lunes, octubre 25, 2021
Inicio Internacional El inicio legislativo en México buena oportunidad para fortalecer la pesca

El inicio legislativo en México buena oportunidad para fortalecer la pesca

* Nancy Gocher (@NanElly18) es coordinadora de Incidencia de Oceana en México.

El 1 de septiembre inicia un nuevo periodo de sesiones en la Cámara de Diputados y Senadores y con ello, las y los legisladores tienen una nueva oportunidad para fortalecer al sector pesquero, que ha sido rezagado por varias legislaturas pese al desarrollo económico, social y alimentario que representa para México.

Las legislaturas pasadas no han proporcionado al sector pesquero las herramientas necesarias para que puedan sostenerse, ni mucho menos crecer. Existe una Ley de Pesca y Acuacultura Sustentable (LGPAS) que no se ha reformado ni adaptado al contexto actual, no ha habido preocupación por la abundancia en los mares mexicanos, por el estado de las especies ni mucho menos por las afectaciones en caso de colapsar o si dejan de existir. De hecho, la pesca no era un tema importante en el legislativo hasta el 30 de abril de este año cuando Estados Unidos impuso sanciones y prohibió la entrada de camarón mexicano a su territorio.

Cuando hablamos de la pesca, hablamos de un sistema donde se encuentran las y los pescadores, productores, comerciantes, consumidores nacionales e internacionales que requiere políticas públicas que den garantía de que esta actividad puede realizarse de manera sostenible y transparente en beneficio de todas y todos quienes participan en él, y es ahí donde las y los legisladores tienen un papel fundamental para fortalecer al sector.

En México existen poco más de 300 mil pescadores ribereños, personas que salen en pangas a pescar huachinango, mero, camarón, pulpo, jaiba, entre otras especies. La dura realidad a la que se enfrentan es que cada vez capturan menos, tienen que ir más lejos afectando sus ingresos y poniendo en riesgo sus vidas y esto porque 4 de cada 10 pesquerías se encuentran sobrexplotadas, deterioradas o colapsadas, por capturas excesivas, pesca ilegal, destrucción de hábitats marinos y contaminación.

Una especie sobreexplotada, deteriorada o colapsada significa que estamos en peligro de perderla y esto traería en consecuencia pérdida de empleos y posibilidades de alimentación sustentable, afectaciones al comercio interior y exterior, así como al equilibrio en el océano y el bienestar de las familias que viven de este sector.

¿Cuál es la importancia de las y los legisladores en esto? Es imprescindible impulsar una reforma a la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS) que refuerce la capacidad de las autoridades pesqueras, les dote de mayores atribuciones y presupuesto. Además, debe incluir un marco que obligue a las autoridades federales a preservar, restaurar y mantener las condiciones del hábitat y de las especies que viven en él.

Para ello se necesitan planes de manejo que establezcan plazos y metas para la recuperación de especies. La reforma a la LGPAS se debe de trabajar de la mano de especialistas, pescadores y sociedad civil en aras de fortalecer la pesca en México y recuperar la abundancia de nuestros mares para mejorar la vida de miles de personas.

El Congreso, en especial el Senado desde la Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), también puede impulsar alternativas de transparencia como la norma de trazabilidad que Oceana, junto con otras organizaciones, trabaja ya con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca para dar seguimiento a la pesca desde el barco hasta el plato.

Esta norma nos permitiría contar con información de todas las etapas de la cadena de valor de los productos del mar en beneficio de quien captura y de quien consume nacional e internacionalmente.

El liderazgo de las y los legisladores en este tema podría evitar más embargos pesqueros como el que actualmente enfrenta México al perder la certificación para exportar camarón a Estados Unidos, el cual tiene consecuencias para más de 250 mil personas que se dedican a esta actividad y pérdidas económicas por más de 200 millones de pesos

Desde Oceana hacemos un llamado a la nueva legislatura para que atienda los pendientes en materia pesquera para el bienestar de la sociedad y la conservación de los ecosistemas marinos, siendo el vínculo entre la gente que representan y el gobierno federal para que esta actividad esté al centro de las discusiones y se dé el peso que requieren zonas como Mazatlán, San Felipe, Tijuana, Ensenada, Los Mochis, Guaymas, San Luis Río Colorado, Ciudad del Carmen, Progreso, Tapachula, Veracruz, Puerto Ángel , Playa Paraíso, entre otras.

Es fundamental el compromiso de esta nueva legislatura para salvar la pesca, sin embargo no es una tarea en la que están solas y solos. En Oceana esperamos colaborar para garantizar la abundancia en los mares mexicanos, combatir la sobreexplotación de especies y la pesca ilegal, pero sobre todo para lograr la sostenibilidad del sector pesquero y caminar hacia la seguridad alimentaria, esperamos que no nos decepcionen.

Artículos relacionados

Lo más popular