europa-azul.es
martes, abril 23, 2024
Inicio Internacional El presidente electo de Senegal promete renegociar los acuerdos pesqueros con terceros...

El presidente electo de Senegal promete renegociar los acuerdos pesqueros con terceros países como España

El nuevo presidente de Senegal Bassirou Diomaye Faye, el más joven de todos los elegidos, ha prometido que renegociará todos los acuerdos pesqueros que habían causado serios perjuicios al sector de túnidos español. A lo largo de cuatro años, los cañeros del Cantábrico llevan denunciando que no pueden hacer carnada generándose un grave problema a esta flota.

El opositor Bassirou Diomaye Faye es el presidente electo más joven de Senegal. A sus 44 años, este inspector de hacienda ha obtenido un abrumador 57% de los votos, según los datos provisionales, por lo que evitaría una segunda vuelta. Sus principales oponentes han concedido la victoria. Unas elecciones sin incidentes, con las que se espera poner fin a un turbulento periodo: meses de protestas, represión, muerte de manifestantes y encarcelamiento de opositores que hacían temer por el futuro democrático de uno de los países más estables del África occidental. Ya ha sido felicitado por la Unión Europea o Emmanuel Macro.

Papeletas de Diomaye Faye en los colegios electorales de la primera vuelta de las elecciones de Senegal.
Papeletas de Diomaye Faye en los colegios electorales de la primera vuelta de las elecciones de Senegal. / EP

 

Renegociar los acuerdos de pesca

La costa senegalesa es uno de los caladeros de mayor importancia para la flota española que opera en el Atlántico. España tiene varias empresas, especialmente gallegas, faenando en las costas gracias al “acuerdo de colaboración para la pesca sostenible” entre este país y la Unión Europea. En 2022, las autoridades senegalesas desbloquearon las licencias para 15 buques españoles.

En el programa de Diomaye Faye se apunta a que se renegociarán esos acuerdos. “Suspenderemos y evaluaremos todos los acuerdos de pesca de la zona económica exclusiva y auditamos los barcos de pabellón senegalés”, se lee en el punto seis del programa titulado “El proyecto: por un Senegal soberano, justo y próspero”. El partido PASTEF, de cuya ideología bebe el nuevo presidente, es conocido por su posición más dura con la injerencia extranjera y el colonialismo, especialmente de Francia. Promueve la lucha contra la corrupción como prioridad, y lo combina con toques de anticolonialismo y populismo social, que ha calado especialmente entre los jóvenes. 

“El cambio será profundo y estructural en cuanto a la gobernanza del país”, opina Momadou Diagne, migrante senegalés residente en España y miembro del Grupo de Reflexión y Acción de Senegaleses en la Diáspora. “En el programa se compromete a renegociar los contratos pesqueros porque le parece que son injustos, que benefician a países terceros como España y otras potencias”.

El problema de la pesca es que algunos países están esquilmando las aguas, subraya por su parte Sene Thiandoum, que participa en un laboratorio a distancia para sensibilizar a los migrantes y evitar que cojan los cayucos y arriesguen sus vidas en el mar. “He hablado recientemente con pescadores que habían ido en cayuco a España y habían sido devueltos, que me explicaban que salieron porque ahora hay menos recursos en el mar a causa de la sobreexplotación, especialmente de países asiáticos, que no dejan nada”. 

Tanto Sonko como Faye defienden una suerte de panafricanismo de izquierdas, con mayor integración regional, especialmente en la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO). Otra de las incógnitas es qué tipo de relación mantendrá a partir de ahora Senegal con otros países de la zona en un momento de máxima convulsión. Malí, Burkina Faso y Níger están gobernados por juntas militares tras varios golpes de Estado y la interferencia de los mercenarios rusos del Grupo Wagner, ahora África Corps.

Será presidente casi por accidente. Primero, porque hace tan solo 12 días aún estaba en prisión, acusado de propagar noticias falsas y difamación, que sus defensores consideran un montaje para impedir su candidatura. Y, segundo, porque Faye se postuló como candidato tras la encarcelación e inhabilitación de Ousmane Sonko, un líder muy popular, especialmente entre la juventud, que dirigía el disuelto Patriotas Africanos de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (PASTEF). 

“Me sorprende que quien va a dirigir el país sea alguien desconocido; sin Sonko nunca habría sido presidente, era su mano derecha”, explica Back Sene Thiandoum, senegalés ex secretario de la Asociación de los Inmigrantes Senegaleses en España (AISE) y ahora profesor de ciencias y tecnología en París. En las fotos del programa electoral y en la cartelería de la campaña, de hecho, Faye sale junto a Sonko. “Ahora nos preguntamos qué va a hacer, y si Sonko va a manipularlo o será Faye quien tome sus propias decisiones”.

Ciudadanos de Senegal hacen cola frente a un colegio electoral en la capital, Dakar, para votar en las municipales de 2022 (archivo).
Ciudadanos de Senegal hacen cola frente a un colegio electoral en la capital, Dakar, para votar en las municipales de 2022 (archivo). / EP

En su discurso de la noche el presidente electo mandó un mensaje tranquilizador a los socios extranjeros del país africano, entre los que se encuentra España. Senegal es y seguirá siendo un “aliado seguro y fiable” con quienes se comprometan con una “cooperación virtuosa, respetuosa y mutuamente productiva”. 

“Es posible que [el nuevo gobierno senegalés] también revise los acuerdos de cooperación migratoria”, apunta Sene Thiandoum. “Pero la Policía y la Guardia Civil salvan vidas. La gente que coge los cayucos no recibe buena información de los traficantes de personas: les dicen que tú vas allí y al día siguiente vas a encontrar trabajo”.

Según el Gobierno español, la colaboración operativa de las fuerzas de seguridad españolas y las actuaciones de las autoridades locales han permitido interceptar durante 2023, con datos hasta el 29 de octubre, un total de 7.132 personas que realizaban la ruta atlántica en dirección a las Canarias. Esa ruta ha dejado, solo el año pasado, más de 6.618 muertos, entre ellos 384 niños, según estimaciones de la organización Caminando Fronteras

Artículos relacionados

Lo más popular