jueves, septiembre 29, 2022
Inicio noticias de pesca Estados Unidos utilizará tecnología de AZTI con el software AMBI

Estados Unidos utilizará tecnología de AZTI con el software AMBI

La presión en aumento sobre los mares de diferentes países del mundo causada por la urbanización y la industrialización de las zonas costeras ha impulsado en los últimos años diferentes programas y estrategias que buscan minimizar la contaminación y el vertido de residuos sobre las aguas. Sin embargo, los vertidos agrícolas, urbanos e industriales son todavía una gran amenaza para los ecosistemas marinos, por lo que es indispensable para las administraciones públicas conocer el estado ecológico y ambiental de estas comunidades. 

En este contexto, el centro tecnológico vasco AZTI desarrolló el software AMBI (AZTI’s Marine Biotic Index) para evaluar el impacto medioambiental en los mares producido por las diferentes actividades humanas. Una tecnología de referencia mundial que ha sido adoptada ahora por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos como sistema oficial de medición del medio marino. 

“La adopción de AMBI por parte de la EPA es un espaldarazo más al empleo de esta herramienta y supone una gran oportunidad para generar un mayor número de datos y aumentar el catálogo de especies incluidas en el sistema”, subraya Ángel Borja, Investigador de AZTI y coordinador de la herramienta.

La EPA es la encargada en Estados Unidos de asegurar tanto la limpieza de las aguas como de proveer información al Gobierno Federal sobre la salud ambiental del Océano Atlántico, el Golfo de México y el Pacífico. 

Gracias a esta integración, AZTI aumentará considerablemente la superficie de zonas costeras y estuáricas evaluadas a través de AMBI y que ya abarca todos los continentes del mundo y numerosos lugares como Nueva Zelanda, China, México, Canadá, Chile, Marruecos, Argelia, Irán, Arabia, India o toda Europa.

Dos indicadores

La herramienta AMBI fue desarrollada por el personal investigador de AZTI para establecer la calidad ecológica de las costas y estuarios europeos en base a la Directiva Marco del Agua y la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, que destaca la importancia de los indicadores biológicos para evaluar el estado de los sistemas marinos. 

Para este software, AZTI desarrolló dos indicadores: AMBI y multivariante-AMBI (M-AMBI), que permiten explorar la respuesta de las comunidades del fondo blando a los cambios inducidos por el hombre en la calidad del agua (vertidos, dragados, obras públicas o acuicultura), integrando las condiciones ambientales a largo plazo. 

El sistema calcula además los impactos en las comunidades de macroinvertebrados bentónicos y es capaz de predecir los impactos que una actividad nueva pueda llegar a generar, proponiendo medidas adecuadas para minimizarlos.

Artículos relacionados

Lo más popular