente de países terceros, especialmente, Asia, seguimos castigando a los pescadores europeos en favor de flotas asiáticas de dudosa crediblidad», decía Ortiz.

Los armadores van a estar expectantes si se producen nuevas órdenes de veda, aunque los en «totalmente posble», una vez que si se ha establecido una veda se podrá continuar con una medida que ha afectado a 500 barcos europeos.

El establecimiento de la veda «contraviene la soberanía alimentaria. El 70% del pescado consumido en Europa es de importación. A pesar de que la pandemia y la guerra de Ucrania nos han mostrado lo débiles que somos, dependiendo dramáticamente de países terceros, especialmente, Asia, seguimos castigando a los pescadores europeos en favor de flotas asiáticas de dudosa crediblidad», decía Ortiz.

Bruselas ve insuficiente la veda en el Golfo de Vizcaya y pide acordar cierres más largos

La Comisión Europea cree que el cierre a la pesca en las aguas francesas del Golfo de Vizcaya decretado por Francia para proteger a los delfines es insuficiente para su conservación y aboga por que se decreten vedas más largas, pero en coordinación con los países afectados.

«La Comisión Europea saluda la medida de mitigación francesa para reducir las capturas accesorias de delfines (…) pero también creemos que la medida de cerrar obligatoriamente un mes no es suficiente», dijo la responsable de este área en la Dirección General de Asuntos Marítimos del Ejecutivo comunitario, Maja Kirchner, en la Eurocámara.

En un debate con los eurodiputados de la comisión de Pesca sobre la veda en el Golfo de Vizcaya, subrayó que las capturas accesorias de cetáceos han sido motivo de «preocupación» durante mucho tiempo, ya que «todos los inviernos varios cientos de delfines acaban en la costa francesa» y recordó que los informes científicos de 2023 consideran que se necesitan más medidas para evitarlas.

«Las medidas francesas solo cubren un periodo muy limitado este año y la Comisión Europea está convencida de que para tener cierres más largos sería mejor que los Estados miembros trabajen juntos en el grupo regional de las aguas suroccidentales», dijo la representante comunitaria en referencia a un grupo del que forman parte Francia, España y Portugal.

En este sentido, instó a que se pongan de acuerdo «rápido con vistas a implementar cierres más largos para la próxima temporada de invierno 2024-2025».

Con respecto a la veda ya en marcha, señaló que la información remitida por las autoridades francesas refleja que «parece haber funcionado bastante bien».

La veda decretada por Francia desde el 22 de enero hasta el 20 de febrero afecta a los barcos con más de ocho metros de eslora, lo que incluye a 41 navíos españoles de los que 20 han podido salir a faenar en otras aguas, pero no así los restantes 21, según ha informado el Gobierno español.

El Ejecutivo dijo a principios de mes que estudiaría posibles ayudas para los pescadores afectados, en tanto que el Gobierno francés ha anunciado que dará compensaciones por entre el 80 y el 85 % del volumen de negocio de los afectados.

A este respecto, Kirchner recordó que todos los Estados pueden dar ayudas a los pescadores afectados a través del Fondo europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura, y que Bruselas les ha pedido considerar esta compensación.

La eurodiputada socialista española Clara Aguilera criticó que la medida francesa, aún teniendo un objetivo «loable», fue adoptada sin consultar con los otros países afectados y sin avisarles con un mes de antelación como exigen las normas europeas; y pidió que en el futuro estas decisiones se tomen en el grupo regional.

«Cuando hay afectación de otros países, se espera que un Estado miembro como Francia pueda colaborar con España», dijo la eurodiputada, quien lamentó que se van «acumulando agravios» por parte del país galo.

La Comisión Europea, sin embargo, dijo que París había informado tanto al Ejecutivo comunitario como al resto de Estados el 3 de enero y consideró que la medida «no fue inesperada», puesto que deriva de una sentencia dictada en 2023 por la justicia francesa que fuerza al Gobierno a tomar medidas obligatorias para proteger a los delfines.

Se mostró de acuerdo, no obstante, en que las decisiones deberían tomarse en el grupo regional, pero incidió en que hasta ahora no ha sido posible por falta de acuerdo, pese a que este tipo de cierre se ha debatido en los últimos años en el grupo.

Artículos relacionados

Lo más popular