europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Investigación El palangre se alía con la ciencia para revertir la “mala imagen”...

El palangre se alía con la ciencia para revertir la “mala imagen” de los grandes pelágicos

Cuatro organizaciones de productores de pesca, dos gallegas y dos andaluzas, han puesto en manos del Grupo de Investigaciones Agroambientales y Alimentarias de la Universidad de Vigo el estudio científico de pez espada, tintorera, marrajo y atún rojo. El objetivo era conocer los beneficios nutricionales de estas especies y aportar los datos necesarios para que la administración revise la ingesta máxima permitida, tildada de “demasiado conservadora”.

Texto: M.Barea
En un momento en el que el palangre de superficie, el arte de pesca más sostenible, está en el punto de mira de varias organizaciones ecologistas sin que el sector sepa muy bien por qué, cuatro organizaciones de productores pesqueros -OPP Burela, Opromar, Carbopesca y OPP-78 Organización de Productores Pesqueros del Estrecho- han decidido que sea la ciencia la que haga la valoración nutricional de estas cuatro especies, calibrando con los datos que obtengan en su trabajo de investigación si es saludable aumentar la ingesta máxima permitida de pez espada, tintorera, marrajo y atún rojo. De hecho, así lo indican ya los primeros resultados del trabajo llevado a cabo por el Grupo de Investigaciones Agroambientales y Alimentarias de la Universidad de Vigo(AA1).
De esta forma, durante el congreso “Beneficios del Consumo de Pescado para la Salud”, organizado por este ente universitario en el Edificio de Sesiones del puerto vigués, se dieron a conocer algunas de las conclusiones iniciales de la investigación. Datos que la vicerrectora de Bienestar, Equidad y Diversidad, María Isabel Doval, resumió en su intervención de forma clara y contundente: “Hablamos de cuatro especies que son beneficiosas para la salud y hay que contarlo sin miedo y con transparencia”. En este sentido, demandó una nueva narrativa porque, según destacó, “los beneficios de los grandes pelágicos no siempre se han contado bien”.
Una idea en la que también profundizó la Conselleira del Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana, quien alabó las iniciativas que surgen de la unión de productores,científicos y administración porque, explicó, “es la mejor fórmula para encontrar lasolución a la mayoría de los problemas que tiene el sector pesquero en la actualidad”.


En el acto de inauguración del congreso también intervinieron los representantes de lasdos organizaciones pesqueras gallegas que han impulsado este grupo de trabajo: la Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín (Opromar) y la Organización de Productores Pesqueros del Puerto de Burela (OPP Burela).


El representante de la primera, Juan Carlos Martín Fragueiro, criticó la presión a la que está sometida la flota “por parte de algunas ONG’s que no tienen en cuenta la ciencia” y lamentó la inclusión en el Apéndice II del CITES de la tintorera “porque esto supone un grave problema para su comercialización. Si a esto le unimos los mensajes catastrofistas sobre metales pesados, estamos ante una tormenta perfecta para eliminar al sector del palangre de superficie del lugar que ocupa en la pesca”.


El director gerente de Opromar indicó la intención del sector de “reducir y contrastar todos esos datos generando contenidos basados siempre en la ciencia porque, hasta ahora, todo lo que lee y escucha la opinión pública es alarmista”.


Por su parte, Sergio López, de la OP Burela, incidió en esta denuncia: “Nos están disparando por todas partes y no se tiene en cuenta que el palangre de superficie es un arte selectivo, donde las capturas se realizan de una en una”. También subrayó la importancia de ir de la mano de la ciencia y apostó por una “labor de divulgación en la que prevalezcan los datos”.


“Hay que revisar la ingesta máxima permitida”
La primera parte del congreso se dedicó a la nutrición y salud y Franklin Chamorro, investigador predoctoral del grupo AA1 de la Universidad de Vigo, fue uno de los grandes protagonistas. Sobre la ingesta máxima recomendada por las autoridades en el consumo de grandes pelágicos, Chamorro señaló que “fue hecha en base a la información científica que había en ese momento y debería ser revisada para adaptarla a la realidad, ya que se trata de una valoración muy conservadora”. En las primeras conclusiones extraídas de su trabajo de investigación, indica que “la composición nutricional de pez espada, tintorera, marrajo y atún rojo desvela un rico aporte enproteínas y aminoácidos esenciales, pudiendo aportar hasta un 30% de larecomendación diaria de proteínas para un adulto”. El investigador explicó en el congreso celebrado en Vigo que estas cuatro especies destacan por su contenido de vitaminas y de minerales como el selenio, “que es un importante protector del dañooxidativo, que ayuda a contrarrestar el efecto del mercurio del pescado”.

Por su parte, Ricardo Núñez Losada, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Santiago de Compostela, y Nicolás Piedrafita, nutricionista e investigador predoctoral de la institución compostelana, aportaron, desde diferentes ámbitos, su conocimiento sobre las cuatro especies estudiadas. El primero insistió en el efecto protector del selenio frente al mercurio, mientras que el segundo se refirió a la importancia del pescado dentro de la Dieta Atlántica, “un ejemplo de alimentación saludable”. Este nutricionista puso en valor los beneficios del consumo de pescado, insistiendo en que su ingesta habitual reduce hasta un 25% el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular debido al Omega-3 y que comer 100 gramos de pescado al día se asocia “con un 8% de disminución del riesgo de mortalidad y un 12% menos de riesgo d sufrir depresión”. Asimismo, Piedrafita destacó las proteínas de calidad -aminoácidos de alto valor biológico y de elevada absorción- y los nutrientes clave – vitamina A, B12 y D, Yodo, Selenio, Hierro y Zinc- que conllevan el incluir el pescado en la dieta.Seguridad Alimentaria, Trazabilidad y Sostenibilidad Carmen González Sotelo, investigadora del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM- CSIC), y Javier Velo, de la Organización de Productores Pesqueros Artesanales deTarifa (OPP-78), defendieron, por su parte, la trazabilidad como herramienta para garantizar la autenticidad de los productos de la pesca y la acuicultura. Mientras González Sotelo habló de diferentes casos objeto de estudio vinculados a la trazabilidad “y su capacidad para promover la innovación en el sector de la pesca y acuicultura y los beneficios socio-económicos que conlleva”, Javier Velo relató la experiencia de Tarifa, que les ha permitido crecer en ventas, obtener mayor precio por sus capturas y aplicar mejoras en los buques, que han redundado en un mayor beneficio económico.


Por su parte, Josune Larrañaga, directora de Calidad y Nuevos Productos en Mascato Salvaterra, insistió en su ponencia en los grandes beneficios nutricionales del consumo diario de pescado y explicó los controles de calidad y la evaluación de riesgos que realizan en su empresa, “tanto en mar como en tierra”, para garantizar que lo que llega al cliente sea un producto de calidad.


Por último, Emilio Martínez Cadilla, director general de Espaderos del Atlántico, se centró en la proactividad del sector pesquero ante las preocupaciones sociales y puso de ejemplo el proyecto de mejora pesquera FIP Blues, que promueven cuatro organizaciones de productores pesqueros y 14 empresas de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras y Transformadoras de Especies Altamente Migratorias.
Además, alertó sobre la opinión o dictámenes de determinados grupos “que pueden influir en el comportamiento de consumidores y comercializadores del mercado nacional e internacional” y criticó la “legislación emocional”, en la que predomina lo que dicen las ONG’s por encima del criterio científico.

El Congreso Beneficios del Consumo de Pescado en la Salud fue presentado por Miguel Ángel Prieto Lage, personal docente investigador del Grupo AA1, y se enmarcó en las actividades de difusión científica del proyecto “Beneficio del consumo de las especies tintorera, marrajo, pez espada y atún rojo”, que lleva a cabo el Grupo de InvestigacionesAgroambientales y Alimentarias (AA1) de la Universidad de Vigo en colaboración con Sealab y las organizaciones pesqueras de Burela, Marín, Carboneras y El Estrecho.

Artículos relacionados

Lo más popular